SALVÓ EL IPHONE OCULTÁNDOLO ENTRE LOS CHOCOLATES

Turista asaltada se queja de la "impotencia policial"

Llegó a Uruguay, fue a comprar alfajores y sufrió una rapiña.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Erika, la turista que fue asaltada. Foto: Facebook.

Era poco después de medianoche, cuando la turista de Costa Rica y su familia, recién llegados a Montevideo, se detuvieron en la estación de servicio de 21 de Setiembre y Sarmiento. Ericka B. Herce, de 29 años, contó a El País que habían ido a cenar con su novio y el tío de éste, y al finalizar la velada decidieron parar en la estación de servicio para comprar alfajores.

"En eso entraron a asaltar dos tipos con casco y armados. Nos pidieron que nos pusiéramos de rodillas y les entregaremos todo, y a la cajera le exigieron que les diera el dinero.

"Mientras Diego (mi pareja) y su tío estaban encañonados, por instinto me fui hacia el fondo pensando en cómo esconder mi bolso. Me coloqué detrás de una bombonera de alfajores. Ahí simulé ponerme de rodillas como lo habían ordenado, pero empecé a sacar lo que podía del bolso, como un monedero y el iPhone. Los escondí entre los chocolates".

Erika no logró salvar todo. Los ladrones le quitaron el pasaporte, otros documentos y las tarjetas de crédito, al igual que sucedió con las pertenencias y el dinero de su novio y el tío.

"Nos hicieron caminar con las manos arriba hacia el fondo del local encañonados y nos despojaron de prácticamente todo lo que llevábamos encima", contó Erika a El País. Y agregó: "la señora encargada del kiosco dijo que era la segunda vez en el año que le sucedía".

Luego del suceso, se dirigieron a la comisaría más próxima —la Seccional 10ª— y allí efectuaron la denuncia. Según explica Herce, los policías fueron muy amables pero "no tenían las herramientas para trabajar".

"Llegué a la diligencia policial y no tenían cómo ayudarme a llamar a la embajada o a los bancos para cancelar las tarjetas ya que no podían hacer llamadas al exterior; tampoco tenían acceso a Internet para poder rastrear el iPhone del tío de mi pareja", dijo la chica. "Todo estaba prohibido o inhabilitado."

De acuerdo a la narración de la joven, tampoco le solicitaron una descripción física de los delincuentes. "Fue como un chiste", sostuvo.

A pesar de eso destaca que el oficial encargado "se comportó muy bien" e intentó colaborar "con todo lo que tenía a su alcance, que era un lápiz y un papel para escribir la denuncia" para que la chica la firmara.

Rastreo.

Luego de retirarse de la comisaría, se dirigieron a su apartamento e intentaron ubicar el iPhone del tío a través de un Ipad. Según la aplicación de rastreo, el último lugar en el que se había captado la señal del celular era la calle Nueva York. Allí se dirigieron a la comisaría nuevamente para alertarles de lo que habían encontrado y volvieron a su casa sin ningún avance.

Decidieron llamar a la embajada de Costa Rica y contar lo que les había sucedido, ya que además, la chica estaba sin pasaporte. Según narró Herce a El País, al día siguiente la embajada la llamó y le comunicó que un hombre llamado Juan había encontrado su bolso y sus documentos tirados en las cercanías de Tres Cruces.

"El embajador me puso en contacto con Juan, quien muy amablemente me explicó que había encontrado los documentos y que había llamado a la seccional de Policía para notificar el hallazgo", pero "ante la situación de burocracia que debía sortear —le decían que debía ir personalmente a la seccional para hacer la denuncia—decidió llamar a la embajada directamente".

Fue recién ahí cuando pudo recuperar su bolso y sus documentos.

"¿Qué pasa en Uruguay que no se puede andar tranquilo por las calles?", se pregunta Erika. "Vengo de pasar vacaciones en Nicaragua, divino todo; pasé un mes entero en Buenos Aires y había tranquilidad por las noches. Acá, en mi primer día, me roban y me voy impresionada ante la impotencia policial que hay en este país", se quejó la turista defraudada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)