CONSTRUCCIÓN EN PIE DE GUERRA

Sunca para contra cambios en el cálculo de licencias

Sindicato va al choque para revertir una inmimente resolución del BPS.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Sunca prevé una caída en los montos pagados por licencias de cerca del 10%. Foto: F. Flores

El poderoso sindicato de la construcción (Sunca) irá al choque con el gobierno por su oposición a una serie de modificaciones que aprobará el próximo miércoles el directorio del Banco de Previsión Social (BPS) en los criterios para calcular los días de licencia de los obreros.

El Sunca hará un paro nacional general el próximo miércoles y marchará al edificio del BPS, anunció Óscar Andrade, secretario general del sindicato.

Las modificaciones que se aprobarán el miércoles con los votos a favor de los cuatro directores del BPS en representación del Poder Ejecutivo apuntan a "mejorar lo que recaudamos y racionalizar lo que pagamos (la disminución de egresos sería de menos de 10%)", explicó a El País el presidente del organismo Heber Galli. En 2015 y 2016 el servicio de pago de las prestaciones por este concepto que brinda el BPS arrojó pérdidas por unos $ 300 millones anuales y si no se introducen modificaciones la situación se repetirá en 2017, aseguró.

Por un lado, se subirá de 28 a 28,6% el aporte de las empresas porque se detectó que no existía una alícuota específica para financiar las licencias por antigüedad, explicó Galli.

Paralelamente, se cambiarán los criterios para calcular los días de licencia. "Un trabajador de la construcción que trabajó todo 2015 y gozó licencia en 2016 pero no trabajó ni un día ese año, en 2017 por el arrastre de esos días de licencia, tiene algún día libre en este año. Eso no pasa con ningún otro sector en el país. Eso ahora no sucedería y explicaría la mitad de la reducción del egreso prevista", señaló Galli.

De todas formas, aclaró que "un trabajador que trabaja todo el año va a seguir cobrando veinte días de licencia". Hoy el BPS está considerando 20 días de licencia cada 216 trabajados. Pero ahora será cada 223 días.

Galli descartó que haya apresuramiento para introducir los cambios, en la medida en que las "inconsistencias" que explican el desequilibrio existente, fueron detectadas ya a comienzos de 2015 y que en diciembre pasado el Directorio ya tenía en agenda el tema pese a lo cual accedió a postergar su tratamiento a instancias del Pit-Cnt. Pero no habrá otra postergación. "Ya perdimos de recaudar el 0,6% adicional del sector empleador de noviembre, diciembre, enero y febrero. Si no es ahora, la solución no es tal. No corresponde en ningún caso que las finanzas del BPS terminen absorbiendo", el desequilibrio, señaló Galli. Pero aclaró que "si los trabajadores y los empresarios se ponen de acuerdo en hacer las cosas de otra manera y si desde el punto de vista legal y de financiamiento esta bien, calculamos como ellos quieran". Los cambios son iniciativa del BPS y tienen el aval de los ministerios de Economía y de Trabajo y Seguridad Social. La fórmula, según Galli, es "adecuada", permitirá evitar que siga habiendo déficit y es producto de un largo análisis.

La representación empresarial en el BPS no acompañará la decisión porque tiene reparos sobre los cambios al aporte patronal y sobre los nuevos criterios para calcular las licencias. Los directores que representan a pasivos y trabajadores, Sixto Amaro y Ramón Ruiz, respectivamente, se opondrán.

Visión del Sunca.

Óscar Andrade, exdiputado y referente del Sunca, advirtió en conferencia de prensa que, si se concreta, la decisión del BPS sería "un grueso error" que supondría un caída de entre 8,64% y 9,4% en los montos pagados de licencias y de salarios vacacionales.

"Lo insólito de esta decisión, que además parece que se va a tomar a ritmo de vértigo, es que el fundamento es que lo que se recauda por parte del BPS para pagar licencias es insuficiente. Es un fundamento muy frágil porque de los últimos 14 años, en 12 años esta recaudación dio superávit. El superávit global supera los $ 920 millones", sostuvo Andrade.

"Se liquida así desde el año 1959. Nadie duda que se nos genera una circunstancia conflictiva", sostuvo. Según Andrade, este año se reducirá el desequilibrio. Sostuvo, además, que "tomar la decisión ahora o tomarla en septiembre a los efectos del BPS es lo mismo", porque las licencias recién se pagan en diciembre.

"Es una decisión absurda que genera una grieta entre el Poder Ejecutivo y una parte de la base social del campo popular", advirtió.

Andrade señaló que el de la construcción es un sector "muy castigado" y que "no hubo un proceso de negociación con tiempo suficiente". Pidió tomar en cuenta que las obras "cada vez duran menos" debido a los avances tecnológicos y que eso disminuye los jornales y licencias.

"Sin pastera, el país no se va a morir".

El sindicalista Óscar Andrade envió una advertencia indirecta a la empresa finlandesa UPM que está en plena negociación con el gobierno para darle viabilidad a la construcción de la que sería su segunda fábrica de celulosa en Uruguay. El sindicato de la construcción, dijo Andrade, velará por los derechos laborales. UPM sondeó la posibilidad ante el gobierno de obtener garantías de que sus instalaciones no serán ocupadas durante eventuales conflictos.

"Si no se instala la pastera Uruguay no se va a morir. Hemos sobrevivido sin pasteras. No digo que no sea importante, vienen encadenamientos productivos, genera mucho trabajo durante el tiempo de la obra sobre todo, debiera generar en la cadena productiva mejores salarios para los trabajadores de la forestación y del transporte que es un elemento que tendríamos que colocar, pero tampoco podemos negociar en condiciones de tanta debilidad de decir "vengan y hagan lo que quieran". Eso no va a salir de esta casa, de este sindicato, acá no es vengan y hagan lo que quieran", advirtió Andrade.

"Nosotros vamos a reclamar lo que reclamamos a todos los procesos de inversión que son las máximas condiciones de salud laboral. Hay que trabajar mucho el tema del alojamiento, los transporte, porque no es una obra común.

Vale si deja lo máximo a nivel nacional a las empresas nacionales y a los trabajadores uruguayos lo máximo de formación profesional", dijo Andrade.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)