Pretenden sumar trabajadores al presentismo

Supermercados: sindicato condiciona acuerdo salarial

La negociación colectiva en los supermercados sigue trancada. El sindicato busca ampliar el número de beneficiarios del presentismo para asegurar el aumento salarial que lleve los salarios más bajos a $ 15.000. Piden evitar sanción a cajeras.

Hasta el jueves no habrá medidas, AEBU mantiene plan de apoyo a Fuecys. Francisco Flores

Pablo Melgar

La cúpula de la Federación del Comercio (Fuecys) resolvió ayer no firmar el convenio colectivo con los supermercados si no se incluye en el salario parte de lo que ofrecen como prima por presentismo.

Los empresarios y el gobierno propusieron el lunes pasado subir la prima por presentismo de $ 900 a $ 2.400. La fórmula salarial incluye un aumento del 5% más un 3% extra por año para los salarios más bajos y una reducción del tiempo que los empleados están a prueba.

Según Fuecys menos de la mitad de los 20.000 trabajadores acceden al presentismo dado que para cobrarlo no se debe tener faltas en el mes.

"Buscamos que más trabajadores puedan cobrar el presentismo, pedimos que se tenga en consideración a las mujeres con hijos a cargo y a quienes se enfermen por más de tres días", señaló a El País el dirigente de Fuecys Favio Riberón.

Además, el sindicato reclama que se cambie la forma de sancionar al personal de caja puesto que hasta el momento deben pagar los faltantes y son suspendidos. "Es una sanción doble por una misma falta", señaló a El País el presidente de Fuecys, Ismael Fuentes.

Ayer el sindicato presentó su contrapropuesta en el Consejo de Salarios del sector comercio. Las partes acordaron volver a reunirse el jueves a las 10.

En tanto, la posibilidad de que el sindicato bancario (AEBU) suspenda el movimiento de caudales de los supermercados sigue vigente. La aplicación depende de la decisión del sindicato del comercio. "Fuecys tiene el botón rojo, cuando ellos digan nosotros actuamos", aseveró a El País el dirigente de AEBU Fernando Gambera.

El lunes, durante la reunión del Consejo Superior Tripartito, las cámaras empresariales hicieron saber su preocupación por las medidas que amenazan aplicar sindicatos que ya alcanzaron un acuerdo salarial, como es el caso de AEBU y la Federación de la Bebida (FOEB) que suspendió la entrega de productos durante dos días.

Madera.

El sindicato de la madera (Soima) aceptó bajar sus pretensiones de recuperación salarial a cambio de un incremento del salario mínimo sectorial retroactivo al 1° de julio.

Ayer las conversaciones desarrolladas en el Consejo de Salarios, que involucra a 5.000 trabajadores, estuvieron cerca de naufragar y las empresas plantearon que pedirían al Poder Ejecutivo que presente una fórmula para destrabar la situación, según dijeron a El País participantes de la reunión.

Ante esa situación, el sindicato de la industria de la madera (Soima) pidió un cuarto intermedio y una reunión para el jueves. Fernando Oyanarte, secretario general de Soima, explicó a El País que el sindicato prefiere un acuerdo bipartito y no ceñirse estrictamente a las pautas del gobierno a las que considera demasiado rígidas.

De esta forma, el sindicato se aviene a cumplir las pautas oficiales que establecen una recuperación salarial anual equivalente a tres puntos por sobre la inflación durante los tres años de vigencia del convenio (pretendía originalmente 4%) pero las "quiebra" en cuanto a los salarios mínimos porque reclama un salto importante. (Producción: J.P. Correa)

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.