Escapó herido de la persecución y se hizo pasar por víctima de un robo

El triple homicida dijo que en un caso mató por US$ 5.000

El asesinato del productor de arándanos Alejandro von Graevenitz habría sido a pedido de su hermana Claudia, quien ofreció US$ 5.000 por su vida, según dijo ayer el confeso matador de ambos —y de la joven Koni Silva— durante la instrucción del presumario en el Juzgado Penal de 4º Turno de Maldonado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El triple homicida es imputable, según la pericia psiquiátrica que se le practicó. Foto: R. Figueredo

El hombre aseguró que Claudia von Graevenitz le ofreció US$ 5.000 para que asesinara a su hermano. Empero, la mujer solo le habría entregado $ 90.000, lo que provocó un profundo malestar en el asesino. De todos modos, fuentes del caso indicaron que la deuda existente no explica el móvil de la muerte de la mujer. El mismo es confuso y se espera que quede claro a partir de las diligencias que se cumplan en las próximas horas.

Entre ambos hermanos existían profundas diferencias económicas producto del manejo que tenía el hombre del patrimonio inmobiliario heredado de la familia. Las diferencias entre los Von Graevenitz llegaron a tal punto que la hermana fue procesada tiempo atrás por la Justicia por atacar al productor de arándanos.

Tampoco el detenido explica por qué razón mató a la joven Koni Silva (19) en la cabaña de Punta del Diablo. En estos dos casos sus explicaciones fueron confusas.

Un móvil "claro".

El asesinato de Alejandro von Graevenitz es el único con un móvil claro y conocido: fue por precio o promesa remuneratoria. Este solo delito deja al detenido al borde del pedido de procesamiento por el delito de homicidio muy especialmente agravado, que tiene una pena mínima de penitenciaría de quince y una máxima de treinta años. A su vez, deberá enfrentar las penas que reciba por los otros dos homicidios, lo que deja al borde de una pena que se ubica en el límite superior del establecido por el artículo 312 del Código Penal.

El empresario de arándanos fue descubierto por una amiga extranjera que llegó hasta el lugar y que se encontró con la macabra escena. Según informó ayer FM Gente, la mujer no dominaba bien el español y conocía al joven que era el encargado del hostal que manejaba la hermana de Alejandro von Graevenitz. Se comunicó con él para darle cuenta de la situación y pedirle auxilio. Fue el mismo que, desde el hostal, se comunicó con la Policía y dio aviso de que el empresario había sido víctima de alguna especie de atentado. Incluso se trasladó hasta el establecimiento y estuvo con las autoridades policiales que llegaron al lugar para investigar los hechos.

Taxi gratis.

En la madrugada del domingo, el ahora detenido logró burlar el cerco policial tomándose un taxi en la zona conocida como Pantanal, al norte de la capital departamental, informó la emisora fernandina. Luego de abandonar la camioneta Meriva, acribillada a balazos durante la persecución de la noche del sábado, el sujeto caminó en la noche hasta un depósito de bebidas alcohólicas y gaseosas del Pantanal. El sereno del depósito lo encontró durmiendo al lado del galpón. Al homicida le faltaba un champión, estaba desalineado y portaba una campera rota por dos disparos. "Me asaltaron", exclamó. Paso seguido le solicitó ayuda para conseguir un taxi.

El taxista que llegó al lugar consideró que se trataba de una buena persona afectada por un caso de inseguridad. Lo llevó gratis hasta el hostal de la parada 8. "Tenía pinta de buen tipo", explicó el obrero del volante.

Actuaciones.

La jueza penal Adriana Morosini, la fiscal Adriana Arenas y la defensora de oficio María Eugenia Elso, encabezaron ayer una extensa jornada de interrogatorios y reconstrucciones de homicidios, que culminó tarde en la noche. Una serie de diligencias solicitadas por la defensa y por el ministerio público dilataron la resolución para hoy miércoles.

Las actuaciones judiciales motivaron el cierre del tránsito una cuadra a la redonda tomando como centro la esquina del juzgado, de las calles Sarandí y Arturo Santana. El entorno de la sede judicial fue controlada por un fuerte despliegue policial. Alrededor de cien personas, entre ellos los padres de Koni Silva y el padre del detenido, observaron las alternativas del trabajo judicial. Un incidente menor ocurrió entre los padres de la joven y del homicida que intercambiaron algunas frases a los gritos.

La pericia psiquiátrica efectuada por un médico forense confirma que el homicida es una persona "normal" y por tanto imputable. El consumo de drogas no atenúa su responsabilidad en los tres casos.

El padre del confeso triple homicida, pidió que la investigación continúe porque —aseveró— "acá hay una mafia en la vuelta".

"No vengo a decir que mi hijo es inocente. Estos asesinatos no los hizo Pablo, los hizo la droga", declaró el padre del hombre detenido como asesino de Koni Silva y de los hermanos Alejandro y Claudia von Graevenitz.

Fue atrapado por la Policía de Maldonado cuando se había parapetado en la casa de sus padres en Ocean Park, Portezuelo.

Su familia venía colaborando con las autoridades desde que se lo vinculó con la muerte de Koni Silva.

El padre reconoció que su hijo era consumidor de cocaína y que, según pruebas que le aportó la Policía, también de pasta base. "Mi hijo es víctima de la droga. Estos asesinatos los hizo la droga, porque yo tenía un hijo bueno", explicó el hombre al Canal 11 de Punta del Este, en declaraciones reproducidas ayer por Telenoche.

El hombre reconoció que teme por la vida de su hijo y pidió que se profundice la investigación "porque hay mucha más gente envuelta en esto. Y gente grande. Acá hay una mafia en la vuelta de Pablo", insistió.

Hija y sobrina de las víctimas indignada con la actuación.


Sabrina von Graevenitz, la hija del empresario de arándanos que fue asesinado en abril, posteó un mensaje en su muro de Facebook luego de conocer la noticia de la vinculación de Pablo García con la muerte de su tía y de su padre. La joven sostuvo que su familia hizo llegar a la Policía información relativa al asesino pero "no hicieron nada".

"A más de dos meses de haber asesinado a mi viejo, encontraron al culpable, pero no por haber investigado y hecho el trabajo que deberían haber hecho... Lo encontraron luego de haber cometido dos homicidios más, una pobre chica de 20 años con un bebe y a mi tía, hermana de mi padre. Muertes que se podrían haber evitado con una investigación profunda", indicó la joven, de 34 años.

"No hace mucho, le habíamos hecho llegar a la policía información de esta persona pero como era de esperarse NO HICIERON NADA! La verdad es que estamos destrozados, tristes por nuestra familia, la tragedia de esta chica y su familia... ESTO NO DEBE SUCEDER NUNCA MÁS! Le reclamo a las autoridades respeto a la sociedad, comenzar a preparar a una policía inútil a la que se le confía la seguridad de todos", agregó Sabrina von Graevenitz.

Pocas horas antes, Sabrina había colgado también en su muro de Facebook la foto del asesino (tomada de su perfil en la red social) y un mensaje que decía: "Está prófugo, por favor ayuden a encontrarlo. Prevengamos una muerte más".

Compartía el sushi y sus dotes de cantor.


En los comentarios sobre "Los Picaflores" que los clientes han dejado en la web turística Booking. com, hay varias palabras elogiosas sobre quien terminaría siendo un asesino múltiple. "El personal fue muy amable y Pablo compartió su sushi con mi esposa el día de su cumple", escribió uno de los huéspedes.

"Excelente lugar, en todo sentido, tanto en la limpieza, ubicación y sobre todo la calidad humana que nos brindó el señor Pablo. Nos hicieron sentir como en nuestra propia casa", añadió un turista que se pernoctó cuatro noches en una habitación con cama doble.

Otro huésped que estuvo dos días en el hotel de Parada 8 con su pareja, escribió un comentario el 6 de enero y calificó como "excepcional" su estadía en "Los Picaflores". "Excelente atención de Pablo, súper servicial y excelente onda", anotó.

Algunos días antes, el 31 de diciembre, otro visitante escribió: "Todo muy lindo. Pablo, el muchacho que está a cargo, tan buena onda. Hasta cantamos y tocamos la guitarra".

SABER MÁS

DESDE LA DETENCIÓN HASTA HOY.


1 - Los padres del asesino.

Después de matar a su tercera víctima, el ahora detenido fue a parar a la casa de sus padres en Ocean Park, Portezuelo. Desde allí, la madre llamó a la Policía avisando que se encontraba en su casa.

El padre del confeso asesino, manifestó que su hijo era adicto a la cocaína y que ése fue el detonante de los hechos.

2 - Confesión de los crímenes.

El detenido confesó de entrada la autoría de los crímenes de los hermanos Alejandro y Claudia von Graevenitz y de la joven Koni Silva.

El reconocimiento del triple homicida fue determinante para que la magistrada resolviera instruir los tres casos incluyendo las respectivas reconstrucciones, que se hicieron ayer.

3 - Declaración en el juzgado.

El asesino aseguró en los interrogatorios que Claudia von Graevenitz le ofreció US$ 5.000 para que matara a su hermano, el productor de arándanos Alejandro von Graevenitz. Finalmente, le habría pagado $ 90.000.

Sin embargo, fuentes del caso indicaron que la deuda existente no explica el móvil de la muerte de la mujer.

4 - Resolución en esta jornada.

Las 48 horas de plazo que tiene los magistrados para disponer medidas contra los detenidos vencen en las primeras horas de la noche de hoy miércoles. Se espera que, con las declaraciones a la vista, mucho antes de que culmine el plazo la jueza Adriana Morosini dispondrá alguna resolución a partir del pedido de la fiscal Adriana Arenas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)