Ese día habrá paro nacional de Primaria y de los liceos de Montevideo

Sin tregua: no habrá clases en Montevideo el jueves

Aunque saben bien que el Poder Ejecutivo no tiene intención de mandar ningún mensaje complementario al proyecto de presupuesto, los sindicatos de la educación siguen en pie de guerra y el jueves hay paro de 24 horas en las escuelas de todo el país y en los liceos de Montevideo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maestros de todo el país y profesores de Montevideo extienden el paro. Foto: Marcelo Bonjour

Para ese mismo día, está previsto un paro general parcial del Pit-Cnt en reclamo de mayor presupuesto. En el interior, la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) decidió que los paros irán de 9 a 13 y las distintas filiales quedaron autorizadas a extender la paralización durante el resto del día.

Los sindicatos de la enseñanza, embarcados en una dura puja con el gobierno, ahora intentan "reducir pérdidas" y que el Parlamento elimine del proyecto de Presupuesto nacional el artículo 619. Este artículo condiciona los incrementos salariales que el gobierno está dispuesto a dar a que los sindicatos firmen el convenio que el gobierno les propone.

Daisy Iglesias, secretaria general de la Asociación de Maestros del Uruguay, dijo a El País que el artículo supone una "coacción" al Parlamento y un intento por condicionarlo. "Más allá de los montos hay un problema político", consideró la sindicalista. El sindicato de trabajadores de UTU también parará 24 horas el jueves.

El anuncio de nuevos paros, luego de la dura batalla que derivó en que el Poder Ejecutivo declarase la esencialidad de los servicios de educación pública que no fue acatada, se da luego de que quedase claro que los liceales perdieron 20 días de clase por los paros y que esos días de clase no se recuperarán. El País publicó el sábado que la aspiración de las autoridades era que los liceales tuvieran 180 días de clase este año pero si, como es habitual, las clases terminan en la última semana de noviembre, los estudiantes no pasarían de 150 días de clase. Y la situación es peor para los alumnos del segundo ciclo liceal (Bachillerato) que hasta el momento tuvieron solamente 96 días de clase. Con el paro del jueves sumarán otro día de inactividad. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), que reúne a los países más ricos del mundo, recomienda llegar a 210 días de clase anuales.

La Administración Nacional de Educación Pública (Anep) decidió suspender las vacaciones de septiembre. Sin embargo, desde Ades advierten que por la vía de los hechos en esa semana prácticamente no habrá clases. Julio Moreira, dirigente de Ades Montevideo, dijo a El País que en esa semana hay exámenes, reuniones de evaluación y congresos de asignaturas. "Es una mentira (del gobierno). No va a haber clases", aseguró.

ADES, considerado un sindicato particularmente combativo, sigue beligerante y decidió el paro en la noche del sábado en una asamblea realizada en la sede del Pit-Cnt. Moreira informó que el sindicato consultará a sus asesores jurídicos porque entiende que se quiere sancionar a los trabajadores, luego de los paros de agosto que derivaron en la declaración de esencialidad, de manera doble. Por un lado, según el sindicalista, se les aplicarán los descuentos por los días de paro realizados y por otro se los obligará a recuperar días de clase.

Abandono.

El sindicato también rechaza que se asocie sus medidas con el abandono liceal. "El abandono se da durante todo el año y tiene que ver con el entorno, con jóvenes que empiezan a trabajar o deben cuidar de sus hermanos. Eso ocurre sobre todo en cuarto año de liceo. Yo trabajo en el liceo 72 del Cerro y no hubo abandonos como consecuencia de la huelga. Decir lo contrario demuestra desconocimiento o mala intención", sostuvo Moreira. En todo caso, si hubiese una relación entre el nivel de abandono y la huelga el gobierno sería responsable porque se le avisó con un mes de anticipación que se analizaban paros y se negó a negociar, sostuvo Moreira.

El subsecretario de Educación y Cultura, Fernando Filgueira, dijo que "generalmente" cuando hay períodos prolongados sin clase los jóvenes de contextos "vulnerables" tienden a dejar de ir al liceo y anunció que se recurrirá a la colaboración del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) para ir a buscar "puerta a puerta" a los jóvenes para que se reintegren a los estudios.

El sindicato plantea su molestia por el estado de la infraestructura de los liceos: "El año próximo cuando no haya porteros, cuando no se pueda lidiar con algunas situaciones por falta de equipos multidisciplinarios, cuando haya falta de agua en algunos liceos, vamos a decir que ya lo advertimos", señaló Moreira. Según el sindicalista, la decisión de parar fue tomada por amplia mayoría. Se optó por un paro de 24 horas porque si se hubiese parado de manera parcial, la medida hubiera sido realizada solo por uno de los tres o cuatro turnos que tienen los liceos públicos.

Los maestros trabajan a reglamento en escuelas

Los maestros están trabajando"a reglamento" lo que implica que no participan en talleres de robótica de Antel ni en la Feria Ceibal y no permanecen en la escuela fuera de hora por ninguna razón. En la última asamblea se aprobó que todas las escuelas abran con una pancarta en su puerta que diga "Maestros trabajando a reglamento".

Los docentes también piden que el dinero que deja de erogar la Anep como consecuencia de la realización de paros se vuelque a las escuelas a través de partidas extras de mantenimiento o a los comedores.

La gremial montevideana también pidió a las del interior que soliciten a los legisladores de sus respectivos departamentos entrevistas para realizar sus planteos.

Los maestros rechazan que el convenio que propone el gobierno tenga cláusulas de "paz sindical". También les molesta que el incremento de 3,5% en términos reales que ofrece el gobierno se supedite al cumplimiento de calendarios de actividades.

El artículo presupuestal que causa discordia

Aunque el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, ratificó la semana pasada ante la Comisión de Hacienda de la cámara baja que el Poder Ejecutivo respeta la potestad del Legislativo de incidir en el presupuesto, a los sindicatos les preocupa un artículo que condiciona los aumentos salariales que el Ejecutivo otorgue a que firmen un convenio antes del próximo 1 de enero. Ese artículo crea una partida de $1.227 millones para 2016 y de 2.544 millones para 2017. La asignación autorizada podrá realizarse siempre que se alcance un acuerdo, antes del 1 de enero de 2016, entre la Administración Nacional de Educación Pública y los sindicatos de la enseñanza, con la participación de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, la Oficina Nacional del Servicio Civil y el Ministerio de Economía y Finanzas. "En caso de no alcanzarse el acuerdo referido en el inciso precedente, dichas partidas podrán ser reasignadas exclusivamente con destino al rubro Inversiones de la Administración Nacional de Educación Pública", advierte explícitamente el artículo del proyecto.

No es frecuente que se introduzca en el presupuesto un artículo de estas características. El diputado blanco Jorge Gandini le preguntó a Astori por esta disposición y el ministro dijo que el gobierno respecto la facultad de los legisladores de introducir cambios pero que su inclusión era una forma de marcar la postura oficial. Los sindicatos han denunciado que para los próximos dos años no se asignarán recursos adicionales a obras en la ANEP.

La Asamblea de la Asociación de Maestros del Uruguay decidió que se plantee rápidamente a las comisiones parlamentarias la eliminación de este artículo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)