GUANTÁNAMO

Sospechan que Diyab viajó a Venezuela y quiere volver a Siria

La desaparicióndel sirio Jihad Ahmad Diyab preocupa a Estados Unidos. Hoy en el Congreso trataron el tema y el presidente del Comité de Asuntos Internacionales reclama respuestas a la administración de Barack Obama.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diyab hizo huelga de hambre en Guantánamo y reclamó ver a su familia. Foto: V. Molnar

Hay alarma en el gobierno de Estados Unidos luego de que el sirio Jihad Ahmad Diyab, el exdetenido en la base estadounidense de Guantánamo, desapareciera de Uruguay en las últimas semanas.

El encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Montevideo, Brad Freden, dijo días atrás que el gobierno de su país está "cooperando" para conocer el paradero del exrecluso: "En un sentido más amplio lo que estamos haciendo es trabajar con Uruguay para que el asentamiento de los expresidiarios en el país sea un éxito", expresó.

La situación de Diyab fue uno de los temas que se trató este jueves en el Congreso de Estados Unidos, ya que hubo una sesión en la que se habló de la política del presidente Barack Obama sobre la liberación de detenidos a otros países.

El presidente del Comité de Asuntos Internacionales del Congreso de los Estados Unidos, Ed Royce, expresó hoy en el Congreso algo que ya había dicho anteriormente: la administración de Obama envió exreclusos peligrosos a países que no están preparados para recibirlos.

Royce dijo hoy que "hay países que no tienen los recursos ni el entrenamiento" para recibir a estos reclusos y que "la administración mandó a terroristas exreclusos de Guantánamo a estos países".
 
Royce exigió una respuesta por parte del gobierno y habló puntualmente del caso de los exreclusos que fueron recibidos por Uruguay y especialmente del caso de Diyab.

Dijo que de lo que hablaba no era algo "teórico", porque "Jihad Ahmad Diyab, vinculado a Al Qaeda, fue enviado a Uruguay" a pesar de que "les explicamos que no tenían los recursos para recibirlo".

"¿Y cual es el resultado? El resultado es que el mes pasado Diyab desapareció de Uruguay", sostuvo Royce.

"Confiamos en que el gobierno de Uruguay está tomando las medidas apropiadas para mitigar el riesgo de este detenido y otros que fueron enviados a Uruguay", agregó.

Y dijo que "ayer CNN informó que este terrorista fue visto por última vez en Venezuela y se cree que busca volver a Siria o Yemen".

Royce reclamó respuestas por parte de la administración de Obama: "Quisiera no estar aquí hablando sobre este tema, pero él esta desaparecido y mi paciencia se esta acabando".

Uno de los abogados de Diyab, Jon Eisenberg, dijo a The New York Times que habló con el sirio el pasado 5 de junio y que el exrecluso le dijo que iba a estar incomunicado hasta una semana después de finalizado el Ramadan. El abogado dijo sería "inconsistente" que Diyab quisiera dar la imagen de "fugitivo" cuando su familia está por llegar a Uruguay. 

En Uruguay, la Institución Nacional de Derechos Humanos (Inddhh) investiga si al divulgarse ciertas versiones sobre la búsqueda del exrecluso y sobre su posible vínculo con el terrorismo se están vulnerando los derechos de Diyab.

Según declaró a Subrayado la presidenta de la Inddhh, Ariela Peralta, la institución se encuentra recopilando información sobre el caso y en las próximas horas se reunirán con autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Ministerio del Interior.

Dado que la Inddhh tiene jurisdicción solamente en territorio uruguayo y las personas que habitan en él, proporcionarán información sobre el caso a la institución par de Rio Grande del Sur, donde según algunas versiones estaría el exprisionero.

Diyab estuvo durante años preso en la base de Guantánamo, en Cuba, acusado de vínculos con la organización terrorista Al Qaeda, y en 2014 recibió refugio en Uruguay, de donde se fue hace cerca de un mes.

El pasado 16 de junio, el ministro del Interior de Uruguay, Eduardo Bonomi, confirmó que el sirio, uno los seis exreclusos de Guantánamo que fueron acogidos como refugiados en el país en diciembre de 2014, cruzó la frontera y se dirigió presumiblemente a Brasil.

Allí, la Policía Federal brasileña también está en estado de alerta por el posible ingreso al país del sirio. Lo afirmó el ministro de Justicia, Alexandre Moraes, quien advirtió también: "Nuestra preocupación es la seguridad de los Juegos (..)" y sobre el terrorista sirio informó que "él se fue (de Uruguay), pero no tenemos ninguna comprobación de que haya ingresado a nuestro país".

El presidente interino Michel Temer envió a Moraes a Rio de Janeiro, donde este miércoles mantenía reuniones con autoridades civiles, policías y militares para ultimar los detalles del operativo de seguridad para los Juegos Olímpicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)