INDIGNACIÓN COLECTIVA ANTE LO INEXPLICABLE

Trágico final de Valentina: un vecino confesó el crimen

Hay dos personas detenidas; se propaga una ola de indignación en Rivera.

Un equipo de Subrayado captó el momento en que era detenido el hombre. Foto: Captura Subrayado
Un equipo de Subrayado captó el momento en que era detenido el hombre. Foto: Captura Subrayado

Nunca antes en la ciudad de Rivera se había producido una ola de indignación y rabia como en la jornada de ayer, después de que se encontrara el cuerpo de Valentina, la niña de 9 años que era buscada desde el pasado domingo. Se confirmó que fue asesinada.

Cientos de personas airadas se concentraron en los alrededores de la Plaza Artigas, donde están las sedes del Centro de Justicia y la Jefatura de Policía, clamando "Justicia" por Johana Valentina Walter. Su cadáver fue descubierto poco antes del mediodía en el fondo de un barranco, de difícil acceso, a cinco cuadras de su casa en el barrio La Pedrera.

Decenas de los manifestantes que se agolpaban ayer ante la sede policial habían participado durante más de dos días de la intensa búsqueda de la menor desaparecida, junto a efectivos de Policía, Bomberos y perros rastreadores, a los que se había unido el Ejército.

La versión de un vecino, que dijo haber visto a la niña el día de su desaparición, pero luego dio testimonios contradictorios, hizo sospechar a la Policía y la familia. Este vecino era uno de los "voluntarios" que participaba en las tareas de búsqueda de la menor.

Ayer, en medio de especulaciones de la población y del silencio de las autoridades, las redes sociales estallaron pidiendo su identificación. Circularon nombres y fotos del presunto culpable, pero no había confirmación por parte de la Policía.

El presunto homicida, que fue interrogado durante toda la jornada y, al parecer, admitió haber cometido el crimen, fue detenido en horas de la mañana. Un equipo de Subrayado, presente en el lugar, mostró imágenes del momento en que lo llevaban detenido.

Los policías tuvieron que sacar al hombre del lugar para evitar que se cruzara con la familia de la pequeña. El hallazgo del cuerpo y la confesión corrieron como un reguero de pólvora por las calles de Rivera.

En poco rato se organizó una manifestación. Las primeras decenas de vecinos indignados llegaron poco después del mediodía a los alrededores de la Jefatura, donde permanecía detenido el hombre.

Al grito de "Valentina, Valentina", los manifestantes exigieron a la Policía que entregara al sospechoso. Efectivos de la Guardia Republicana, que se encontraban en la zona para colaborar con la búsqueda de la niña, frenaron a los manifestantes colocando un vallado.

Vecino.

De acuerdo con testimonios que recogió El País, el presunto autor del crimen vive a pocos metros de la casa de Valentina, en la misma calle de la víctima —Ítalo Vignolo— y se dedica a criar caballos.

El domingo 12, el día que desapareció la menor, el hombre le había comentado a la madre de la pequeña que había visto a su hija entrar a un campo a buscar a su hermano pero que luego no la había visto salir. Pero horas más tarde se contradijo en su versión.

Fabiana Ferreira, hermana de la madre de la niña, contó a El País que "el mismo día que desapareció, Valentina se cruzó con un vecino que vive cerca del campito donde fue vista por última vez. Iba a caballo. Él le comentó a la madre que la había visto entrar (al campito) a buscar al hermano, pero no la vio salir. A la noche, este vecino se presentó en la casa de mi hermana y preguntó si había noticias de la niña. Le dijeron que no. Y fue ahí cuando el hombre hizo un comentario que se contradecía con la primera versión: Qué raro, yo vi a la gurisa entrar y después la vi salir", contó a Fabiana Ferreira. La madre de la niña le contó todo a la Policía.

Tras la denuncia, los efectivos monitorearon discretamente al vecino. Incluso fueron hasta su casa pero al no contar con una orden del juez no pudieron realizar un allanamiento, según explicó la tía a El País.

Ayer, tras ser detenido, el hombre confesó que había sido él quien la había matado y que no había actuado solo. Sin embargo, hasta el momento los investigadores no han podido confirmar esa versión.

Anoche permanecían detenidos el hombre que admitió haber dado muerte a Valentina y otro sujeto al que se indaga para conocer su vinculación ya que maneja información relevante para el caso.

El cuerpo de la pequeña fue trasladado hacia Montevideo en un avión de la Fuerza Aérea. Los técnicos del Instituto Técnico Forense lo analizarán y luego enviarán el informe a las autoridades competentes.

Vigilia.

La fiscal del caso, Verónica Bujarín y el jefe de Policía de Rivera, Wilfredo Rodríguez, convocaron a una conferencia de prensa anoche a la hora 20:00. En la ocasión, la fiscal hizo saber que se venía investigando de manera "reservada" y que no se podía aportar muchos datos.

Esta comparecencia, en la que no se aportó ninguna información a la población, generó más furia en las redes sociales, mediante las cuales los ciudadanos decidieron convocarse para hacer una vigilia nocturna, con velas, en la Plaza Artigas.

Duelo.

El intendente de Rivera, Marne Osorio, resolvió decretar tres días de duelo en el departamento. Por tal motivo, el pabellón nacional y la bandera departamental permanecerán a media asta. La Intendencia busca "expresar la solidaridad adhiriendo al duelo que vive la ciudadanía de Rivera".

La familia de Valentina espera que en las próximas horas se les entregue el cuerpo de la pequeña.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos