LEY DE RIEGO

Surgen críticas en el FA a la ley de Riego

Plenario de la Cámara volverá a discutir el proyecto el martes 17.

Con Darío Pérez a la cabeza consideraron "insuficiente" el descuento de OSE. Foto: R. Figueredo
Darío Pérez. Foto: Ricardo Figueredo

La Cámara de Representantes volverá a analizar el martes 17 la nueva ley de Riego, que enfrenta oposición en Unidad Popular e inclusive dentro de la propia bancada del Frente Amplio. Dos de sus sectores, el PVP (Luis Puig) y la Liga Federal (Darío Pérez) tienen visiones críticas sobre su contenido, aunque finalmente darán su voto. Ayer el tema estuvo siendo analizado por la Mesa Política del Frente Amplio donde el delegado de la Liga Federal, José Antonio Maldonado, presentó un documento sobre el asunto.

Según el documento, al que accedió El País, "de acuerdo con varios informes que hemos recibido, en este proyecto de ley estaría en juego el futuro del país", porque entre otras razones piensan que "este proyecto podría hipotecar nuestra calidad de agua".

Además los legisladores del sector Darío Pérez y Sergio Mier le pidieron al presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, que establezca un ámbito de "reflexión" y que se analice con "mayor profundidad las verdaderas consecuencias e impactos de este proyecto".

Según la Liga Federal el proyecto "no considera el impacto ambiental de la construcción de represas a gran escala, mencionando tímidamente en algunos párrafos, el mantenimiento de caudales ecológicos, mantener la calidad del agua, y que se contará con la autorización ambiental cuando corresponda, lo que parecen ser precauciones ambientales insuficientes dada la magnitud del impacto potencial de las represas".

Asimismo, el sector se pregunta "en condiciones de sequías, ¿quién es el responsable ante el productor que no disponga de los volúmenes de agua contratados?"

El sector alerta que "de acuerdo a los informes que tenemos parte de los cuales se entregaron a la bancada, este proyecto de ley intentaría comenzar un proceso que podría generar una tendencia hacia la construcción de un mercado privado de agua en los territorios agrarios".

"Ello implicará, el aumento y el riesgo ambiental sobre el agua superficial y los acuíferos poco profundos, constituyendo una nueva amenaza a los productores agropecuarios, ya que se orienta hacia la lógica de producción agrícola", agrega.

Esta ley de riego, dice el sector "debería orientarse en el marco del proceso de construcción de un sistema que siga la orientación de la gestión del agua desde el 2004 y no en sentido contrario". También dudan de la constitucionalidad de algunas de sus disposiciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)