PRESIDENTE DEL ORGANISMO

Sodre minimizó el efecto de renuncias

Solo una de las 14 bajas fue por trabas institucionales.

Doreen Ibarra, presidente del Consejo Directivo del Sodre. Foto: G. Pérez
Doreen Ibarra. Foto: Gerado Pérez

El presidente del Sodre, Doreen Ibarra, explicó ante la comisión de Cultura del Senado los motivos de las 14 renuncias que acumula el organismo en 14 meses. Según el jerarca, solo un caso se debió estrictamente a los problemas de rumbo y modelo que atraviesa la institución. Pero su enumeración no coincidió con los argumentos que habían expresado al menos tres de las figuras renunciantes: Gerardo Grieco (exdirector del Auditorio), Julio Bocca (Ballet) y Martín García (Orquesta).

El presidente del Directorio del Sodre dijo que una de las bajas se debió a un acoso laboral. La víctima demandó al Ministerio de Cultura y el Estado perdió $ 500.000. Ante la pregunta de uno de los legisladores, las autoridades presentes en la sesión no supieron responder si la cartera hizo a su vez un juicio al funcionario acosador.

En las más de dos horas que duró la reunión, la ministra de Cultura, María Julia Muñoz, y las autoridades del Sodre "hablaron mucho de cultura, pero ahondaron muy poco en las renuncias y los problemas de fondo", se quejó el senador colorado José Amorín Batlle. Según el legislador, la ministra "solo reconoció que la situación en el Sodre es complicada".

Las autoridades no explicaron cuál es la solución de fondo. Solo dieron a entender que el Sodre avanza hacia un sistema de reducción de la cantidad de empleados públicos.

Hoy cerca de la mitad de plantilla laboral del organismo está compuesta por funcionarios públicos, sobre todo en el área administrativa. El director artístico del Ballet Nacional, Bocca, ya había dicho que el régimen de trabajo de los públicos es incompatible con la tarea artística.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)