FOTOGALERÍA Y VIDEO

El temor en Durazno y la esperanza de que mejore el tiempo en San José

Durazno se transformó en una ciudad silenciosa al comenzar la advertencia meteorológica por lluvias. Hay cientos de personas desplazadas. En San José viven una inundación histórica: más de 2.000 familias debieron dejar sus hogares y esperan que el tiempo mejore.

Durazno, desierto en la madrugada de alerta roja. Foto: Víctor Rodríguez.
Durazno, desierto en la madrugada de alerta roja. Foto: Víctor Rodríguez.
Una pareja se dirige a su casa por avenida Emilio Frugoni. Foto: Víctor Rodríguez.
Una pareja se dirige a su casa por avenida Emilio Frugoni. Foto: Víctor Rodríguez.
Durazno desierto en madrugada de alerta roja. Foto: Víctor Rodríguez.
Durazno desierto en madrugada de alerta roja. Foto: Víctor Rodríguez.

Una inusual tranquilidad registró el microcentro, las plazas y los barrios de la capital duraznense en la madrugada, coincidiendo con la hora de inicio de la alerta roja anunciado por el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) para todo el país.

Las calles y avenidas denotaban un apacible panorama, de absoluto silencio, escasísimo tránsito y nulo bullicio de personas, bocinas y tronar de los escapes de las motos. La inusual tranquilidad nocturna en esa zona de Durazno se percibía a cada paso y solo el pasaje de camiones, llevando de un lugar a otro de la ciudad evacuados y pertenencias alteraba esa situación.

"Todo el mundo se resguardó temprano, parece una ciudad fantasma", dijo uno de los pocos lugareños, que pasadas las 00 horas caminaba por calle Artigas hacia Oribe y se detuvo a hablar con El País.

“A esta hora siempre anda gente, hay movimiento de autos, hoy nada”, sostiene el hombre, que dice querer retornar “cuanto antes" a su casa, "para estar tranquilo”.

En la avenida Emilio Frugoni, en toda la extensión desde el monumento al Tamboril hasta calle Zorrilla, solo se podía observar a una pareja caminando. “Esto está de más, no anda nadie en la vuelta, somos vecinos y salimos a disfrutar no tener que escuchar ruido todo el día”, señala uno de ellos, mientras continúan la marcha disfrutando del paseo con el perro.

En el carro El Gaucho, como en los demás comercios gastronómicos (varios cerraron más temprano de lo habitual) las ventas fueron mínimas y se sintió la poca demanda desde las 23 horas. “La gente está como con la psicosis del tornado y de lo que pasó en Dolores”, comentó el trabajador.

A la hora 9 el río Yi se ubicaba en los 10.03 metros sobre su nivel habitual, creciendo 5 centímetros más.

Hay 330 familias desplazadas en el departamento, registradas ante el Cecoed, que totalizan 1.224 personas, 733 mayores y 491 menores de edad. A esa cifra debe sumarse un número aún no estimado de autoevacuados.

Inundación histórica en San José.

José Luis Falero intendente de San José, habló esta mañana en radio Carve sobre la situación en su departamento y dijo que “no hay registros de este tipo, no a los niveles que alcanzó estos días”.

Falero señaló que debieron ser trasladadas personas que nunca antes habían sido afectadas por las inundaciones en San José. Y dijo que “lo que queda ahora es esperar a ver qué sucede con el tiempo”.

El río San José transformó el hipódromo en un enorme embalse. Foto: F. Flores
El río San José transformó el hipódromo en un enorme embalse. Foto: F. Flores

“Está inestable, lo que motiva a que estemos permanentemente informando la conveniencia a los evacuados de quedarse donde están”, agregó. La comuna, además, ya está realizando “una inspección en cada una de las viviendas previo a la vuelta” de las familias.

El intendente explicó que “una primera etapa es el trabajo de emergencias que lo vamos a enfrentar con recursos propios” y que una segunda etapa es realizar “la reconstrucción con mirada a mediano y largo plazo”.

Respecto a esto destacó la importancia de “hacer un cambio de pavimento de la caminería rural”.

En San José hay más de 2.000 familias evacuadas en el departamento. 

Diluvio en Colonia derrumbó antiguo puente ferroviario. 

     

En Rosario, Colonia, la lluvia y la creciente ocasionaron el derrumbe de un puente ferroviario de cerca de 120 años de antiguedad.

(Producción: Víctor Rodríguez / Durazno)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)