En Río Negro y Paysandú blancos y colorados se llevaron todos los municipios

Terminó el escrutinio con algunas curiosidades

La Corte Electoral terminó este fin de semana de escrutar los votos de las elecciones departamentales del domingo 10.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Óscar Terzaghi, festeja tras comprobarse su triunfo por 237 votos. Foto: Daniel Rojas

Doce intendencias para el Partido Nacional, seis para el Frente Amplio y una para el Partido Colorado; 68 municipios blancos, 37 frenteamplistas y siete colorados. De los 19 intendentes electos, seis vienen del período 2010-2015 y fueron reelectos (Sergio Botana, Carlos Enciso, Adriana Peña, Marne Osorio, José Luis Falero y Dardo Sánchez); y otros cuatro vuelven al cargo después de una o dos elecciones (Carlos Moreira, Carmelo Vidalín, Enrique Antía y Eber Da Rosa)

Más allá de que el escrutinio final no cambió el resultado respecto al primario, sí reveló algunas particularidades. Cinco intendencias cambiaron de color político: Maldonado y Artigas pasaron del Frente Amplio al Partido Nacional; Paysandú y Río Negro las perdió el Partido Nacional a manos del Frente Amplio; y en Salto la coalición de izquierda desplazó al Partido Colorado.

Los blancos tuvieron festejo completo en siete de los doce departamentos donde ganaron, porque además de las intendencias se quedaron con todos los municipios en Durazno, Flores, Florida, Lavalleja, Soriano, Tacuarembó y Treinta y Tres.

El Frente Amplio, en cambio, en los 6 departamentos en donde ganó no pudo quedarse con todos los municipios. Los casos más extremos se dieron en Río Negro y Paysandú, donde la coalición de izquierda ganó, pero sus candidatos a alcaldes perdieron en todos. En Río Negro, el Partido Nacional se quedó con los tres municipios del departamento: Young, Nuevo Berlín y San Javier. Y en Paysandú, que tiene siete municipios, los blancos se llevaron seis (Chapicuy, Tambores, Geyres, Porvenir, Quebracho y Guichón), y los colorados uno (Piedras Coloradas).

En Rivera, único departamento donde el Partido Colorado ganó la intendencia, el festejó no pudo ser total, ya que si bien se quedó con los municipios de Tranqueras y Minas de Corrales, el Partido Nacional se llevó el de Vichadero. Como consuelo, tiene que en Canelones, donde tuvo su peor registro electoral de la historia, ganó el municipio de San Bautista.

Río Negro fue el departamento donde la intendencia se definió por la menor cantidad de votos: apenas 237 a favor del Frente Amplio. Y Flores donde se dio porcentualmente la mayor ventaja del partido que ganó con respecto a sus rivales.

Entre los intendentes electos hay ocho que habían ganado una banca en el Parlamento en las elecciones de octubre de 2014, a la que deberán renunciar. Son los casos de los senadores Daniel Martínez del Frente Amplio; y Enciso, Moreira y Botana del Partido Nacional; y los diputados Aníbal Pereyra y Andrés Lima del Frente Amplio, y Carmelo Vidalín y Enrique Antía del Partido Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)