PARLAMENTO

Topolansky ante su primer reto: aprobar la Rendición

Oficialismo no quiere cambios ante dudas en Diputados.

Si bien no estará hoy presidiendo el Senado, Topolansky ordenó a su bancada. Foto: Fernando Ponzetto
Si bien no estará hoy presidiendo el Senado, Topolansky ordenó a su bancada. Foto: Fernando Ponzetto

Es otra de las consecuencias del caso Sendic: la interna de la bancada del Frente Amplio quedó bastante alterada por todo el episodio, particularmente el Plenario, y nadie se atreve a vaticinar que si el proyecto de Rendición de Cuentas sufriera modificaciones en el Senado, las mismas sean convalidadas en la Cámara de Representantes. Ni aún con la seguridad de que ya no está el disidente Gonzalo Mujica y el Frente Amplio tiene asegurado el voto 50.

Desde esta mañana, el Plenario del Senado se abocará a discutir sobre el proyecto de Rendición, ya sin Raúl Sendic en el cuerpo. La nueva vicepresidenta Lucía Topolansky se enfrentará así a un primer reto, como es su compromiso ante el presidente Tabaré Vázquez de aprobarla sin cambios y como uno de los proyectos emblemáticos de esta segunda parte del gobierno frenteamplista. De todas formas, por el viaje del presidente Vázquez a Estados Unidos, hoy la sesión no estará presidida por Topolansky sino por la senadora oficialista Patricia Ayala.

Incluso el ministro de Economía, Danilo Astori, en una reciente reunión con la bancada de senadores oficialistas, manifestó su esperanza de que el proyecto aprobado en Diputados no sufra modificaciones.

De confirmarse los contenidos del proyecto, el Estado obtendrá ingresos por US$ 112 millones. El proyecto contiene el incremento de la Tasa Consular que se aplica a los bienes importados. También se aseguran ingresos por el cobro del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas a la Banca de Quinielas y el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los premios de los juegos de azar, que no incluyen los slots. Con ello se pretende recaudar otros $ 500 millones por año.

En Diputados la bancada del Frente Amplio se comprometió a obtener financiación para dotar de suplementos a la Educación (ANEP), al Centro de Asistencia de Primera Infancia (CAPI), al Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed), a la Universidad Tecnológica (UTEC), al INAU, al Inisa, a la Fiscalía de Corte y a la Corte Electoral.

La Rendición de Cuentas trae para la enseñanza pública un aumento en 2018 de US$ 62 millones que se suman a los US$ 46 millones ya aprobados por el Parlamento en la ley de Presupuesto. Pero hay una brecha grande entre el presupuesto de ANEP y la Rendición.

A su vez, tras un largo debate, la Cámara de Diputados aprobó con el respaldo del oficialismo y del diputado colorado Fernando Amado el artículo que habilita al Estado a dilatar el pago de deudas generadas por juicios perdidos. Este artículo fue calificado como inconstitucional por varios expertos en Derecho.

También con el apoyo de Amado, de la oposición y del diputado del Frente Amplio Carlos Coitiño (PVP), se derogó el artículo 733 de la ley de Presupuesto que indicaba que no hay plazos para pagar las sentencias contra el Estado.

El déficit que se espera para 2018

Uno de los legisladores más críticos del proyecto oficial de Rendición de Cuentas fue el nacionalista Jorge Gandini. Durante las discusiones advirtió que "está claro que el año que viene van a faltar US$ 1.800 millones para pagar este presupuesto", y que este faltante "es el famoso 3,3% de déficit que se prevé para el año que viene". El ministro Danilo Astori aseguró que es una "aberración" decir eso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)