SALUD

SMU: Vázquez prometió reubicar a funcionarios médicos de Ancap

El presidente del Sindicato Médico, Gustavo Grecco, se reunió hoy con el presidente. Los trabajadores de la empresa pasarán a atenderse en el prestador al que se le asignaron las cápitas del Fonasa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Martín Frasquini, Gustavo Grecco y Alejandro Cuesta, del SMU. Foto: Captura Presidencia.

Las nuevas autoridades del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) se reunieron esta mañana con el presidente Tabaré Vázquez en la Torre Ejecutiva, donde le plantearon al mandatario su preocupación por la situación del servicio médico de Ancap, que dejará de funcionar el 30 de junio.

El presidente del sindicato, Gustavo Grecco, dijo en conferencia de prensa que el mandatario se comprometió a reubicar a los 63 funcionarios médicos y cerca de 50 no médicos que trabajaban allí.

Consultado sobre qué pasará con la asistencia médica a los trabajadores de la empresa estatal, Grecco señaló que "se continuará realizando en el prestador integral al cual están asignadas las cápitas Fonasa de los usuarios".

Además, indicó que se mantendrán servicios para los usuarios como el que se presta a los trabajadores de la refinería de La Teja, que tiene "tiene temas específicos que deben ser abordados por personal específico".

Los médicos del servicio de salud de Ancap emitieron una declaración a mediados de junio en el que afirmaban que la refinería no podría funcionar si se desmantela el servicio médico, ya que los funcionarios sufren enfermedades propias de este tipo de trabajos. "¿Imaginan una refinería sin guardia médica?, ¿No existen las enfermedades laborales específicas de este colectivo de trabajadores? ¿Creen que Ancap es la única petrolera del universo con servicio médico propio? Es imposible que se desmantele por completo, por ejemplo la refinería de La Teja no podría funcionar", indicaban en el comunicado, y destacaban que "el reintegro laboral luego de enfermedades es más rápido en los trabajadores de Ancap que se atienden en el servicio médico que el de aquellos trabajadores que se atienden en otros prestadores del sistema".

Lo público y lo privado.

Las autoridades del SMU también plantearon al presidente la necesidad de "equiparar el trabajo" en la función médica pública y en la privada para "avanzar hacia la universalización de la cobertura médica".

Grecco señaló que "si bien en 10 años del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) se ha avanzado en prestaciones, tiene cosas pendientes que no se han logrado plasmar. Una es la universalización de la asistencia de todas las prestaciones básicas que tenemos", y agregó que "la fragmentación del sistema ─Ancap es uno, pero está el BHU, el servicio militar, el policial─" no ayuda ya que "conceptualmente todos deberíamos converger hacia una sistema universal con las mismas bases de derecho que todos tenemos". "Esto requiere una ingeniería de articulación y negociación importante pero es un debe que el SNIS tiene en este momento", consideró.

Al respecto, el secretario médico del SMU, Alejandro Cuesta, dijo que "equiparar condiciones de trabajo de médicos y funcionarios públicos y privados es necesario como derecho laboral, como condición para ir a la igualación de la calidad de asistencia".

Manifestó que "es difícil que logremos competencia entre médicos por asistir y desempeñarse a nivel publico si las condiciones son menores que a nivel privado".

Indicó que el SMU "está dispuesto a colaborar" en la búsqueda de "igual calidad de asistencia y condiciones de trabajo" mediante la formulación de "mecanismos y formas de llegar a eso. Una de ellas es el cierre de las comisiones de apoyo, la presupuestación, el aumento de carga horaria de colegas que estén dispuestos, el rearmado de condiciones de la medicina de primer nivel".

Medicina de alto costo.

Grecco reveló que Vázquez solicitó al sindicato reactivar la mesa de trabajo que se conformó el año pasado, integrada por el SMU, el ministro de Salud Pública Jorge Basso, el ministro de Trabajo Ernesto Murro y el propio Vázquez.

En ese sentido, Grecco señaló que se discutió sobre fármacos de alto costo "que insumen un alto porcentaje del presupuesto en Salud", que es del 9% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Cuesta, por su parte, dijo que "judicializar la medicina es malo. Más allá de recursos retóricos, todos nos damos cuenta qué quiere decir esto. que los fármacos los indique alguien no formado no es bueno".

El secretario médico del SMU continuó diciendo que "los recursos de salud son finitos y hay que priorizarlos hacia cosas que son mas efectivas en relación costo-beneficio y el país debe brindarlo a todos los ciudadanos".

Al respecto, manifestó la posibilidad de la creación de una "agencia nacional de evaluación tecnológica que no se superponga con organismos vinculados y asignados a dar cobertura a prestaciones". Indicó que se trataría de un "paso fundamental" para "volcar a los médicos hacia el sistema, hacia los pacientes, y no hacia la industria".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)