CONCIERTO

Sumarios en DGI por pedir entradas para los Rolling Stones

Inspectores habrían pedido entradas VIP; la DGI los investiga.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
The Rolling Stones en el Estadio Centenario. Foto: Nicolás Pereyra

La Dirección General Impositiva (DGI) inició sumarios a dos integrantes de su cuerpo inspectivo para investigar si solicitaron de forma indebida entradas para el recital que los Rolling Stones ofrecieron en Montevideo a mediados de febrero.

Las actuaciones son secretas por lo que el organismo las mantiene bajo reserva. No obstante, El País confirmó que los sumarios involucran a un supervisor y un inspector que habrían pedido a los organizadores del recital de la banda británica varias entradas dobles VIP, cuyo costo ascendía a $ 21.500.

La organización, según las fuentes que consultó El País, no entregó las entradas exigidas y denunció el caso ante el organismo. Uno de los inspectores implicados niega responsabilidad en el hecho.

El artículo 9 del Código de Ética de la DGI sostiene que "el funcionario no debe, directa o indirectamente, ni para sí ni para terceros, solicitar o aceptar dinero o cualquier otro provecho o beneficio con la finalidad de cumplir un acto de su empleo y contrario a los deberes del mismo. Cualquier intento de ofrecer beneficio a cambio de favores o trato especial será informado inmediatamente al superior".

En tanto, el artículo diez expresa que: "El funcionario rechazará cualquier regalo, servicio, hospitalidad o beneficio que pudiere ser visto como un intento de influir en su opinión, afectar su imparcialidad o poner en duda su integridad o la de la Administración".

Según las fuentes consultadas, la comunicación del inicio de los sumarios provocó que uno de los implicados, que niega su responsabilidad, provocara un altercado en la oficina donde se desempeña.

Por resolución de la Presidencia, el recital de los Rolling Stones que se llevó a cabo el 16 de febrero fue declarado de interés nacional por su "indudable trascendencia turística" y se le otorgaron beneficios fiscales. En tal sentido el evento fue exonerado del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a las retribuciones personales.

No obstante, el 8 de marzo el director de la DGI, Joaquín Serra, dijo a Radio Uruguay que la exoneración solo involucraba el pago de IVA, por lo que el evento sí debía pagar otros impuestos. Esto, según fuentes que consultó El País, lo hacía pasible de inspecciones por parte del organismo, aunque El País no pudo confirmar si se llevaron a cabo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)