ECOS DE UN FALLO POLÉMICO

Tribunal que le bajó la pena a un delincuente, analiza su libertad

Pedido de excarcelación es por el fallo sobre “corresponsabilidad social”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ciudad Vieja: cámaras permitieron ubicar al ladrón con los efectos robados.

Tras ser notificada del fallo del Tribunal de Apelaciones del 2° Turno que hizo excarcelable la pena de un procesado que cometió ocho robos en cinco años, la abogada defensora de oficio, María Montes, solicitó en forma inmediata su liberación.

En una sentencia fechada el 30 de marzo pasado, los ministros del Tribunal de Apelaciones de 2° Turno le bajaron a dos años la pena al delincuente Emiliano Torrecillas (23). En sus argumentos principales, los ministros entendieron que Torrecillas reincidió porque tenía escasa educación y que la sociedad era "corresponsable" de que saliera a robar. Además consideraron que el juez y el fiscal de la causa no debían solo fijarse en los antecedentes de un individuo a la hora de establecer la pena por un hurto en el interior de un vehículo cometido el 21 de abril de 2015 en la Ciudad Vieja.

El juez del caso, Gabriel Ohanian, y el fiscal Enrique Rodríguez fijaron una pena de penitenciaria de dos años y dos meses para Torrecillas. Ambos operadores judiciales entendieron que el acusado había cometido un hurto especialmente agravado. Al ser una pena de penitenciaría, Torrecillas fue alojado en el Comcar.

La abogada Montes apeló el fallo. Uno de sus argumentos fue el bajo monto de los objetos robados ($ 1.000) y que los mismos fueron recuperados por la policía poco después del robo.

Montes, en su escrito, también destacó que Torrecillas ayudó a la instrucción judicial, ya que confesó ser el autor del ilícito tanto en sede policial como en la sede judicial, cuyo titular es Ohanian.

El pedido de libertad de Torrecillas pasó al despacho del fiscal Rodríguez, quien se opondrá a la excarcelación del acusado.

Rodríguez, en sus solicitudes, acostumbra a pedir pena de prisión para delitos co-mo robos en los interiores de autos y arrebatos por entender que son ilícitos graves y que causan un fuerte impacto a las víctimas.

El expediente del caso retornará hoy al Tribunal de Apelaciones de 2° Turno. Este tiene un plazo de tres días para otorgar o no la libertad de Torrecillas. El Tribunal de Apelaciones se reunirá el próximo miércoles y definirá si concede o no la libertad al acusado.

Fuentes del caso explicaron a El País que el voto de dos ministros ya es suficiente para negar u otorgar la libertad provisional de Torrecillas.

El miércoles 12, los ministros de Apelaciones analizaron el caso en forma informal. Uno de los argumentos que se debatió es que Torrecillas hace 14 meses que se encuentra preso en el Comcar por un robo de escasa cuantía.

También valoraron que el acusado había cometido ocho delitos entre los 18 y los 23 años. "La libertad del acusado no es automática. La sentencia bajó su pena de penitenciaría en dos meses y la transformó en una pena de prisión. Pero el Tribunal de Apelaciones puede mantenerlo en prisión o resolver su libertad", dijo la fuente.

El lunes 11, el presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Ricardo Pérez Manrique, afirmó que los magistrados penales analizan el contexto del delincuente a la hora de juzgar sus delitos. Sin embargo, calificó de inusual el fallo del Tribunal de Apelaciones de 2° Turno y advirtió que el mismo podría generar jurisprudencia. "No es común que esta argumentación se realice de una manera tan contundente. De alguna manera se tiene en cuenta todo el contexto en el cual una persona comete un delito y ese contexto es importante a la hora de ver el programa de reinserción social que se va a aplicar a esa persona", señaló Pérez Manrique.

Confeso.

A las 8.30 horas del 21 de abril de 2015, Noelia M. estacionó su auto Chevrolet, modelo Chevette, en la calle Mercado Chico y Pérez Castellano, lugar vigilado por cámaras de seguridad del Ministerio del Interior. Las cámaras captaron a Torrecillas abriendo la puerta izquierda del vehículo.

El delincuente sustrajo una campera de color rojo, un torno cerrajero, balizas, una pinza y un botiquín de primeros auxilios. El material robado lo escondió dentro de una bolsa de nylon. Dos horas y media más tarde, dos agentes policiales advirtieron la presencia de Torrecillas en la esquina de Guaraní y Cerrito. Lo detuvieron y recuperaron todos los bienes. En la seccional policial, Torrecillas se hizo cargo del hurto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)