EL RÍO URUGUAY SIGUE CRECIENDO

El sol dio una tregua pero temen por arrastre de las tierras costeras

Proponen un fondo a favor de inundados con ganancias de Salto Grande.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Caudal evacuado en Salto Grande es de 27 mil metros cúbicos por segundo. Foto: L. Pérez

Un día soleado, con el cielo libre de nubes y un franco descenso de la humedad permitió secar ropa y ventilar ambientes de refugios colmados. Pero la tregua no silenció los temores de los desplazados.

En Salto dicen que las inundaciones de estos días están causando más destrucción que las últimas de 2015. Cuando las aguas se retiren, no antes de tres semanas, dejarán daños materiales en las viviendas y también una alarmante erosión en las costas.

"Toda mi familia, desde mi abuelo, somos pescadores y tenemos historias de crecidas del río Uruguay, pero ahora nos sorprende la fuerza con que están pasando las aguas por la represa, es tremenda su bravura y su color", dijo a El País el pescador José María Rivero, que desarrolla su tarea muy cerca de la represa de Salto Grande.

El oleaje y el ascenso de las aguas hace pensar incluso que los arrastres de tierras pueden ser imparables. Rivero expresó sentirse alarmado por cómo las aguas socavan los muros de contención de construcciones costeras y cómo tiembla la tierra sobre los barrancos.

"La verdad que esto mete miedo", confesó el hombre, conocedor a fondo de un río en donde vive colocando sus redes y espineles. De la pesca artesanal dependen unas 30 familias a lo largo de seis kilómetros.

Todas están soportando no solo la inundación sino la caída de ingresos. "La gente y las autoridades piensan que, como nuestro trabajo es en el agua, la creciente no nos afecta, pero pescamos casi nada. Perdimos los ranchos, no nos arriman nada para comer y no podemos abandonar nuestras herramientas para ir a la ciudad a buscar lo que puedan estar entregando, porque sino, a la vuelta, con suerte encontramos la chalana", afirmó Rivero.

Poco en la mesa.

Desplazada del barrio "La Humedad" junto a sus seis hijos, Blanca Sandoval sobrelleva la situación pero expresa que les falta ayuda en cantidad de alimentos. En una de las 14 carpas instaladas en la Avenida Apolón casi Atahualpa, la señora dijo a El País que por las noches tratan de reforzar la poca comida que les llevan.

"A veces podemos comprar un pedazo de carne y hacemos un guiso. Tenemos tres niños y tres adolescentes grandes que no se llenan con un plato escaso", dijo Blanca, cuyo esposo hace changas con un carro tirado por un caballo.

Fondo para inundados.

El senador Jorge Larrañaga estuvo el viernes en Paysandú y en un encuentro con el intendente Guillermo Caraballo le presentó un proyecto de ley de los diputados sanduceros Mario Ayala de Artigas y Nicolás Olivera.

La idea es establecer que el 8% del total anual facturado por la venta de energía producida por la represa de Salto Grande, correspondiente a la parte uruguaya de la usina binacional (unos 300 millones de dólares), sea destinado a un fondo de ayuda.

El aporte permitiría realizar en el litoral obras de infraestructura para promover el desarrollo regional, erradicar viviendas en zonas inundables, hacer programas urbanísticos y atender las emergencias sociales o las medioambientales.

EN BUSCA DE REFUGIOS.

Hay 5.579 evacuados.

De acuerdo al último relevamiento dado a conocer por el Sistema Nacional de Emergencias, subió a 5.579 el número de personas desplazadas en todo el país a causa de las inundaciones. De ese total, 1.461 son evacuadas y 4.118 son autoevacuadas. Salto sigue siendo el departamento más afectado, con 3.067 daminificados. En Paysandú hay 2.091 personas desplazadas.

Viviendas en módulos.

El próximo lunes 12 se entregarán en Salto otros 12 contenedores, que completarán un total de 30, para aportar al alojamiento temporal a familias damnificadas por el desborde del río Uruguay, informó María Moraes, coordinadora zonal del Ministerio de Vivienda. De este modo se trata de evitar el uso de carpas rudimentarias que no ofrecen protección ante las bajas temperaturas.

Más carpas disponibles.

Mientras las viviendas diseñadas en contenedores de 6 por 3 metros se destinan a las personas más carenciadas o vulnerables, y considerando que solo en Salto habrá otros mil desplazados la semana próxima, se dispuso que a las 32 carpas del ejército se sumen 25 del Sinae. Además de una policlínica móvil de ASSE, los centros de salud trabajarán más horas y con más médicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)