INVESTIGACIÓN

Triple crimen de Rivera: indagados quedan libres y hay nuevo detenido

Alumnos y compañeros de docentes asesinados piden "justicia"

Con carteles y velas, muchas personas se concentraron frente al liceo donde enseñaba Zully Aguirre. Freddy Fernández.

RIVERAFreddy Fernándezmar ago 13 2013 08:41

Tras una jornada de intensos interrogatorios, el juez Marcos Seijas decidió, a la 1:52 horas de hoy martes, que quedaran en libertad las dos personas indagadas por el triple homicidio que conmocionó a Rivera. Hay un nuevo detenido por este caso.

Durante toda la jornada de ayer, los únicos dos sospechosos fueron una pareja de familiares del hombre, víctima de este brutal homicidio. Recién a las 20 horas, ingresó uno de ellos a declarar.

La larga jornada de interrogatorios en la sede judicial riverense finalizó poco antes de la 1:30 horas de hoy martes. En función de todos los elementos reunidos en la investigación —incluyendo las actuaciones realizadas por la Policía Técnica y una pericia psiquiátrica— y los que surgieron en los interrogatorios, el juez Seijas dispuso poco después la libertad de las dos personas que fueron indagadas.

En horas de la madrugada, también se tuvo conocimiento que hay un nuevo detenido por el caso.

Por consiguiente, las investigaciones y las actuaciones judiciales continuarán en esta jornada con la finalidad de buscar aclarar todos los detalles del caso que ha estremecido a la sociedad de Rivera.

La violenta ejecución de Fernando Gau (38), docente del área de Recursos Naturales y su esposa Zully Aguirre (36), profesora de Educación Social y Cívica en el liceo nocturno y de su pequeño hijo fueron el tema central de todas las conversaciones en los más diversos ámbitos de la sociedad fronteriza. Como suele ocurrir, se manejaron mil hipótesis y más de uno opinó sobre vidas y costumbres, con total ligereza.

La conmoción provocada, llevó a que a las 14:00 horas del lunes, estudiantes y docentes, se concentraran frente al liceo, portando carteles, clamando por justicia.

En el juzgado, el juez Marcos Seijas, y la fiscal de turno, tomaba declaraciones a varios docentes tratando de reunir datos, que permitieran orientar la investigación conduciendo al esclarecimiento del triple homicidio que sacude a la sociedad fronteriza. El magistrado, que desde la madrugada del domingo conduce el intrincado caso, en la tarde de ayer recibió el informe del médico forense.

Además, le fue enviada la pericia psiquiátrica a la que fue sometida la pareja de sospechosos, llevada a cabo en el vecino departamento de Tacuarembó.

La falta de pruebas, en este caso, fue compensada por la entrega, el esfuerzo y la dedicación para encontrar indicios.

VIOLENCIA

Todo parece indicar, que el infortunado matrimonio y su hijo fueron sorprendidos por él o los homicidas, ya que no se constataron evidencias de lucha corporal o resistencia por parte de la infortunada pareja.

El informe elevado al juez por Policía Técnica confirma que existe una importante diferencia de horas entre el momento que ejecutaron a Fernando Gau y a su pequeño hijo, con el momento en que fue asesinada su esposa.

En el informe se deja constancia que el niño, antes de ser asfixiado lo golpearon.

En tanto, Gau fue asesinado de un certero corte en el cuello, lo que demuestra la pericia del asesino en el manejo de un arma blanca.

En el caso de la mujer, existe la posibilidad que hubiera sido torturada, mientras el autor de la masacre le exigía algo. Su muerte fue consecuencia de varios cortes por arma blanca infligidos en su cuerpo.

La confirmación de que transcurrieron varias horas entre la muerte del hombre y el asesinato de su esposa, cobró mayor trascendencia después que un testigo declaró ante el magistrado que días atrás vio a la mujer peleando con un hombre, de aproximadamente 1,80 metros de altura, y que como ambos entraron a la vivienda, supuso que se trataba de un problema de pareja y restó trascendencia al asunto.

También adquirió particular trascendencia un informe elevado por bomberos, donde establece con certeza que un incendio verificado días antes en la vivienda que ocupaba el matrimonio, había sido provocado por un cortocircuito, descartando la posibilidad de que se tratara de una conducta dolosa.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.