La firma internacional iniciará una demanda contra la patronal del taxi

Taxistas apelan a artillería pesada para frenar a Uber

Llegaron los nenes para la clase", gritó el presidente de la patronal del taxi, Óscar Dourado. Lo hizo haciendo palmas, mientras entraba al hotel Holiday Inn, de la calle Colonia, en pleno centro de Montevideo, donde la empresa Uber se disponía a capacitar a algunos conductores que quieren trabajar para la firma. Eran las 9:50 de la mañana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gremialistas de la patronal ingresaron al hotel al grito de "¡Piratas!". Foto: A. Colmegna

Detrás de él había cientos de autos amarillos y blancos que rodeaban la manzana. Al hall ingresaron decenas de taximetristas. Todos a los gritos. Ayer también se supo que la patronal registró, en septiembre pasado, la marca Uber, y que la empresa tiene planeado llevar el tema a la Justicia. Y al parecer, tienen todas las de ganar. El lunes el tema será tratado por el Consejo de Ministros. "Vamos a esperar a ver qué dice el gobierno; creo que nos va a dar la razón", dijo, en la tarde de ayer, Dourado a El País.

Uber empezó a capacitar a sus conductores el 2 de noviembre. En cada una de las clases suelen asistir entre 50 y 70 personas, sin embargo ayer en la mañana no había más de 15. En la de la tarde, a la "clase", como dice Dourado, que estaba programada para las 14 horas, no fue nadie. Fuentes cercanas a la empresa dijeron a El País que identificaron a varias mujeres que llegaron con la intención de capacitarse, y luego dieron media vuelta y se fueron. Tenían "miedo". Los taxistas cantaban contra la empresa y había carteles con una leyenda que no dejaba lugar a equívocos: "Fuera Uber", decía. Adentro, en tanto, todos juntos gritaban: "¡Piratas, piratas!".

"Yo me quiero anotar", gritaba también Dourado, mientras le explicaban que eso lo tenía que hacer a través de la página web de la empresa. El Ministerio del Interior envió al lugar un policía para calmar los ánimos. Le costó, pero logró que los taximetristas dejaran el lugar y que solo se quedara un representante de ellos para conversar. Habló con Dourado, que le repitió: "Yo me quiero anotar". El agente fue a intentar negociar con los representantes de Uber, estos le dijeron que estaban dispuestos a recibir a Dourado en la capacitación. El presidente de la patronal del taxi declinó la oferta.

La capacitación que realizan consiste en una serie de tips que se le dan a los conductores para que el cliente se sienta cómodo durante el viaje. Estos van desde ofrecerles agua los días de mucho calor, a tener siempre caramelos en el auto. Consultado por El País, Dourado, irónico, dijo que él y otros taxistas se querían anotar porque "regalan un celular". Es que días atrás trascendió que Uber le daba un teléfono iPhone a cada uno de los conductores; sin embargo, la fuente cercana a la firma dijo a El País que esto no es cierto.

"Como nos van a sacar el trabajo —continuó Dourado— queremos anotarnos. Conozco taxistas que se han anotado. Y si hacen otro llamado nos vamos a anotar. Esta empresa viene a quitarnos el trabajo. Alcanza con ver lo que ha pasado en otros países".

El jueves unos 800 taxis tomaron el centro de Montevideo en protesta por la instalación de Uber en Uruguay. Ayer también eran cientos. En un hecho inédito, la resistencia a la aplicación para teléfonos celulares unió a la patronal con el gremio de los empleados. Hoy habrá una reunión del Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas (Suatt), convocada bajo el nombre: "Para que no nos dejen sin trabajo, todos contra Uber".

El País supo que la semana que viene los taxistas pretenden bloquear la avenida 18 de Julio en protesta contra Uber. Dourado lo confirmó, pero dijo que no respalda esa medida, y repitió: "Vamos a ver qué dice el gobierno". El mismo lunes la empresa tiene planeado continuar con las capacitaciones.

Demanda.

La patronal del taxi registró en septiembre el nombre de Uber, para evitar que la marca pueda instalarse en Uruguay, sin embargo esta movida puede estar violando la ley. Desde Uber ya anunciaron que iniciarán acciones legales.

A través de un comunicado la empresa advirtió: "En el caso de la marca Uber registrada por la patronal de taxis, nos encontramos ante una acción claramente malintencionada que busca no sólo afectar la propiedad intelectual de Uber, una marca reconocida a nivel mundial, sino también la posibilidad de que la gente ejerza su libertad de elegir entre más opciones para trasladarse en la ciudad. Uber iniciará las acciones legales que correspondan y seguiremos por los canales apropiados para la resolución de este caso".

El comisionado de Defensa de la Competencia, Javier Gomensoro, quien aclaró que su división aún no ha recibido una denuncia, advirtió a El País que "si hoy vemos que todas las gremiales del taxi están en pie de guerra contra esta aplicación, desacreditándola, hablando de lo mal que le ha ido en el mundo, de las malas experiencias, demonizándola, parece bastante raro que hayan registrado una marca con este nombre".

En este sentido, precisó "que el registro de las marcas comúnmente corresponde a un uso anterior, o al propósito de un uso posterior. O sea, si voy a explotar determinada invención, determinada marca, la registro ya sea para lo que vengo trabajando o para empezar a trabajar a partir de ahí, pero le doy a ese registro una materialidad explícita y una visibilidad pública. No conozco que haya de parte de la patronal un uso de la marca Uber, entonces lo que podría ocurrir es que este registro tuviera un propósito de cerrar el mercado y evitar la competencia".

Por otra parte, Gomensoro señaló que "todo lo que sea innovador, y venga a colaborar en que haya más competidores, más tecnología, diferentes formas de prestación del servicio, que se fuercen en brindar mejores precios, calidad y servicio", es bueno, en el sentido que "la ley de defensa de la competencia tiene como criterio rector que funcionen bien los mercados en servicio del consumidor y no que ganen dinero las empresas. Eso es consecuencia del afán de lucro natural y razonable, pero si no hay competencia se torna abusivo".

¿Cómo funciona Uber?

Uber funciona así: el usuario baja la aplicación en su teléfono, e ingresa sus datos (nombre y dirección). Cuando pide un auto tiene la posibilidad de elegir entre distintos modelos. El precio del viaje depende del tipo de coche (que puede ser incluso una camioneta). Los choferes son capacitados para que el usuario se sienta cómodo durante el trayecto, les sugieren ofrecerles botellas de agua mineral durante el verano y caramelos. El pago se introduce a través de tarjetas de crédito. No se permiten tarjetas de débito ni efectivo. Si es más de uno el que viaja, el costo del viaje se puede dividir en varias tarjetas. Los autos son de los particulares, y estos se quedan con 80% de la ganancia; 20% es para Uber.

Empresa dispuesta a dar pelea hasta poder instalarse en Uruguay.

La empresa Uber le pedirá a la Intendencia de Montevideo una regulación acorde a su situación. Fuentes allegadas a la firma dijeron a El País que la firma está dispuesta, por ejemplo, a pedirle a los choferes que tengan libreta de conducir profesional, algo que por ahora no es un requisito. También ya presentaron a la comuna ejemplos de cómo se han instalado en otros países. Al mismo tiempo, advierten que se van a resistir a ser considerada una empresa de transporte y que se les pida lo mismo que a los taxis y a los remises, como ser una chapa especial para los autos que se utilizan para los viajes. Uber está dispuesta a dar pelea hasta poder instalarse en Uruguay.

Otra propuesta que le presentaron a la comuna, es la de llevar a cabo una regulación parecida a la que se lleva a cabo en México, donde Uber resigna parte de su ganancia, y le da el 1% de lo recaudado al gobierno, y ese monto pasa a ser parte de un Fondo Pro Movilidad.

En el día de ayer, en la página cheng.org, un usuario inició una recolección de firmas para pedirle al presidente Tabaré Vázquez, al ministro de Transporte, Víctor Rossi, y al intendente, Daniel Martínez, que permitan la instalación de Uber en Uruguay. Al cierre de esta edición había logrado 677 adhesiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)