Tecnología que no arranca: la IMM había licitado 50 chapas

Taxis eléctricos: solo se colocaron 16 permisos

Tras una postergación del llamado y una importante promoción de parte de la Intendencia de Montevideo, la Patronal del Taxi, UTE y el Ministerio de Energía, se recibieron ayer 16 ofertas en la licitación de hasta 50 permisos para taxis eléctricos. Una de ellas fue doble, de un particular interesado en dos chapas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los coches nuevos tienen muchas exoneraciones pero no seducen por ahora.

La Intendencia de Montevideo anticipó que adjudicaría hasta un máximo de cinco permisos por persona física, aunque contabilizando los ya detentados antes de esta convocatoria (de taxis comunes).

Según un estudio realizado por técnicos de los organismos involucrados, el costo mensual de energía del taxi a nafta ronda en los $ 40.000, mientras que el de un coche eléctrico es de unos $ 5.000, por lo que el ahorro con la nueva tecnología ascendería a los $ 35.000 por mes.

Siguiendo la misma línea de razonamiento, en cinco años el consumo de un taxi a nafta representa unos US$ 100.000, mientras que en el eléctrico es de unos US$ 11.000. El ahorro en energía sería de US$ 90.000 en un quinquenio. A esto hay que agregar que la Intendencia los exonerará del pago de la Patente, entre otros beneficios que recibirán de parte del Estado.

Pese a estas cifras que aparecen como tentadoras a primera vista, ha sido muy bajo el interés en invertir en esta tecnología menos contaminante.

Consultado por El País, el director de Movilidad Urbana de la Intendencia, Néstor Campal, explicó el motivo que, desde su punto de vista, llevó a que no hubiera un interés masivo por las nuevas chapas. "El tema es que representa un salto valiente, porque es una cosa sobre la que no hay experiencia previa. Es un mercado que se mueve con la experiencia previa; de todos modos, no es un número menor el que se presentó", indicó optimista.

La Intendencia fijó una base reducida para el remate de estas 50 licencias para taxis eléctricos, de 460.000 Unidades Indexadas (equivalentes a unos US$ 57.000), la mitad del valor que tiene en el mercado la chapa de un coche a nafta.

"El precio máximo que se pagó es de 15% por encima de la base", informó Campal.

Además de la exoneración de la Patente, UTE realizará un aporte de US$ 5.000, más la exoneración de la conexión del punto de carga. El Poder Ejecutivo también los eximió de la Tasa Global Arancelaria por un plazo de 2 años.

Campal explicó que los nuevos taxis de Montevideo, según el llamado, deberán estar circulando antes de 180 días, o perderán los permisos.

CLAVES.

El 1° de marzo de 2010, una camioneta utilitaria de origen chino reconvertida a eléctrica trasladó al entrante presidente José Mujica y al vicepresidente Danilo Astori desde el Palacio Legislativo hasta la Plaza Independencia. A cinco años de esa señal que el gobierno quiso transmitir, el mercado de los vehículos eléctricos es casi inexistente en Uruguay. Los taxis eléctricos tienen al menos dos inconvenientes: son muy caros y la recarga es lenta: dos horas en el mejor de los casos, en las que el coche debe quedar literalmente parado.

Pero hay otras claves. El año pasado, el director de Energía, Ramón Méndez, consideró que no tiene sentido crear una red de estaciones de recarga para la poca cantidad de autos que hay en el país. Resaltó que el Impuesto Específico Interno (Imesi) para vehículos eléctricos e híbridos es de solo 3%, mientras que para el resto oscila entre 25% y 45%, "por lo que se incentiva la compra de estos autos", dijo. "La red de recarga no es el cuello de botella porque en todos lados hay enchufes; es el alto costo del vehículo", consideró el funcionario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)