LA COMUNICACIÓN EN EL GOBIERNO

Tabaré Vázquez pidió al gabinete controlar las salidas públicas

Recordó que cada una de las acciones debe tener la aprobación oficial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente quiere evitar mensajes contradictorios y mantener la unidad. Foto: Archivo

El presupuesto, las negociaciones con la finlandesa UPM, la búsqueda de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China y la Unión Europea, o los posicionamientos internacionales sobre diferentes conflictos globales, son parte de los grandes temas que el gobierno del presidente Tabaré Vázquez debe enfrentar en el corriente año. Pero la lista puede ser afectada por un ambiente político electoral más acalorado, donde la oposición busca cortar con la racha de triunfos del Frente Amplio y volver a gobernar.

Por eso el presidente solicitó a sus ministros "extrema concentración en la tarea de gobernar" y evitar errores en las salidas públicas que puedan ser aprovechadas por los dirigentes blancos y colorados. En ese sentido, el presidente acordó con todo el gabinete que las salidas públicas y acciones oficiales de cada dependencia deberán ser previamente informadas y aprobadas por el jerarca ministerial.

La decisión fue informada mediante una carta por el secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, comentaron a El País varias fuentes del Ejecutivo. El gobierno frenteamplista entiende que la oposición ya está en plena campaña electoral y buscará los puntos débiles para criticar y desgastar la administración con objetivos electorales.

Consciente de las dificultades que se le pueden presentar en el correr del año, Vázquez buscó alinear a todo el gabinete y evitar diferencias internas. Por eso, decidió realizar la reunión del primer Consejo de Ministros del 2017 en la estancia presidencial de Anchorena, en Colonia, a principios de febrero.

Vázquez es metódico y sistemático; así lo describen los funcionarios y asesores que en algún momento han trabajado con él. "Hay un orden de trabajo, agenda preestablecida y las decisiones se dejan por escrito. Es parte de profesionalizar el trabajo", dijo a El País una fuente de gobierno.

Por eso, tras lo conversado en el gabinete —que duró dos días a puertas cerradas y sin conferencia de prensa para informar sobre los temas tratados— solicitó al secretario de la Presidencia, Toma, dejar constancia del acuerdo alcanzado.

El jerarca envió una breve carta a cada uno de los ministros para recordar la decisión institucional alcanzada en referencia a las salidas y acciones oficiales de cada secretaría de Estado.

Cuatro fuentes del Poder Ejecutivo comentaron a El País que la misiva hace referencia "al análisis, inquietudes y planteos" que se conversaron en la reunión. "Garantizar las competencias y atribuciones de las señoras ministras y señores ministros en referencia a la comunicación institucional y las acciones que se despliegan en los distintos incisos y cuya difusión debe pasar por la natural aprobación del jerarca", expresa el texto.

La carta fue enviada a cada uno de los integrantes del gabinete en las primeras semanas de febrero, comentó uno de los consultados. El texto firmado por Toma aclaró que el motivo del texto era "solo a efectos de tener presente" lo discutido y acordado en la reunión del gabinete en Colonia.

El 2017 es un año clave para el gobierno. Así se lo hizo saber el mandatario a su gabinete. Gran parte de las concreciones que obtengan marcarán el resultado de todo el mandato, explicó Vázquez.

Es que además de la discusión presupuestal en la que ingresarán a partir de mediados de año, el gobierno pretende terminar de resolver las exigencias de la multinacional finlandesa UPM para posibilitar la instalación de su segunda planta de celulosa en Uruguay.

Además el presidente solicitó a todo su equipo de trabajo tener hechos concretos y "palpables" —esa fue la palabra específica elegida por Vázquez— para presentar a la ciudadanía como logros del gobierno.

La idea es presentar esos hechos en las recorridas del presidente por el interior, durante las reuniones de Consejos de Ministros abierto. A su vez decidió modificar el formato de las transmisiones de la cadena nacional de radio y televisión. Ahora, en lugar de ser encargadas a un ministerio, serán "temáticas" y trabajadas transversalmente entre varias dependencias estatales. Para eso, se informó a todos los ministerios en una reunión convocada la semana pasada en Torre Ejecutiva. La primera será sobre el agua y los trabajos de gobierno para preservar la calidad del recurso natural.

Dos de los integrantes del Ejecutivo consultados por El País explicaron que el presidente está confiado en mejorar los indicadores de aprobación de gestión. Para eso quiere controlar y evitar los "mensajes contradictorios" que puedan surgir en la interna de su gobierno.

Contacto fluido con el Frente Amplio

Javier Miranda y Tabaré Vázquez mantienen contacto fluido y constante. El jefe de Estado le propuso lograr un "buen ida y vuelta" a efectos de que el gobierno reciba información directa de las discusiones y acciones del partido político, y a su vez el presidente del Frente Amplio esté al tanto de los movimientos del gobierno. Con la propuesta, Vázquez quiere mantener alineado a sus ministros: evitar que la oposición aproveche diferencias internas y capitalizarlo en el plano electoral.

El jefe de Estado le pidió colaboración a Miranda para evitar problemas en la interna de la coalición de izquierda. Vázquez solicitó trabajar con especial cuidado la negociación del proyecto de ley de Rendición de Cuentas, en las que el gobierno ya decidió que habrá incrementos presupuestales en algunas áreas específicas. Ambos son conscientes de que el Frente Amplio perdió la mayoría parlamentaria y deberá "salir de casa" para conseguir votos que le permitan aprobar el presupuesto. Pero incluso tienen claro que hay sectores, como el Partido Comunista, que pretenden batallar por definir nuevos impuestos, lo que ya fue considerado contraproducente por Vázquez y el equipo económico.

El mandatario invitó a Miranda a participar en cada una de las reuniones del Consejo de Ministros abierto en el interior para permitir un "contacto directo" con los integrantes del gabinete. Miranda ha asumido un papel de nexo entre el gobierno, el partido político y la bancada legislativa; un rol que en el inicio del mandato se preveía que tomara el vicepresidente, Raúl Sendic.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)