ADECUACIÓN DE INFRAESTRUCTURA

Transporte tiene 113 obras viales en curso

El ministro Rossi dijo que está “furioso” con el sistema PPP.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro Rossi admitió la demora en emprender los planes de infaestructura. Foto: F. Ponzetto

Antes del balotaje de 2014 Tabaré Vázquez recorrió los 19 departamentos prometiendo la refacción de casi la totalidad de la red vial. El estado de las rutas nacionales era malo y así fue reconocido por el ministro de Transporte, Víctor Rossi, al asumir el mandato.

Sin embargo los dos primeros años del gobierno no fueron positivos en concreción de obras, pero en 2017 la situación cambió y el ministro informó que han logrado "ponerse en carrera" para cumplir el objetivo final.

"Hay un esfuerzo muy grande en inversiones y tenemos a todo el país en obras. Más de 100 obras se están realizando al mismo tiempo a nivel nacional", dijo Rossi ayer en una conferencia de prensa.

"Estamos mejor, entre el 2017 y el 2018 vamos a estar muy bien. Con este ritmo en el 2017 empezamos a estar bien, y en el 2018 —si mantenemos el ritmo— vamos a estar muy bien. Estamos haciendo un gran esfuerzo", explicó.

El director Nacional de Vialidad, Leonardo Cola, puntuali-zó que en total hay 113 obras viales de rehabilitación, de seguridad, iluminación y recapados. Aclaró que eso implica una inversión en contrato de $ 113.600 millones.

"Eso es prácticamente el doble de lo que es la media anual en obra vial; es decir que a junio de este año estamos duplicando lo que se hace habitualmente en obras viales", dijo Cola.

Las obras en todo el país suman 700 kilómetros de reparaciones; un 8% de la totalidad de la red vial a nivel nacional.

A pesar del buen ritmo de obras viales, Rossi no evitó criticar el sistema de las obras por Participación Público Privada (PPP).

El jerarca recordó que la idea buscaba agilizar la concreción de obras, pero lo único que ha logrado fue enlentecerlas.

"No estoy conforme, ¡qué voy a estar conforme! ¡Estoy furioso! Cómo voy a estar conforme con todo lo que se demoró", opinó Rossi.

La primera iniciativa que se concretará viene del gobierno de José Mujica y comprende las rutas 21 y 24.

"El proyecto 21-24 hace un año que ya no tiene nada que hacer el Ministerio de Transporte. Lo único que estamos esperando es que empiece la obra. Pero hay un conjunto de garantías y procesos que están establecidos en la ley que para resolver el tema de financiamiento, tiene que realizarse esos trámites absolutamente ajenos al Ministerio de Transporte. Y, mientras tanto, no tenemos obras", explicó el ministro de Transporte.

Para el jerarca se debe pensar en arreglar el tema porque ha sido más un problema que una solución.

"Debería servir de experiencia para mejorar la ley", y que dé resultados. "Hoy por hoy, la ley demora demasiado tiempo", remarcó Rossi.

En el 2015 Vázquez anunció el Plan Nacional de Infraestructura que alcanzará los 12.000 millones de dólares en el período.

Rossi dijo que todas estas obras están comprendidas en este proyecto global, donde se financian obras con dineros públicos y otra parte por concesiones privadas.

Hoy el ministro asistirá a la reunión de gabinete que convocó el jefe de Estado en la residencia de Suárez y Reyes. Allí se terminará de cerrar el proyecto de ley de Rendición de Cuentas, donde el Ejecutivo aprobará refuerzos presupuestales para algunos sectores.

La iniciativa será enviada al Parlamento antes de fin de mes como establece la Constitución.

Las prioridades para otorgar partidas extras son educación, seguridad, Sistema de Cuidados y vivienda. A eso se le suma plata para terminar de pagar la deuda con los funcionarios judiciales.

Por eso las expectativas de Rossi son bajas. "Vamos a trabajar con el presupuesto que tenemos definido en el quinquenio. Si alguna monedita sobra será bienvenida", dijo Rossi cuando fue consultado por los periodistas en el final de la conferencia.

Adelante con UPM y "una lupa" para Astori.

Casi diariamente el ministro de Transporte, Víctor Rossi, se reúne con representantes de la empresa UPM para avanzar en el acuerdo para instalar la segunda planta de celulosa en el centro del país.

El megaproyecto es una de las prioridades del presidente Tabaré Vázquez. Sin embargo días atrás el ministro de Economía, Danilo Astori, planteó sus dudas y dijo que había que mirar muy bien la letra chica. "Estoy en contra de decir automáticamente que esto ya está y que es bueno por definición y entonces ni siquiera lo examino", dijo al semanario Búsqueda.

En la tarde de ayer los medios consultaron a Rossi sobre si existían diferencias en la interna del gobierno sobre el proyecto y el integrante del gabinete aclaró que el mandato del presidente es trabajar fuertemente para alcanzar el acuerdo. "No sabía que Astori tuviera problemas de vista. Pero si precisa lupa no hay problema. Sabemos comprender", dijo el ministro de Transporte con cierto tono de humor irónico. Rossi explicó que comprende la preocupación. "Comparto esa atención que Astori nos alertaba que había que tener en cada fase. Pero se está trabajando. Depende de que el común de los factores, de todas las partes encaje en un proyecto interesante para el país y para el inversor", dijo. El ministro adelantó que su equipo ya tiene definido un plan de acción para mejorar las rutas cercanas a donde se va a instalar la fábrica de UPM y reforzar los puentes para permitir el pasaje de los pesados camiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)