EL CARNAVAL FUERA DE MONTEVIDEO

Con tambores y enredos el Carnaval no se achicó ante histórica ola de calor

Las temperaturas de febrero superaron en 2,5° la media.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Giannina Silva delante de la cuerda de tambores plumereó su reinado en Melo. Foto: N. Araújo

Montevideo se jacta de tener el carnaval más largo del mundo pero en los tres días que el calendario convoca a celebrarlo, sus calles están desiertas. Solo unas miles de personas se reúnen a aplaudir las actuaciones de los conjuntos que concursan en el teatro del Parque Rodó o son contratados en cinco tablados comerciales y en los populares.

Esa ausencia del espíritu festivo en la ciudad se agudiza cuando, como ocurre este año, las temperaturas estivales superan máximas históricas, y lo que más convoca es el mar, sean las aguas del Plata o las atlánticas.

Febrero de 2016 se había despedido con un récord: la temperatura estuvo por encima de la normal en todo el país: +0,8° centígrados en prome-dio, aunque los desvíos positivos sobre el sureste y la cuenca de la Laguna Merín terminaron siendo superiores (el incremento ascendió a +1.5° centígrados).

Este febrero de 2017 el tiempo fue aún más agobiante. La media llegó a +1,5° y a +2,5 en el sureste del país y la Cuenca de Merín (departamentos de Treinta y Tres y Cerro Largo). Con la ola de calor, las mínimas se han mantenido por encima de los 20° C y las máximas por encima de los 30° C, con sensaciones térmicas superiores a 40° C en el norte.

Melo ardiente.

A pesar del abrasador calor que manaba del pavimento de la calle Saravia, en Melo, Cerro Largo, las hermanas Xipolitakis, junto a la modelo uruguaya Victoria Saravia y la escultural vedette de la comparsa C1080 Gianina Silva, le dieron color a un desfile festivo en donde participaron 23 agrupaciones locales.

En medio del reinado de Momo, el mayor contratiempo fue el colapso del servicio telefónico, lo cual derivó en muchos reclamos y quejas de turistas, en horas de la tarde y la noche. Cuando se desarrollaba el desfile por Saravia no se podía realizar llamadas ni recibirlas, tampoco comunicarse por ninguna de las aplicaciones. Antel explicó que todo se dio por la gran cantidad de personas que requerían el sistema en la misma zona.

El director de Turismo de la Intendencia, Eduardo Yáñez, estimó que 75 mil personas asistieron durante las tres primeras noches de la bacanal al escenario natural de los desfiles, desde el sábado hasta ayer.

Estefanía Xipolitakis desfiló sobre un carro especialmente diseñado para ella; rodeada de niños, bailó una coreografía infantil con sus propios temas y repartió regalos entre los más pequeños. Su hermana "Vicky" desfiló al cierre del corso en un carro también exclusivo.

Ambas instalaron una gran polémica en la sociedad melense debido a su forma de vestir, alejada de las carnestolendas; en las redes sociales se reclama que las hermanas se destapen más. "¡En la Argentina andan sin ropas y aquí se tapan!", es la exclamación popular.

Vicky y Estefanía salieron con atuendos largos o jeans, modalidad que todas las argentinas que han pasado por el Carnaval de Melo adoptaron, contrariamente a lo que lucen las uruguayas.

Entre los contratiempos de las vedettes se cuenta el retraso del viaje de Vicky debido a que, tomando agua en su casa de Buenos Aires, se le rompió la copa y terminó con varios puntos de sutura en sus labios, en un seno y un brazo.

"Llevé cinco puntos con el corte en la boca y siete en el seno. Debí llegar en avión porque si no, no me daban los tiempos", se disculpó.

Victoria Saravia, por su parte, estaba molesta y hasta lloró por no haber podido desfilar en la jornada del sábado, como estaba previsto, dado que el vestido que le confeccionaron en Melo le quedó grande. "Tiene varios talles más y esto no puede pasar", sentenció.

Al día siguiente, ella adquirió un traje que le costó 500 dólares y pudo participar de la fiesta de Momo.

Cabriolas termales.

En el norte del país, durante el Carnaval Naranja de Salto, la ola de calor que ayer provocó una sensación térmica por encima de los 40°, ha generado una intensa demanda de las emergencias médicas móviles.

"Quienes más vienen siendo afectados por las altas temperaturas son personas mayores", dijo a El País el doctor Daniel Barboza de la Unidad Cardio Respiratoria Móvil local.

El profesional acotó que en los meses de enero y febrero las gráficas revelan registros bajos de requerimientos de atención por parte de los usuarios del servicio, pero en este 2017 hubo una explosión de la demanda a causa del intenso calor. La doctora Fanela Morales, de la empresa EMI, indicó también que ha crecido el número de llamados para atención por síntomas de mareos, falta de aire y descompensaciones producidas por baja presión arterial o falta de hidratación.

La profesional acotó que esta ola de calor coincide con la presencia de muchos turistas provenientes del sur del país, que llegan a disfrutar el Carnaval en las termas del Daymán.

"No están acostumbrados a soportar temperaturas de esta intensidad y sufren sus efectos", dijo Morales.

Debido al calor bochornoso, el servicio de emergencia del Hospital Regional dependiente de Salud Pública, presentaba ayer un notorio retraso.

Marzo cálido.

"Cuando las mínimas están por encima de los 20 grados por más de tres días consecutivos es que se está dando una ola de calor, y ahora se están presentando también, desde hace una semana, máximas que están por encima de los 30", dijo a El País el asesor del Inumet, Mario Bidegain.

El fenómeno está vinculado al aumento del calor de las aguas del Océano Atlántico, desde las costas de Santa Catarina y Río Grande del Sur, y las de Uruguay hasta el Río de la Plata.

"La temperatura del agua superficial está muy por encima de lo normal y eso contribuye a que sea mucho mayor el calor en zonas como Rocha o Treinta y Tres".

Al desaparecer la fase fría del Niño (es decir: la Niña) y entrar en fase neutra es muy posible que en marzo continúen las temperaturas altas. (Producción: Néstor Araújo y Luis Pérez).

Opciones.

En el Carnaval de Melo, la argentina Vicky Xipolitakis desfiló a lo largo de la calle Saravia encima de un carro, y a pesar de su buena onda fue criticada en las redes sociales por lucir un vestuario no muy propio de las carnestolendas. Durante las 3 jornadas de celebración, más de 75 mil personas asistieron a esa fiesta que intenta mezclar la farándula porteña y las tradiciones uruguayas, como otra opción, al igual que el samba suma enredos brasileños en Artigas.

AL NORTE Y EL ESTE.

Despliegue policial en fiesta de La Pedrera.

Desafiando a los golpes de calor, la presión arterial, la deshidratación y la fatiga muscular que puede provocar la ola de calor que se mantendría hasta el jueves, en el balneario La Pedrera de Rocha comenzó anoche un carnaval singular, más dionisíaco que municipal, convocado por la gente.

Después del descontrol en las calles durante la previa del domingo y la madrugada de ayer, para muchos residentes la gran expectativa de este año no radicaba en el disfrute de la fiesta sino en ver cómo se implementaría el operativo de seguridad prometido, en medio de una jornada que se extiende hasta las 7 de la mañana de hoy, con derroche de alcohol y consumo de drogas.

Entre el viernes y el sábado habían llegado al departamento unas 16.000 personas solo en ómnibus; gran parte de ellas a La Pedrera.

El Plan de contingencia que implementó este año el Cecoed de la Intendencia involucró a 400 funcionarios. En la tarde de ayer continuaba la tarea de vallar todas las residencias, mientras en la ruta 10 se incautaban cargamentos de alcohol.

El Jefe de Policía de Rocha confirmó que se desplegó un total de 150 policías entre ellos efectivos locales, de la Guardia Republicana y policía de tránsito. Además sobrevolaron la zona drones del Ministerio del Interior, y se puso a disposición de Salud Pública un helicóptero de la Fuerza Aérea.

El samba hirviente en la calle Lecueder.

Por la calle Lecueder, el Carnaval de Artigas vivió sus tres jornadas a todo ritmo y y con danzas contagiosas. Más de 30.000 personas presenciaron los desfiles en cada noche, durante el sábado, el domingo y ayer. En total, diez escuelas de samba participaron de la fiesta: ocho dentro del concurso y dos invitadas.

"Estamos muy contentos con la convocatoria. Hay mucha gente en Artigas. Esperemos que hayan pasado un buen momento", dijo a El País el intendente Pablo Caram. Fuentes de la organización confirmaron que la celebración se desarrolló con entradas agotadas y que llegaron espectadores de todo el país y de ciudades fronterizas de Brasil.

En clave de samba, al estilo brasileño, las escuelas que reúnen a su alrededor a la mitad de la población de la ciudad de Artigas y se preparan durante todo el año demostraron que su evolución no se detiene, por ejemplo Rampla, Emperadores, Académicos o Imperio de Ayuí, que son algunas de las más convocantes y ganadoras del millonario premio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)