MPP preveía perder con Martínez, pero no por una diferencia tan gruesa

Topolansky asumió la derrota; Mujica se quedó en la chacra

Lucía Topolansky llegó bien seria y una hora y media más tarde de lo previsto a la sede del Movimiento de Participación Nacional (MPP). Se había anunciado su arribo para las 18 horas, pero arribó a las 19:30. Lo primero que le preguntaron fue: "¿viene el Pepe?". Y ella, resignada, contestó: "No, no viene, para qué va a venir…".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Topolansky se presentó con rostro serio y triste a la sede del MPP. Foto: D.Borrelli.

La senadora dio unas notas para la televisión y después se sentó en una ronda de la cual también participaron la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, y la senadora Ivonne Passada. Allí les dijo que ya había ganado Daniel Martínez y les comunicó parte del discurso que daría: que iba a remarcar que por sexta vez había logrado ganar el FA en la capital, que iba a destacar la unión de los candidatos pese a las candidaturas múltiples, que iba a agradecerle a todo el Frente por la oportunidad. Los otros asentían con la cabeza. Más tarde llegó el vicepresidente Raúl Sendic. Ella también le contó lo que iba a decir. Por la vuelta también andaban el exprosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, y el exsubsecretario del Ministerio de Salud Pública (MSP), Leonel Briozzo.

Un balde de agua fría cayó ayer sobre la fuerza del expresidente José Mujica y sus aliados. Esperaban la derrota, pero los rostros de los militantes develaban que sus esperanzas estaban puestas en que la diferencia no fuera tan amplia.

La senadora, en tanto, consultada por El País sobre si el resultado de la elección significaba una derrota para el MPP, advirtió: "no, esto no es una derrota para el MPP, es una victoria para todos los montevideanos". Sin embargo, Martínez la duplicó en votos, y el candidato de la Concertación, Edgardo Novick, un outsider absoluto de la política, la superó en casi 50.000 sufragios.

El resultado obtiene otra dimensión si se analiza a la luz de los apoyos que tenía Topolansky. Además de contar con el expresidente José Mujica como un todoterreno para acumular votos, su candidatura surgió de una alianza con el Partido Comunista y el sector del vicepresidente Raúl Sendic

Actitud.

De todos modos, a medida que iban pasando las horas, Topolansky se empezó a mostrar sonriente. Fue caminando desde la sede del MPP a la sede del Frente Amplio (FA). Salió de la mano de Martínez a dar un mensaje de unidad. Repitió el discurso que les había adelantado a Cosse y Passada. Y además destacó que por primera vez en la historia no van a haber ediles blancos y colorados, sino de la Concertación.

Antes, charlando con los periodistas, la excandidata había advertido que "la Concertación quería borrar al FA y terminó borrando a los blancos y colorados".

Después, además, fue con Martínez a saludar al balcón. Se quedó a su lado unos cinco minutos. Luego bajó las escaleras de la sede del FA y se fue. Pasó inadvertida. Los militantes estaban festejando la victoria al ritmo de "el Gucci" y "el Reja". Solo una mujer percibió que se estaba yendo y se le acercó a saludarla. Le zampó un beso y luego sonrió.

En el impulso de una buena votación en las elecciones de octubre de 2014 —donde triunfó como la lista más votada— el MPP decidió impulsar a Topolansky como candidata a la intendencia de Montevideo. Después de Mujica, Topolansky es la principal figura de ese sector, que se fundó hace 25 años y desde esa fecha no ha parado de crecer. Sin embargo, esta vez el grupo que es visto como una locomotora a la interna, no logró obtener la victoria.

La candidatura —que surgió como alternativa a la de Daniel Martínez— perseguía como objetivo equilibrar los espacios de poder a la interna del FA. Con un presidente socialista (Tabaré Vázquez) y con Mónica Xavier al frente de la coalición, los mujiquistas apostaban a ganar Montevideo.

El golpe electoral fue más duro, porque Mujica, que dejó la presidencia con una popularidad superior al 60%, se puso al hombro la campaña en la capital. Apareció en los spots de televisión hablando del liderazgo de su esposa y la acompañó en cada acto que ella realizó en Montevideo.

En cambio, el apoyo de Sendic fue muy tibio y eso enojó a los propios mujiquistas, que se molestaron porque el vicepresidente no concurrió al acto de lanzamiento de la candidatura de Topolansky en la Plaza Seregni. Ahora, la interrogante que se abre en el Frente es sobre la presidencia de la coalición, cargo que dejará Xavier por haber sido electa senadora. Por estas horas, todos se preguntan si como respuesta el MPP presentará candidato.

FRENTE AMPLIO.

Candidata se extendió más de la cuenta.

Virginia Cardozo (PVP), una médica de 30 años que se presentó como tercera candidata del Frente Amplio en Montevideo, tuvo más protagonismo del que se esperaba ayer, durante la conferencia de prensa realizada en el local “La Huella de Seregni” de la coalición.

Según los sondeos a boca de urna, obtuvo el 1% de los votos. Pero su discurso fue más largo que el de la presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, y que el de la candidata por el Movimiento de Participación Popular (MPP), Lucía Topolansky.

Cardozo compartió el escenario con el intendente electo Daniel Martínez, la intendenta saliente Ana Olivera, Topolansky y Xavier.

En su discurso, agradeció el apoyo electoral que brindó la ciudadanía al Frente Amplio, pero también llamó a “profundizar los cambios”.

“Compañeras y compañeros: hoy fue un día para seguir cambiando el país y mañana este camino lo vamos a recorrer dándonos cuenta que hicimos mucho en estos meses de campaña. Creyendo que crecimos mucho y no somos las mismas, no somos los mismos. Somos grandes hoy, gracias a todo este proceso recorrido”, aseguró.

Felicitó a todos “los frenteamplistas y a las frenteamplistas” que militaron cada día para que se gobernara. “La victoria es de todos ustedes compañeros”, sentenció. Cuando se escucharon aplausos y parecía que su discurso llegaba al final, pidió que el voto “sea un intento por seguir profundizando” y “seguir acercándonos a todos los sueños que tenemos por delante”.

Después volvió a “felicitar a todos, porque tienen un excelente sexto gobierno” y “un excelente intendente”. Con este último comentario, Cardozo finalizó su discurso y le concedió la palabra a Martínez, a quien todos esperaban escuchar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)