SOBRE LA PLAYA MANSA Y EN LA AVENIDA ROOSEVELT

Sólido repunte de la inversión inmobiliaria en Punta del Este

Dos proyectos uruguayos de US$ 60 millones avanzan en el balneario.

Foto: Ricardo Figueredo

  •  
MARCELO GALLARDO16 jul 2017

Un inesperado repunte exhibe la inversión inmobiliaria en Punta del Este, luego del freno registrado a partir del 2014. Los principales desarrollistas de la región, en su mayoría argentinos, concretaron su regreso al mercado, mientras que del lado uruguayo también se destacan algunos nuevos proyectos.

La empresa liderada por el abogado Daniel Zulamian desembarcó en el balneario con dos proyectos que representan una inversión superior a los sesenta millones de dólares. Meses atrás, esta empresa de carácter familiar, compró el ultimo terreno apto para construir en altura sobre la rambla Claudio Williman, en la Mansa. El predio albergó hasta tiempo atrás la gerencia regional de OSE y fue vendido en pública subasta.

En ese lugar se construirá un complejo de lujo de diecinueve plantas más penthouses. Al mismo tiempo, construirá la segunda torre del complejo Lafayette en la avenida Roosevelt.

"La vemos con optimismo. Luego de un freno en 2014 y 2015, donde se sufrió bastante, a partir del segundo semestre 2016 se están recuperando las ventas, en cantidad y en calidad", dijo Zulamian a El Pais.

Los últimos tiempos fueron difíciles. "Estamos acostumbrados a sortear momentos difíciles. No se olvide que somos descendientes de armenios por mi parte y de españoles por parte de mi esposa Teresa. Nuestros abuelos y padres tenían almacén y mi suegro era carpintero. Así que trabajo, esfuerzo y más trabajo es lo que hemos aprendido nosotros y trasmitido a nuestros hijos Sebastián, Pablo y Leonardo con quienes estamos juntos en la empresa", agrega.

"Creemos que las actuales políticas de la Intendencia de Maldonado, en conjunto con algunas políticas nacionales, están empezando a generar un clima más propicio para los negocios. A ello se agrega un contexto regional de apertura económica, fundamentalmente en Argentina, que colabora. Asimismo, la ciudad hoy sigue mejorando en cuanto a la seguridad, con el sistema de cámaras de videovigilancia, y también en orden y limpieza; se está trabajando en la ornamentación, y el pavimento de calles, entre otros aspectos", explica.

—¿Qué diferencia observa en materia de inversión inmobiliaria respecto a lo ocurrido en el boom del 2005 al 2011?

—Es diferente. Desde el 2005 hasta 2009 aproximadamente, los costos eran más bajos. A partir de 2010 se elevaron sustancialmente medidos en dólares. Ahora, en forma mesurada y lo más ordenada posible, como creemos que debe ser en Uruguay, se comienza a generar un nuevo impulso, de trama muy delicada y que hay que respetar mucho.

—¿Cuál es el perfil del comprador para este nuevo ciclo?

—Creemos que es más exigente. Mide la calidad de lo que se construye, ya que pretende venir varias veces al año, no solamente en verano, y los apartamentos deben estar preparados para ello. El comprador analiza también los servicios que se le prestan, no sólo las amenities, sino los servicios de mucama y de recepción y la razonabilidad en los gastos comunes.

—¿Cuando visualizaron que se estaba generando el comienzo de un nuevo ciclo virtuoso en Punta del Este?

—Las circunstancias difíciles generan el afán por superarlas y esta actitud, en definitiva, contagia a todas las personas involucradas en un lugar y momento dado. Eso está ocurriendo en Maldonado actualmente a través del impulso de las autoridades municipales y legislativas del Departamento.

—¿Qué pasa con el comprador argentino?

—Los argentinos siguen representando por lo menos el 60% de los compradores en Punta del Este. La ley de blanqueo en Argentina dio tranquilidad a todos. Y los valores en Buenos Aires están subiendo significativamente. Ellos aman la paz y tranquilidad de Punta del Este, nuestras playas y paisajes, la atención humana, comparada con la vorágine y cierta inseguridad de sus grandes ciudades.

—¿Y con los brasileños?

—Los brasileños habían comenzado a comprar en forma interesante desde el 2007. Esto se frenó desde esta crisis más bien política, pero que repercute en todas las áreas. Creo igual que no pasará mucho tiempo para que vuelvan a comprar.

—¿El uruguayo puede acceder a estas nuevas propuestas?

—Sin dudas que sí. El sector de compradores que puede comprar en las zonas de Carrasco, Malvín, hasta Punta Carretas, también puede hacerlo en Punta del Este. Los valores de venta son similares, pero los proyectos y los servicios que podemos generar en Punta del Este son mucho mejores, tienen nivel internacional, por el área de los terrenos, el sistema de construcción libre de medianeras, la altura permitida, etc. Y no por ello son más caros en el mantenimiento. En nuestras torres tenemos valores de gastos comunes iguales a los de las zonas residenciales de Montevideo.

—Muchos clientes extranjeros de Punta del Este optaron a partir del 2011 por invertir en Miami. ¿Volverán?

—Seguramente. Porque a partir de 2015 los valores de venta en Miami han ido aumentando sostenidamente. Y desde mediados de 2016 y este primer semestre de 2017, en zonas similares a las nuestras en Punta del Este, los apartamentos están a más del doble de precio. Y como sabemos, venir en avión desde Buenos Aires representa 25 minutos, y desde Porto Alegre o San Pablo, entre una y dos horas y media, respectivamente. Y es bien fácil venir en auto, ya sea con Buquebus o por carretera; y también con aviones privados, helicópteros, en un corto vuelo o por agua con embarcaciones propias.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.