EL AVIÓN DE LA DISCORDIA

TCR denunció "invasión" de Fiscalía de Gobierno

Fueron expresiones “desafortunadas”, afirmó el organismo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El TCR rechazó las afirmaciones de que hizo la Fiscalia de Gobierno. Foto: Ariel Colmegna

los ministros del Tribunal de Cuentas (TCR) decidieron enviar una nota al presidente de la Asamblea General, Raúl Sendic, manifestando la molestia por el dictamen de la Fiscalía de Gobierno sobre el caso de la compra del avión presidencial.

El Poder Ejecutivo solicitó a su cuerpo asesor en lo jurídico que se expidiese por la compra de la aeronave, quien entendió que no había elementos para observar el gasto, ni el proceso licitatorio. El TCR había observado en dos ocasiones el procedimiento, pero el gobierno a pesar de eso entendió necesario reiterar el gasto.

Los ministros del Tribunal volvieron a analizar el caso el 1° de febrero y resolvieron —por mayoría, con los votos discordes de los representantes de la oposición— levantar la observación y dejar con las manos libres al gobierno para efectivizar la compra. El cambio en el fallo se argumentó sobre la base del documento elaborado por la Fiscalía de Gobierno.

El documento acusa al TCR de una "supuesta falta de trasparencia". Para el organismo de contralor, las afirmaciones realizadas por el fiscal de gobierno constituyeron una "invasión injustificada" a la autonomía del órgano de contralor.

"Las desafortunadas expresiones estampadas en el dictamen de la Fiscalía de Gobierno son rechazadas de plano", señala el documento firmado por el presidente del TCR, Ariel Rodríguez Machado, al que El País tuvo acceso.

Por ese motivo decidieron poner en conocimiento a la Asamblea General. Allí dejan claro que la tarea del organismo radica en la defensa "irrestricta del orden jurídico".

Para eso el organismo "dispone de un plantel de funcionarios especialmente calificados, imparciales y experientes, que proporcionan informes y propuestas con base jurídica y contable para que el Tribunal pueda tomar resoluciones de alto contenido profesional"; dice el documento.

En el cierre de la carta los ministros del organismo reafirmaron su compromiso con la tarea de contralor, en el objetivo de "velar por la seguridad jurídica y la trasparencia". "Compromiso y adhesión al Estado de Derecho" y afirma que "el desempeño de su rol, encuadrado en el acatamiento del derecho objetivo seguirá honrando, como hasta el presente, los superiores principios consagrados por la Constitución de la República en el marco de nuestro sistema democrático y republicano de gobierno", concluye la carta.

El caso de la compra del avión presidencial marcó al TCR, según lo valoraron en la sesión del 1° de febrero, los servicios técnicos del organismo. Entendieron que los posicionamientos políticos estuvieron por arriba de los técnicos.

El cambio en la postura del TCR para levantar la observación a la compra estuvo fundado en el cambio de la integración del organismo. La salida de uno de los ministros que había apoyado las anteriores decisión de observar la compra, Óscar Grecco, permitió el ingreso del suplente, Miguel Aumento, que entendió que no había motivos para cuestionarla.

Más allá de la discusión jurídica y técnica, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, ya había resuelto en los primeros días del año reiterar el gasto de US$ 1.010.000 para comprar la "aeronave multipropósito Hawker HS 125-700".

El negocio comprende una aeronave usada en condiciones de vuelo, y otro avión del mismo modelo para utilizar sus partes como repuestos. Todo el equipamiento pasará a ser propiedad de la Fuerza Aérea.

El ministro de Defensa será interpelado por Bordaberry.

El caso de la compra del avión presidencial será discutido en el Parlamento, cuando el viernes el senador del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, interpele al ministro de Defensa, Jorge Menéndez.

"Es una tomada de pelo para justificar un capricho de un presidente que quiere un avión VIP para él. Que además se lo va a comprar a una persona muy cercana a sus asesores. Es una vergüenza, y una insensibilidad", opinó el senador colorado el día que decidió formular la interpelación.

Para el legislador todo el proceso para adquirir la aeronave ha sido "una verdadera vergüenza" y una falta de respeto a la ciudadanía. Bordaberry criticó al presidente, no solo por la forma de la compra, sino por el momento en que se hace. "El presidente desoye al Tribunal de Cuentas y se compra con la plata de nuestros impuestos un avión VIP de más de 1 millón de dólares", opinó en su cuenta de la red social Twitter. Tras conocerse el levantamiento de la observación por parte de la mayoría del TCR, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, dijo a Subrayado que el gobierno había procedido con trasparencia y en total legalidad. "El Tribunal de Cuentas levantó la observación, estableciendo que se ha cumplido con toda la legalidad", dijo y aclaró que con ese fallo para el gobierno "el tema está terminado desde el punto de vista legal, jurídico y administrativo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)