"TORNEO NACIONAL DE BEBIDAS"

Torneo de alcohol no es ilegal; el MSP busca cómo prohibirlo

Organizadores recibieron propuestas de otros dos boliches para realizarlo.

Garito Bar había alquilado el local para estos organizadores. Foto: F. Flores
Garito Bar había alquilado el local para estos organizadores. Foto: F. Flores

El Ministerio de Salud Pública (MSP) evalúa acciones legales si los organizadores del primer "Torneo Nacional de Bebidas" finalmente deciden organizar la competencia en otro lugar, luego de que Garito Bar desistiera de ser sede de la competencia tras la polémica generada por la difusión del evento.

El ministro de esta cartera, Jorge Basso, dijo ayer en conferencia de prensa que este tipo de actividades "atenta contra la salud de quien participa". Por lo tanto, "si fuese necesario", el Ministerio de Salud "está dispuesto a hacer las acciones legales correspondientes para el cese de la actividad a través de una acción de amparo".

"No estamos en contra del consumo de alcohol, sí de este tipo de actividades que afectan la salud", indicó el jerarca.

El secretario de Estado y el presidente de la Junta Nacional de Drogas, Juan Andrés Roballo, se reunieron con los dueños del boliche Garito Bar para conocer los motivos que los decidieron a aceptar la realización de este certamen.

Mientras tanto, los organizadores del evento, Jonathan Lema y Denis Esquivel, mantuvieron un encuentro por separado con la abogada de Salud Pública.

"Hoy es legal hacer el evento. Nosotros podríamos hacerlo sin problema. Si se aprueba la ley el mes que viene, no lo podríamos realizar", aseguró Esquivel, aludiendo al nuevo marco regulatorio que prevé un proyecto del Poder Ejecutivo a estudio del Parlamento.

Visiones.

A la salida del encuentro, Basso dijo que la reunión de la abogada con los organizadores fue para darles "asesoramiento legal".

Los organizadores del torneo manifestaron que recibieron "mucha presión" de parte de la abogada. "En este caso estábamos viendo hasta qué punto podíamos llegar a concretarlo. Por el momento no decidimos cancelar el evento", comentó Lema.

Desde que Garito Bar desistió de realizar el torneo, ambos recibieron propuestas de otros dos boliches, de los que prefirieron no revelar sus nombres.

"En ningún momento quisimos poner en tela de juicio la salud de las personas. Queremos hacer una competencia de amigos, entre amigos", agregó.

Esquivel aseguró a El País que "se manejan los parámetros normales" para elegir la cantidad de alcohol que deben tomar en la competencia, según "lo que puede llegar a tomar un grupo de amigos en una noche de despedida".

Los dueños de Garito Bar se deslindaron de responsabilidad para realizar el evento. "Cedí el local para hacer eso, me pagaban el alquiler y listo", comentó Adrián Dutra, uno de los socios.

De todas formas, "dada la repercusión negativa que tuvo en los medios", decidieron dar de baja al torneo.

Botón rojo.

Los organizadores, que tienen los canales de YouTube "El Botón Rojo" y "Runic John", planificaron el evento durante cuatro meses. Luego negociaron un mes con Garito Bar, el boliche que finalmente desistió. Ya se habían anotado 80 personas, que debían pagar 3.000 pesos para inscribirse. La mayoría eran mujeres, de entre 19 y 40 años de edad.

Para ganar la competencia hay que consumir 24 litros de cerveza, cuatro litros de caipiriña, dos litros de whisky, dos litros de grapa y un litro de tequila. Si ninguno vacía los 33 litros, vencerá el equipo que haya llegado más lejos.

En las reglas aseguran que un equipo puede ser descalificado por "cualquier tipo de trampa" como derramar bebidas, ir al baño por más de cinco minutos o tomar alguna droga que los ayuden a resistir más.

En las mesas se disponen dos recipientes en caso de que algún participante se sienta mal y tenga necesidad de "regurgitar". Y aclaran que esto descalifica solo al integrante del equipo que regurgita.

"Será una competencia sin precedentes, de resistencia tanto física como mental", se autopromociona el evento.

El equipo ganador obtendrá $ 52.000 y un pasaje a un torneo final que tiene como premio mayor $ 120.000. Quien finalice en el segundo puesto se llevará tres litros de whisky.

"Torneos de este tipo se hacen en muchos países del primer mundo", recordó Lema.

Nuevo marco regulatorio.

El 4 de septiembre el Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley que regula y previene el consumo problemático de bebidas alcohólicas. El artículo 15 del texto prohíbe expresamente eventos como el que se pretendía realizar en Garito Bar: "Prohíbese la realización de concursos, torneos o espectáculos públicos, con o sin fines de lucro, que promuevan la ingesta de bebidas alcohólicas, con excepción de las modalidades de cata o degustación". El proyecto fue aprobado por la Cámara de Senadores pero debe ser votada en Diputados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)