EDDIE ESPERT

Tate tranqui: volvió el murgón

Después de 20 años retorna al Carnaval, desde el barrio La Unión, un título clásico, multipremiado: Los Saltimbanquis

Enrique Espert y directores de la murga de Nelson Ferro y Eddie Espert. Foto: G. Pérez
En 1998 y con la dirección de Enrique y Eddie Espert fue el último año que salió en Carnaval. Foto: G. Pérez
El "Loco Pamento" pasó a la historia por haber adicionado la mímica y el maquillaje artístico. Foto: G. Pérez
Eddie y Enrique Espert son hijos de Domingo Espert, (El Loco Pamento), fundador de la murga. Foto: G. Pérez
Enrique Espert y los directores de Los Saltimbanquis, Nelson Ferro y Eddie Espert. Foto: G. Pérez
"Esta es la murga de mi vida, de mi infancia", dice el codirector Ferro. Foto: G. Pérez
Concursaron por última vez en 1998, en noviembre darán prueba de admisión. Foto: G. Pérez

Sentir "que veinte años no es nada", sigue cantando Carlos Gardel cada día mejor. —¿No es nada? ¡Si no estás en cana! —contrapuntea hoy Enrique Espert, con el gracejo del murguista de ley, aplomado, por supuesto, pero a la vez expectante por lo que pasará en un nuevo ensayo de la murga de la familia, Los Saltimbanquis, un título que ganó once primeros premios y ahora retorna para dar la prueba de admisión en noviembre y después, en febrero, volver otra vez a subir a los tablados de barrio y a concursar en el Teatro de Verano durante el Carnaval 2018.

El canto de presentación recuerda justamente, con la poética murguera de La Unión, que pasaron ni más ni menos que 20 primaveras, 20 veranos, 20 inviernos y 20 otoños sin Los Saltimbanquis: "Ochenta estaciones sin murga ni amor/ Corazones que se desperezan/ Porque la promesa por fin se cumplió".

Cuando el pasado lunes, a las 9 de la noche, ya estaban presentes casi todos los murguistas en el local de ensayo montado en el Tattersall Gavroche, a pasos de Hipódromo de Maroñas, una columna de humo blanco anunciaba que en el primer descanso ya estaría lista para todos la parrilla, con la tradicional picada de asado y chorizos o morcillas.

"Se estremece en la noche perfecta/ Se refleja una luna marfil/ Se comenta que el alma murguera rompiendo barreras/ Llegó feliz, volvió", pasó a entonar minutos después el coro empastado con voces potentes, muchas de las cuales tronaron en Los Saltimbanquis de la década de 1990 o en Arlequines, y alternaron antes o después en varias murgas reconocidas, por ejemplo Los Diablos Verdes, La Gran Muñeca, A Contramano, Contrafarsa o Momolandia.

En el local de la calle Saint Bois y José María Guerra, también atento a la evolución de la murga estaba su director responsable Eddie Espert, hermano menor de Enrique, ambos hijos de Domingo Espert, "El Loco Pamento", fundador de Los Saltimbanquis en 1924.

Eddie Espert confiesa que "desde hace unos años había muchas ganas de sacar nuevamente a la murga", pero la decisión no se tomaba para evitar conjeturas, palabras más, palabras menos, considerando que su hermano Enrique es el presidente de Daecpu.

Pero al final se dijeron: "¡Vamos a sacarla porque nos vamos a morir y no vamos a sacar nada!". El qué dirán quedó para nutrir parte de la letra de este año y del que viene, un texto que en más de un pasaje asoma autorreferencial, humorístico y con pinceladas irónicas o paródicas que no olvidan ni cadenas de oro, ni camisas floreadas y tampoco "las caminatas con zapatos muy coloridos".

"Volvieron los saltimbanquis/ y todo el mundo hace conjeturas/ los que no van al tablado, los abonados, los caraduras".

Por la risa.

Para Eddie, pasaron veinte años pero la gente del mundo murguero prosigue haciendo lo que a ellos les reportó una cadena de lauros históricos. Él aclara que la murga no es una empresa, es una pasión. "Nos preocupamos por conseguir publicidad pero todo se vuelca en la murga, en los componentes, para hacer reír a la gente, tratando de sumar alegría, afecto, porque en todos los barrios tenemos amigos".

En sociedad.

La aparición de Nelson Ferro redondeó la sociedad de Los Saltimbanquis. "Todos los años que nos juntábamos en el Teatro de Verano decíamos que teníamos que sacar a Los Saltimbanquis y bueno, se dio. Mi hijo menor tiene 18 años y yo siempre le hablaba de la murga; esperamos que lo que nosotros vivimos lo vivan ahora los jóvenes".

—¿Patos Cabreros quedó atrás?

—Fue una etapa muy linda, un primer premio en 2015, y después un segundo puesto y un cuarto, siempre en el marcador —contesta Ferro. Pero esta es la murga de mi vida, de mi infancia. Cuando yo tenía 3 años, ellos (por los Espert) ya me llevaban a los ensayos de Saltimbanquis. Hablo y se me eriza la piel, es un gran honor, un orgullo y un gran desafío. En La Unión vivíamos en casas que estaban frente por frente".

La murga tenía previsto en su canción de despedida homenajear en vida al prolífico letrista Carlos Modernell, "El Dios Verde" y eterno Saltimbanqui. El reciente fallecimiento de este cambió los planes, teniendo en cuenta además que Daecpu dará un trofeo al mejor tributo que le hagan todas las murgas.

En lugar de una canción, Los Saltimbanquis de todos modos presentarán una sorpresa, para que "El Gauchito del Talud" (otra de las firmas que usó Modernell) no deje de estar sobre las tablas e ilumine el tinglado de Momo.

Mientras Rosario Viñoly ya comenzó a ultimar detalles de un vestuario a usar dentro de algo más de cuatro meses, y que quizás recuerde por su esplendor y variantes al del espectáculo de Arlequines dedicado a los Cien Años del Cine, la murga tiene claro que no subestimará o dará changüí a ninguna de las que competirán en la prueba de noviembre.

Casi a medianoche, entre los ajustes escénicos que realiza Freddy González, y las señales del director Diego Berardi, retumban versos soplados con la fuerza de un ciclón, como los que dicen: "Hay un coro en la noche que sueña con murgas de antes/ Con las llamas de un fuego sagrado que vuelve a nacer".

EL CAMINO AL CONCURSO

Enrique Espert, y los directores responsables de Los Saltimbanquis, Nelson Ferro y Eddie Espert, estuvieron juntos en el ensayo que la murga de La Unión realizó el pasado lunes, para seguir avanzando en la propuesta con que darán la prueba de admisión en noviembre. Si la pasan, después presentarán el espectáculo completo en el concurso de agrupaciones carnavalescas de 2018, a cumplirse en el Teatro de Verano.

GANÓ EN 1995

El plantel está listo para salir a ganar.

Los directores responsables de Los Saltimbanquis 2018 no escondieron una sonrisa cada vez que consiguieron confirmar la participación del elenco y los técnicos.

Entre los últimos fichajes figuró el del cupletero Diego Bello, que alcanzó la popularidad en la década pasada, actuando en La Margarita, y ahora hará la doble punta de capocómicos con Claudio Rojo. A ellos y al coro le escriben Eduardo Rigaud y Fabricio Speranza.

El plantel de Saltimbanquis que subirá a escena se completa con Diego Berardi en los arreglos corales y dirección escénica; Favio Adinolfi, Raúl García y Gerardo "Batata" Cánepa en la batería, y en el coro: Martín Melgarejo, Nicolás Ríos, Edén Iturrioz, Marcelo Luzardo, Ricardo Villalba, Leonardo García, Damián Dewailly, Agustín Pittaluga, Carlos Barrios, Daniel Lorenzón y Fabricio Ramírez.

Rosario Viñoly, ganadora de decenas de primeros premios y menciones especiales en las cinco categorías del concurso de agrupaciones de Carnaval, será la encargada del vestuario.

Freddy González por su parte tiene a su cargo la puesta en escena de la murga, tarea que ya efectuó para La Nueva Milonga, Curtidores de Hongos, Agarrate Catalina y Queso Magro, entre otros grupos.

Los estudiosos del Carnaval recuerdan que el fundador de Los Saltimbanquis, Domingo Espert, bautizado como "El Loco Pamento", pasó a la mejor historia por haber adicionado la mímica, el maquillaje artístico y la presentación hablada de las murgas.

En 1998, con la dirección de Enrique y Eddie Espert, fue que el conjunto salió por última vez en Carnaval. Cuplés como Las memorias de un colchón (que llevaba adelante en escena Carlos Prado arrancando carcajadas en todos los tablados), o La Zona Azul, El Patrullero Vidal y Mandrake se convirtieron en mojones del exitoso recorrido histórico de la murga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)