Casa matriz se desplomó en España; el gobierno sigue el caso con atención

Teyma garantizó al gobierno que no paralizará sus obras

La empresa española Abengoa, casa matriz de la constructora Teyma, la contratista más importante del Estado, está a un paso de la quiebra. En Uruguay, la filial está encargada de cinco proyectos por casi US$ 290 millones, entre ellos la construcción del polémico poliderportivo Antel Arena, para el que se aprobó un fideicomiso de US$ 58 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Uruguay la empresa tiene 1.226 empleados y cinco proyectos pendientes con el gobierno.

La empresa garantizó al gobierno que pese a las dificultades de su casa matriz, continuará con las obras en Uruguay.

Abengoa tiene además la concesión de la cárcel de Punta de Rieles que se construye mediante el sistema de Participación Público Privada (PPP) y supone una inversión de US$ 97 millones, el Centro de Convenciones de Punta del Este por US$ 26 millones, la nueva terminal portuaria de Capurro por US$ 93 millones y las obras de saneamiento en Ciudad de la Costa por un total de US$ 13 millones.

En España, Abengoa ingresó en el mayor preconcurso de acreedores de la historia de ese país debido a una deuda de US$ 27.000 millones. La empresa de construcción emplea a 24.300 personas en el mundo, 5.573 de ellas en España.

Abengoa Teyma, la filial uruguaya de Abengoa, fue constituida en el año 1980 como contratista que desarrolla sus actividades principales en la industria de la construcción, abarcando variadas líneas de trabajo. Tiene oficinas no solamente en el país, sino también en Sudáfrica, España, India, Estados Unidos y Brasil. Solo en Uruguay posee 1.266 empleados.

El director de la Liga de Defensa Comercial de Uruguay, Pablo Montaldo, dijo a El País que la situación que enfrenta la empresa "es un riesgo", porque está el antecedente de la constructora OAS que se presentó a concurso en Brasil y también acá, pero no necesariamente la empresa tiene que hacerlo en Uruguay; esperemos que no lo haga".

El gobierno del presidente Tabaré Vázquez sigue de cerca la situación de la empresa en España. La firma se comunicó ayer con el ministro de Trabajo Ernesto Murro para darle "total tranquilidad" de que las obras continúan con normalidad.

Por su parte, el ministro de Transporte, Víctor Rossi, dijo a El País que sigue con atención las informaciones sobre el estado financiero de Abengoa y que "no tengo nada que decir, al contrario, tengo mucho que escuchar y espero una comunicación sobre el asunto", dijo.

En tanto, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo a El País que se enteró "en los últimos dos o tres días de lo que se planteó en España con la empresa Abengoa". Sin embargo, descartó que se desencadenen problemas con el proyecto carcelario que está en obra.

"Los representantes de Teyma, que es la firma socia de Abengoa acá en Uruguay, me dijeron que no iba a haber ningún tipo de contratiempos o retrasos o problemas con la terminación de la cárcel", añadió el ministro.

El consorcio integrado por Abengoa Teyma y Abengoa Inabensa está a cargo de acometer el diseño, construcción, financiación y operación por 27 años de la primera cárcel construida mediante la participación público privada y cuya inversión asciende a los US$ 97 millones.

Se estima que la nueva cárcel tendrá una superficie edificada de 42.000 metros cuadrados y estará conformada por 25 edificios. La idea es que esté organizada como un pequeño núcleo urbano autosuficiente con todos los espacios y equipamientos necesarios para la reeducación y resocialización de las personas privadas de libertad.

El nuevo penal tendrá capacidad para 1.960 internos organizados en tres niveles de clasificación penitenciaria: media y baja seguridad, y el centro de admisión, según se informó por parte del Ejecutivo.

Este año se adjudicó a Teyma Abengoa la realización de obras de saneamiento en Ciudad de la Costa por US$ 13 millones. También se le adjudicó este año la construcción de una nueva terminal portuaria en la zona de Capurro y en octubre ganó por sexta vez el Premio Nacional de Calidad.

Abengoa ya ha realizado proyectos en Uruguay que han supuesto la instalación de 1.200 kilómetros de tuberías en todo el país. La empresa remodeló la planta de Aguas Corrientes y construyó la sexta línea de bombeo que trae agua desde esa instalación a Montevideo.

Entre sus obras se destacan las construcciones de la planta de Montes del Plata, la de bioetanol para ALUR, la modernización de las fábricas de cemento de Ancap en Paysandú y Minas, las instalaciones de tratamiento de efluentes en UPM.

Empresa clave para un sector que se encuentra enlentecido.

El Sunca (sindicato de la construcción) no tiene hasta el momento "ninguna información oficial" sobre posibles impactos en Uruguay de los problemas de Abengoa, casa matriz de Teyma desde hace varios años. El dirigente Javier Díaz dijo a El País que las obras de Teyma se están desarrollando "con absoluta normalidad".

Teyma es una importante contratista del Estado uruguayo. Este año festejó su aniversario con una gala en el Teatro Solís a la que concurrieron el presidente de la República, Tabaré Vázquez, el ex mandatario, Julio María Sanguinetti y varios ministros. Está construyendo un nuevo establecimiento carcelario en Punta de Rieles mediante el sistema de "proyecto público privado". El presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, dijo a El País que se trata de una empresa "de prestigio y de porte" que "tiene no solamente obras en el Estado sino también privadas" y que pese a estar vinculada a un grupo "grande" como Abengoa no cabe esperar que sufra en lo inmediato un impacto. Otegui no quiso hacer otros comentarios porque, dijo, solo conoce respecto al tema la información que divulgan los medios de comunicación españoles.

Si Teyma tuviese algún inconveniente, ello ocurriría en un momento no muy bueno para la construcción. El sector perdió unos 19.000 empleos en los dos últimos años y se reactivaría, como pronto, en la segunda mitad del año próximo a medida que comiencen algunas obras públicas ya anunciadas. Actualmente hay 54.000 puestos de trabajo en el sector y se calcula que se perderán más a comienzos de 2016, antes de que comience la recuperación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)