COMERCIO EXTERIOR

El TLC con Chile recibe apoyo de varios exministros

Diplomáticos y académicos también respaldan el acuerdo

Dudas: el MPP y el PS no definieron postura sobre el TLC. Foto: F. Flores
Dudas: el MPP y el PS no definieron postura sobre el TLC. Foto: F. Flores

Los miembros del Consejo Uruguayo de Relaciones Internacionales (CURI) —integrado por varios exministros, diplomáticos y académicos— se pronunciaron a favor de la firma del tratado de libre comercio entre Uruguay y Chile, que viene siendo cuestionado por varios sectores del partido de gobierno.

Para los firmantes de la declaración de apoyo del trata-do que fue rubricado en octubre de 2016 por los presidentes Tabaré Vázquez y Michelle Bachelet es "oportuno y con- veniente manifestar su opinión favorable a la pronta aprobación parlamentaria del Acuerdo de Libre Comercio entre la República Orien-tal del Uruguay y la República de Chile".

En su opinión "este acuerdo no innova y más bien reafirma el marco jurídico que rige las relaciones económico-comerciales bilaterales, constituido entre otros por: el Acuerdo de Complementación Económica (ACE) Nro. 35 de la Aladi, el Acuerdo de Asociación Estratégica del 7 de julio de 2009; el Acuerdo sobre Compras Públicas; el Acuerdo de Promoción y Protección de Inversiones y el Acuerdo para Evitar la Doble Imposición Tributaria".

El convenio entre los dos países aún no ha sido ratificado por los parlamentos respectivos, que deben refrendarlo o rechazarlo sin introducirle cambios. En Uruguay cuenta con el apoyo de la oposición y de algunos sectores del Frente Amplio, mientras que otros no han tomado posición y también los hay que lo rechazan de plano.

El tratado recibe el apoyo de los sectores vinculados al astorismo. Ya lo rechazaron explícitamente el Partido Comunista, Casa Grande y el Partido por la Victoria del Pueblo, mientras que aún no se pronunciaron oficialmente el Movimiento de Participación Popular y el Partido Socialista.

Apoyo.

Según los integrantes del CURI, el TLC con Chile "habrá de beneficiar en primer lugar a las pequeñas y medianas empresas, productoras, exportadoras o importado- ras; que también son objeto de un capítulo especial en el acuerdo".

Agregan además que "en materia de comercio de servicios el acuerdo no innova en el "statu quo" existente y en todo caso, gracias a la técnica de listas negativas, hace más transparente los sectores en los cuales ambos países ya se han otorgado ventajas y en aquellos en los cuales se reservaron sus mercados nacionales. Este capítulo por lo tanto es un ejercicio de bienvenida transparencia, que habrá de beneficiar también a la pequeña empresa y al potencial inversor.

La declaración sintetiza los beneficios de suscribir el TLC de la siguiente forma: "En síntesis este acuerdo: consolida el espacio de libre comercio entre ambos países, haciéndolo aún más accesible para los pequeños productores y ofreciendo más certidumbres a los operadores comerciales y potenciales inversores; abarca nuevas disciplinas que tienden a dar mayor coherencia y cohesión a las políticas nacionales que acompañan al comercio internacional en busca de una mayor competitividad y desarrollo inclusivo; es compatible y refuerza los marcos multilaterales y regionales tales como la OMC , la Aladi y el Mercosur; contribuye a poner a día al Uruguay, en una práctica extendida a nivel internacional que ha llevado a la existencia hoy de 279 acuerdos bilaterales o regionales".

Entre los firmantes de la declaración están: Sergio Abreu, Guillermo Valles, Ricardo Zerbino, Carlos Steneri, Didier Opertti, Gonzalo Pérez del Castillo. María Dolores Benavente, Luis Mosca y Agustín Espinosa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)