INVESTIGACIÓN

Tres personas fueron procesadas por una estafa millonaria al Fonasa

Reclutaban a personas que vivían en asentamientos para hacerlos pasar por empleados de empresas fantasmas y afiliarlos a una mutualista, recibiendo un monto por parte del Fonasa pero sin hacer aportes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunos estudios complejos llegan a costar hasta $ 4.500, según la mutualsta. Foto: El País

Tres personas fueron procesadas con prisión por una megaestafa  de varios millones de dólares al Fondo Nacional de la Salud (Fonasa), que se estaba llevando a cabo desde el año 2011, informó Subrayado.

Los estafadores, que fueron procesados por un delito de estafa continuada especialmente agravado, reclutaban a personas que vivían en asentamientos y los afiliaban a una mutualista a través del Fonasa, haciéndolos pasar por empleados de empresas fantasmas y pagándoles entre $ 1.000 y $1.500 pesos.

El Fonasa pagó, durante seis años, millones de dólares a las mutualistas. Las cápitas que recibían los centros de salud dependen del sexo y la edad del afiliado: Por un hombre de más de 74 años aporta casi $ 5.000 mensuales, mientras que por cada mujer un poco más de $ 4.000. El aporte mayor es por los menores de un año:, por los que se paga más de $ 6.000 en caso de ser de sexo masculino. Los centros de salud, mientras tanto, pagaban al promotor (quien reclutaba a los falsos afiliados) 1.800 pesos por cada persona reclutada. Además, muchos de los afiliados falsos cobraban subsidios por desempleo.

Entre los procesados se encuentra el cabecilla de la banda, un joven de 23 años que contaba con tres antecedentes por estafa. Uno de los involucrados llegó a recibir 60 mil dolares en un mes, mientras que uno de los promotores generó una pérdida de 4 millones de pesos (más de US$ 130.000), tras afiliar en un solo mes a mil usuarios.

El Fonasa tiene un déficit de US$ 400 millones desde 2011, año en que la maniobra de los estafadores comenzó a funcionar. La Policía trabaja en más de 31.000 afiliaciones fraudulentas desde esa época.

La jueza Julia Staricco, a cargo de la investigación, prepara nuevas citaciones a funcionarios de al menos siete mutualistas y del Banco de Previsión Social (BPS) por este caso. La maniobra fue descubierta por policías de operaciones encubiertas de la Dirección de Información Táctica de la Jefatura de Montevideo.

El jefe de Policía de Montevideo, Ricardo Pérez, dijo a Subrayado que estos procesamientos son "solo el inicio de esta operación" e informó que los tres reclutadores operaban con dos empresas falsas de limpieza y una de mantenimiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)