OBRAS DE INFRAESTRUCTURA

"Tren de UPM": hay que expropiar 225 padrones

Deberá ir de Paso de los Toros a Montevideo en seis horas.

Las obras durarán tres años y costarán cerca de US$ 800 millones. Foto: Archivo

  •  
JUAN PABLO CORREA13 ago 2017

Para las obras de mejoras en las vías férreas entre Paso de los Toros y Montevideo necesarias para dar viabilidad a la construcción de la segunda planta de celulosa de UPM que serán presentadas este martes a decenas de empresas internacionales en el hotel Radisson, el gobierno ya identificó que se requiere la expropiación de 225 padrones y tres años de trabajo. Así lo establece el borrador de la presentación al que accedió El País que también especifica que se quiere reducir las curvas existentes de 278 a 218, y que la extensión de las vías férreas entre Montevideo y Paso de los Toros se reducirá en 8 kilómetros. Se reforzarán todos los puentes y se buscará que los movimientos de tierra sean los estrictamente imprescindibles para abatir los costos.

El proyecto prevé que los trenes puedan ir de una ciudad a otra en no más de seis horas (hoy el trayecto insume más de 10). Las vías deberán tener la capacidad de soportar trenes que lleguen a una velocidad de 80 kilómetros por hora aunque el promedio será de 50 kilómetros por hora. Los ferrocarriles tienen que poder transportar hasta 22 toneladas por eje.

"El trazado actual es muy sinuoso, con muchas curvas de radio reducido. Esta vía fue diseñada por empresas inglesas, tratando de llevar la traza por la divisoria de aguas, evitando grandes movimientos de suelos y reduciendo las obras de puentes y alcantarillas. La vía fue diseñada para 18 toneladas por eje. Es necesario el reforzamiento de todos los puentes del tramo", dice la presentación.

Concretamente se reforzarán los puentes grandes y medianos (arroyo Canelón Grande, río Santa Lucía, arroyo Pintado, río Yí, arroyo Villasboas y río Negro). Los puentes pequeños se pueden construir nuevos, señala la presentación.

Fuentes familiarizadas con el proyecto explicaron que acelerar el proceso de las expropiaciones resulta clave para que se puedan cumplir los plazos que están previstos. Se resolvió reducirlas a lo absolutamente imprescindible porque demandan mucho tiempo y dinero, explicaron. También señalaron que UPM ha pedido poder interactuar con los oferentes y eventualmente participar en su preselección.

En Montevideo, dijeron las fuentes, se optó por dejar de lado el hundimiento de las vías ("trinchera") para abaratar costos. Precisamente, los costos de la obra se estiman hoy en US$ 800 millones. La estimación original era de US$ 1.000 millones pero se resolvió eliminar algunos de los "by pass" para bajar los costos en US$ 200 millones.

En la elaboración de la convocatoria a inversores están participando por AFE Carlos León, Julián Álvarez, Sebastián Rodríguez y Leonardo de Clerck, y por el Ministerio de Transporte la voz cantante la llevan el subsecretario Jorge Setelich, que ya presidió AFE, y Waverley Tejera. También participan la Corporación Ferroviaria del Uruguay y la empresa Geosys.

La propuesta fue presentada a los intendentes de Montevideo, Daniel Martínez, de Canelones, Yamandú Orsi, de Florida, Carlos Enciso, y de Durazno, Carmelo Vidalín. Todos ellos manifestaron la necesidad de reducir los riesgos en los pasos a nivel, ya sea mediante cruces en desnivel o mejorando los sistemas de protección con barreras, vallados y pantallas antirruido.

Se realizarán "by pass" en las localidades de Independencia y Cardal (Florida) y en la ciudad de Santa Lucía (Canelones) porque se quiere evitar el pasaje por esta última ciudad de trenes de carga y que las inundaciones del río del mismo nombre tapen la vía. En la ciudad de Florida se descartó una solución similar.

El gobierno abrirá a partir de este lunes una ronda de consultas con la idea de hacer el llamado a licitación para las obras de las vías férreas antes de que termine el año.

La planta de celulosa tendrá una capacidad de producción de 2.000 millones de toneladas anuales y será más grande que las dos existentes en Uruguay.

Vázquez aseguró que se ultima el acuerdo.

El gobierno está ultimando la negociación por el proyecto de UPM. La fábrica se ubicará a no más de 25 kilómetros de Paso de los Toros. Todavía no se sabe si estará en el departamento de Tacuarembó o en el de Durazno.

El presidente Tabaré Vázquez le dijo al semanario Búsqueda que "pensábamos que íbamos a firmar el acuerdo de inversión antes del 30 de julio", pero explicó que "si uno quiere hacer las cosas bien para evitar problemas de futuro que puede haber, entonces hay que decir: o priorizamos a rajatabla los tiempos que nos habíamos fijado o utilizamos más tiempo para lograr acuerdos muy serios".

La planta, en caso de construirse, demandará al menos dos años de obras, por lo que difícilmente se inaugure durante el actual período de gobierno. El sindicato de la construcción pretende que la gran mayoría de quienes allí trabajan sean uruguayos. El anuncio de que cabía la posibilidad de que UPM construyese una segunda planta fue realizado en julio del año pasado. Ya funciona una planta de UPM y otra de Stora Enso y el grupo chileno Arauco en las cercanías de Conchillas (Colonia). "El vicepresidente de UPM que estuvo acá, viajó ahora a Finlandia con lo último que hemos acordado. Y bueno, es allá donde tienen que decir que sí o que no, y esperemos que tengamos una respuesta favorable. Si así fuera, todavía no se sabe, quizás en los próximos días, semanas, estemos firmando el acuerdo de inversión", dijo Vázquez.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.