LA PRESENTADORA ARGENTINA NO DEBERÁ PAGAR

Susana Giménez gana juicio laboral al casero

Tribunal de Apelaciones falló a favor de la diva argentina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Valor de la residencia de la diva se multiplico por 100 desde que la compró. Foto: R. Figueredo

Un tribunal de alzada confirmó el fallo en primera instancia a favor de Susana Giménez en el juicio laboral iniciado en su contra por el ex casero de "La Mary", la residencia de verano que la actriz y presentadora tiene en Punta del Este desde hace décadas.

Juan Iguini, un trabajador que ahora vive en Cerro Largo de donde es oriundo, trabajó durante casi una década como responsable de la mansión de siete hectáreas ubicada en el barrio Rincón del Indio.

En el año 2013, Iguini confirmó a El País que mientras trabajó con Giménez ganaba unos US$ 2.000 por mes y que llegó a trabajar entre 12 y 16 horas por día. Además, conducía los automóviles que tenía la diva en Uruguay y su hija era ahijada de Susana.

Uno de sus allegados le hizo ver que, de acuerdo con la legislación uruguaya, le debían abonar ajustes salariales retroactivos. "Ella me quería hacer renunciar a mis derechos laborales", señaló el casero en su momento, y agregó: "Me ofreció US$ 17.000 y al momento de pagarme me quería dar solo US$ 12.000. Yo no quise firmar y me cesó".

María Giménez Aubert (Susana Giménez) obtuvo la primera sentencia a su favor el 1° de marzo. La juez letrada de primera instancia de 7° turno de Maldonado, Ana Aberastegui, desestimó la demanda entablada por Iguini.

Discordia.

El fallo en primera instancia fue apelado el 15 de marzo pasado por los abogados del ex casero.

El expediente pasó a estudio del Tribunal de Apelaciones de Trabajo de 4° turno, integrado por los ministros Rita Patrón, Adolfo Fernández de la Vega y Sylvia De Camilli.

Los abogados de Iguini apelaron la sentencia de primera instancia por entender que su cliente fue "empleado superior o de confianza", por lo cual su jornada laboral era "ilimitada".

El fallo no fue con el voto unánime de sus integrantes. Al generarse una total discordia entre sus integrantes, se realizó un sorteo para poder definir el tema. El sorteo determinó el ingreso a la causa del ministro Juan Carlos Contarín, integrante del Tribunal de Apelaciones de 3er. Turno.

La sala falló, en forma dividida, por mantener la sentencia en primera instancia a favor de Giménez Aubert.

De forma discorde, en minoría, se pronunció el ministro Adolfo Fernández de la Vega, quien argumentó que, a su juicio, había que condenar a Giménez el pago de horas extras, incidencias y accesorios, fijando además el monto de la deuda en U$S 33.125 más reajustes.

Las tareas de Iguini, según refiere una parte del fallo, eran múltiples: trabajaba como chofer, hacía mandados, daba de comer a los perros y alimentaba a los peces de la pescera; sacaba sillas y camastros al jardín, encendía la alarma, las luces y la bomba de la piscina, lavaba autos, limpiaba vidrios de galerías y quincho, regaba plantas, servía el té, el aperitivo y la cena, entre otras ocupaciones domésticas. Además de ello, dirigía al personal, en un rol que podría asimilarse al de un mayordomo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)