INSEGURIDAD

"Tirale que es policía", dijo uno de los rapiñeros frente al agente de Malvín

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dio detalles sobre el asesinato del policía ocurrido ayer miércoles en Malvín.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Auto del funcionario policial asesinado por delincuentes. Foto: Unicom

Ayer miércoles, un policía fue herido de bala cuando dos delincuentes intentaron robarlo en el cruce de las calles Asamblea y Candelaria (Malvín), falleciendo más tarde.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi dijo esta mañana en el programa En Perspectiva, que la situación fue " absolutamente lamentable" e informó que se trataba de "un policía que había sido premiado hace algún tiempo por el esclarecimiento del homicidio de la (ex) esposa del fiscal de Corte (Jorge Díaz)".

El ministro consideró "paradójico" que el crimen ocurriera durante un intento de rapiña a un efectivo y relató cómo sucedió: "El policía tiene el arma en el auto, le piden que entregue todo, entrega pero no se baja (del vehículo) por el arma, trata de agarrarla y la ven. Cuando la ven se dan cuenta de que es policía y lo matan por ser policía".

Bonomi dijo que "es la segunda o tercera vez" que un efectivo muere cuando los delincuentes se dan cuenta de cuál es su trabajo", y agregó que "también muestra la disposición que están teniendo los policías. A los últimos los han matado fuera de servicio tratando de interrumpir una rapiña a otros. Esto es un hecho muy destacable".

La Unidad de Comunicación del Ministerio informó este mediodía que momentos antes de que uno de los delincuentes le disparara al agente, el otro dijo: "Tirale que es policía".

Además la cartera destaca que al momento del ataque, dos funcionarios pertenecientes al Departamento de Bus Seguro pasaron por el lugar en un ómnibus y bajaron al ver lo que pasaba.

Fue entonces cuando dieron la voz de alto a los delincuentes y comenzaron a perseguirlos. Los hombres hicieron caso omiso y dispararon en dirección a los efectivos, con lo que se generó un intercambio de disparos en el cual uno de los rapiñeros resultó herido. No se logró la detención de los mismos ya que se dieron a la fuga en direcciones opuestas.

"Tenemos que fortalecer el PADO para una baja en la baja"

Bonomi se mostró conforme con la reducción de las rapiñas en un 8,23% a un año de la implementación del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO).

El secretario de Estado dijo que "si se repite esta baja todos los años quedamos muy por arriba" de la promesa de campaña del presidente Tabaré Vázquez, quien se comprometió a reducir las rapiñas y los hurtos en un 30% al final del período. "No va a haber una baja del 30% en un año", señaló Bonomi, sino que "tiene que haber una integración de bajas anuales".

De todos modos, manifestó que a partir del 11 de abril "comenzó el desafío" para la cartera de continuar con la reducción de los delitos. "La baja del 8% de un año PADO con uno no PADO podía ser mas fácil. Ahora tenemos que fortalecer el PADO para una baja en la baja", dijo.

Sobre la promesa de campaña del presidente Vázquez, quien se comprometió a reducir un 30% las rapiñas y los hurtos al final de su administración, Bonomi indicó que se tomó como fecha inicial para esto "el 31 de diciembre de 2015", a pesar de que ese año se produjo un nuevo aumento de las rapiñas.

El secretario de Estado consideró que "no se le ha dado importancia" al PADO en el país, pero "en el exterior sí". Sobre este tema, afirmó que "las provincias argentinas, Ecuador y la Policía de California nos han pedido asesoramiento" y además el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) "está resaltando nuestra experiencia como una de las pocas exitosas" en materia de seguridad pública.

En la zona donde no se implementa el PADO "las cifras (de delitos) son menores", dijo Bonomi, pero resaltó que el hecho de que que allí no funcione el programa "no quiere decir que no haya vigilancia policial, en general existe videovigilancia".

Al respecto, el ministro recordó que "está prevista para este año la compra de 3.000 nuevas cámaras de videovigilancia, que son muchas más de las que existen en todo el país". Esto "va a fortalecer las zonas que tienen videovigilancia y las que no tienen". Además, la secretaría de Estado implementó "una disminución en la cantidad de patrulleros en la zona PADO que se trasladan para la zona donde no hay PADO".

Extensión del programa

Bonomi señaló que hay dos planes para ampliar el PADO, uno que se producirá este año y el otro a partir de 2018.

"Estamos fortaleciendo el PADO en cuatro circuitos. Donde existe mayor violencia se pasa a tener 24 horas (de funcionamiento), no 8 (como actualmente). En otros, donde se mantienen las 8 horas, las 16 restantes se cubren con policía orientada a la solución de problemas -que es una de las formas de la Policía comunitaria-, con el grupo de reserva táctica e incluso con policías no identificados", señaló el ministro y agregó que "eso no requiere modificaciones presupuestales".

Para próximo año "pensamos una modificación que requiere recursos, pero no nuevos, sino redireccionar los que ya tenemos, y eso necesita ley", indicó.

Este cambio consiste en incorporar a 500 efectivos que ya se encuentran dentro de la Policía al servicio PADO. El secretario de Estado dijo que estos policías serán enviados a tres puntos del país: la zona costera (que comprende los departamentos de Colonia, Maldonado y Rocha), el litoral (Salto y Paysandú) y la frontera (Cerro Largo, Rivera y Artigas).

Además, se espera que 150 de los nuevos efectivos del PADO integren la Guardia Republicana "para que tengan movilidad en todo el país de acuerdo a las dificultades que se produzcan".

Cambios

Al respecto de la incorporación de funcionarios a la Policía, Bonomi dijo que "la tendencia anterior era que los policías entraran indiscriminadamente y saturaban todo". "La saturación se hace sabiendo donde está el problema mayor. En el resto se aplican otras medidas, como la videovigilancia", agregó.

El ministro señaló que cuando asumió la secretaría de Estado "había todo un sistema de ingreso de policías que cuando ingresaban al servicio, seis entraban a la oficina y cuatro a la calle".

El ministro dijo que se cambió "el sistema de gestión de seguridad pública". "Cuando llegamos se anotaba la denuncia en una libreta y para que pudiera pasar de una seccional a otra podían pasar meses. Lo primero que hubo que hacer fue informatizar todas las seccionales. Hoy recibe una denuncia en Montevideo y al tiempo que la esta recibiendo llega a Rivera", señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)