INUNDACIONES

Son 1.675 desplazados en Artigas: 645 evacuados y 1.030 autoevacuados

El Sistema Nacional de Emergencia explicó que el nuevo incremento responde a que hay más afectados por las intensas lluvias registrados y no porque más personas hayan tenido que abandonar sus viviendas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juez autorizó desalojar a los ocupantes de las viviendas que pueden ser afectadas por la creciente. Foto: Raúl Zapata/ Intendencia de Artigas

La cantidad de desplazados por las inundaciones en Artigas llegó en las últimas horas a 1.675 personas, de las cuales 645 son evacuados y 1.030 autoevacuados, de acuerdo al último informe del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae).

Si no puede ver el tuit haga click aquí

El organismo estatal aclaró que el incremento responde a que hay más autoevacuados que se registraron ante el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales y no porque más personas hayan tenido que abandonar sus viviendas ante el avance del agua.

En ese sentido, el Sinae informó que la situación en ese departamento se mantiene estable y que el nivel del río continúa descendiendo y está por debajo de la cota de seguridad. La medición realizada a la hora 10 establece que se encuentra en 8,80 metros, casi tres metros menos que la altura que tenía en la tarde del miércoles.

Las personas desplazadas en este departamento están recibiendo atención integral: resguardo, protección, alimentación, abrigo, recreación y salud.

La Dirección Nacional de Policía de Tránsito informó por su parte que ya no se reportan rutas nacionales cortadas.

"Si llueve más de 50 milímetros, nos mata", advirtió ayer a El País el intendente Pablo Caram. Como si fuera poco, cientos de camiones van rumbo a las chacras arroceras a retirar la cosecha por lo que la caminería rural se ha vuelto un lodazal, según el jefe comunal.

En tanto, se repiten las escenas de dramatismo en la costanera de la ciudad. Los vecinos que aún no han sufrido la creciente y tiene el agua cerca, se niegan a abandonar sus casas.

Ayer la jueza departamental Betina Duter autorizó el uso de la fuerza pública para desalojar a los ocupantes de las viviendas que puedan ser afectadas por la creciente y su vida se encuentre en riesgo.

"Vamos en la mañana a decirles que el agua les va a llegar en la noche. La idea es hacer que salgan con tranquilidad, pero la gente se niega hasta que tienen el agua en la puerta, ahí quieren irse todos al mismo tiempo", explicó Caram.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)