Omar Alaniz se excusó de hablar sobre la intermediación

El titular de Aire Fresco no habla de Venezuela

La empresa Aire Fresco, intermediaria en el comercio con Venezuela y vinculada al Movimiento de Participación Popular, tiene su oficina en un apartamento del cuarto piso de un edificio ubicado en Andes, entre San José y Soriano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maduro y Mujica: el presidente venezolano necesita alimentos para paliar desabastecimiento. Foto: AFP

En su puerta nada indica que allí funcione una empresa. El País concurrió a ese lugar ayer para intentar hablar con Omar Alaniz, presidente de la firma, que fue mencionada en el Parlamento por el diputado nacionalista Jaime Trobo como intermediaria en el comercio bilateral con Venezuela. Trobo preguntó cuál era el destino de los fondos que la empresa intermediaria cobraba por su trabajo de intermediación.

Alaniz atendió brevemente y con amabilidad a El País y dijo que "no voy a entrar en dimes y diretes" y que el tiempo clarificará todo. Alaniz también descartó de plano hacer comentarios más adelante y no quiso hacer mención al rol que cumple su empresa en los negocios bilaterales con Venezuela.

Según supo El País, el socio de Alaniz es el empresario Carlos Decia, que tiene negocios en la isla de Puerto Rico y que al igual que el primero es simpatizante del Movimiento de Participación Popular.

El pequeño apartamento donde está Aire Fresco ha funcionado en el pasado como "show room".

Alaniz, Decia y el diputado del Movimiento de Participación Popular, Daniel Placeres, han viajado muchas veces a Venezuela donde han realizado gestiones en forma conjunta. Se hospedaban en hoteles como el Meliá Caracas (cerca de la peatonal Sabana Grande) y en el Caracas Palace (ubicado frente a la plaza de Altamira, en el municipio Chacao, que es la zona más acomodada de la capital venezolana y bastión anti chavista). Aparentemente, Aire Fresco tiene actividad solamente vinculada a las exportaciones a Venezuela. La firma intermedió en la venta de pollos a Caracas (provistos por la empresa de capital argentino Tres Arroyos). Tiene registrada ante el Estado venezolano la marca Urupollo. Sus directivos tienen acceso fluido al presidente venezolano Nicolás Maduro. Ha participado junto al instituto Uruguay XXI en la presentación de alimentos uruguayos en el tradicional hotel Tamanaco de Caracas.

Placeres antes de ser diputado fue edil y ha sido directivo de la empresa recuperada Envidrio. Ha defendido en los medios de comunicación al gobierno bolivariano y el diputado colorado Ope Pasquet dijo que ha viajado 85 veces a Venezuela. Es un hombre de confianza del ex presidente José Mujica y vive al lado de su chacra, en Rincón del Cerro. La semana pasada no quiso hacer declaraciones a El País.

Mujica defendió la acción de intermediación en el comercio con Venezuela."Es una manera de ganarse la vida como cualquier otra". Todo trabajo tiene una comisión", sentenció.

Ayer el vicepresidente Danilo Astori dijo que en el nuevo acuerdo que firmaron Uruguay y Venezuela para normalizar el comercio bilateral no hubo intermediarios privados sugeridos por los gobiernos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)