BATALLA CONTRA EL AVANCE TECNOLÓGICO

Taxistas demandarán a la IMM

La Gremial del Taxi tomó la medida en asamblea por “omisión” de la comuna ante Uber.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La patronal sigue tomando acciones para frenar a Uber. Foto: F. Ponzetto

Ante la impotencia por no poder frenar el avance de Uber, que ofrece sus servicios en Montevideo desde noviembre del año pasado, la Gremial Única del Taxi decidió demandar a la comuna por vía judicial.

La demanda apunta principalmente al "perjuicio que ha tenido el gremio, y cada taximetrista en particular, por la pérdida del capital y del lucro cesante desde la instalación de la aplicación", explicó a El País el tesorero de la Gremial, Enrique Mera.

La medida fue aprobada, "casi por unanimidad", en una asamblea a la que asistieron más de 350 permisarios de taxímetros, y se encargó al equipo jurídico de la patronal el inicio de los trámites para presentar la demanda.

Si bien la idea era manejada desde hace meses, los dueños de los taxis esperaron a que la comuna capitalina, o bien el gobierno, se expidieran para impedir el funcionamiento de Uber.

"Multaron solo a tres personas en seis meses, y a uno, por lo que sabemos, le anularon la sanción", contó a El País Alberto Gómez, uno de los asistentes a la asamblea que se llevó a cabo el miércoles por la noche. "Estamos en clara desventaja cuando hay una competencia que trabaja sin pagar impuestos", agregó Gómez.

Aseguró que "la denuncia tiene fundamento, en virtud de que la Intendencia, que regula los servicios de transporte, te invita a participar de un mercado cerrado y regulado, y vos pagás una suma importante de dinero por entrar en esas condiciones. Ahora, por la vía de los hechos, se cambian sustancialmente las condiciones".

El integrante de la Gremial indicó que "la Intendencia está omisa en aplicar las normas que ella misma instrumentó para regular el transporte".

Por su parte, el intendente Daniel Martínez dice que "se está fiscalizando a los conductores de Uber", pero también apunta que la regularización de esas nuevas aplicaciones está hoy en manos del Parlamento.

Desde noviembre del año pasado, la patronal afirma haber perdido un 30% de ingresos a raíz del desembarco de Uber y podrían enviar trabajadores al seguro de desempleo.

La patronal se ha movilizado en los últimos cinco meses, solicitando iniciativas legales para bloquear o prohibir la aplicación. Ha recurrido sucesivamente a la Intendencia de Montevideo, al Gobierno y al Parlamento, al Congreso de Intendentes y hasta la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones del Estado (Ursec), para que bloqueara la aplicación.

La Comisión de Transporte del parlamento recibió en más de una ocasión a dirigentes del sindicato de taximetristas, patrones y empleados, como así también a delegados de Uber para América Latina.

La empresa estadounidense asegura que quiere estar en buenos términos con Uruguay, pero a su vez "trabaja de manera irregular en el país", aseguró en más de una ocasión Daniel Martínez.

La desesperación ha llevado a que, más de una vez, taxistas localizaran y acosaran a choferes de Uber. El pasado 26 de abril, un taxista fue detenido luego de haber perseguido a un coche de Uber desde la Plaza Independencia hasta Carrasco. El paso del taxista por el juzgado motivó movilizaciones de la patronal. Finalmente, el conductor, acusado de "violencia privada", fue procesado por un delito de "justicia por mano propia" que solo contempla una sanción pecuniaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)