HACIA LA CANONIZACIÓN

Sturla inició proceso del padre "Cacho"

El cardenal Daniel Sturla tomó juramento ayer a los cuatro oficiales que investigarán la vida y obra de del presbítero Ruben Isidro Alonso, más conocido como "padre Cacho". Se trata de una instancia de carácter obligatorio para el trámite interno dentro de la Iglesia Católica de cara a la canonización del sacerdote.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cacho: la vida con los pobres. Foto: gentileza Organización San Vicente

La tarea de los oficiales se concentrará en reunir y evaluar documentos y testimonios de carácter verídico que luego serán enviados al Vaticano. La investigación es reservada.

En Roma comenzará el procedimiento que terminará con la sentencia del Papa y la declaración del padre Cacho como Venerable, una etapa previa a la canonización puesto que después de eso se esperará un milagro para poder declararlo beato y luego otro milagro para confirmarlo como santo.

En la ocasión, Sturla subrayó que el padre Cacho falleció con "fama de santidad" y destacó que cuando el sacerdote se trasladó a vivir a un rancho en el barrio Plácido Ellauri a fines de los años 70 fue una "denuncia de la fragmentación social" y que se dedicó "al trabajo a favor de la dignidad de las personas".

"Esta sigue siendo una verdad que nos lastima: la fragmentación del Uruguay avanza", afirmó. Además, el cardenal comentó que algunas brechas se van haciendo cada vez más profundas", afirmó el cardenal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)