MALESTAR DE LOS GALENOS

SMU critica a gobierno por reforma de Ancap

Culpan al Ejecutivo por falta de resolución sobre servicio médico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente del SMU llamó a mutualistas y ASSE a un mayor control del gasto. Foto: D. Borrelli

A dos meses de que venza el plazo para cerrar el servicio médico de Ancap, la gremial médica acusa al gobierno por su "responsabilidad" en el "estancamiento" de la reestructura y convoca a los funcionarios del servicio a reunirse el próximo martes para evaluar las posibles medidas de lucha.

"La reconversión de este sistema de salud implica una ingeniería de negociación que involucra al Directorio de Ancap, los ministerios, prestadores de servicios tercerizados (la Asociación Española), los funcionarios y médicos; pero los médicos jamás fuimos convocados", cuestionó Gustavo Grecco, dirigente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU).

El Poder Ejecutivo estableció por decreto que el próximo 30 de junio cerrará el servicio médico de Ancap. La fecha de cierre original estaba fijada para un año antes, pero fue postergada por falta de acuerdos. Según el SMU, "hoy se está ante la misma situación que hace un año: no se sabe qué pasará con los 63 puestos de trabajo, con la calidad asistencial obtenida (los tiempos de espera son menores al resto del servicio mutual) ni cómo se garantizará la atención para las embarazadas y enfermos crónicos que necesiten un seguimiento luego del cierre", dijo Grecco.

Ancap destinó US$ 6 millones en 2015 para cubrir los gastos del servicio médico propio, el que atiende a 3.800 usuarios.

Si bien el dinero invertido viene a la baja, dijeron fuentes del organismo, la idea es desembolsar solo US$ 1 millón anual para que "el traspaso al sistema mutual no sea tan traumático". Esta cifra cubrirá, además, el servicio odontológico.

Los funcionarios de Ancap sacrificaron un aumento salarial a fines de la década de 1950 y, con ese ahorro, se conformó el servicio especializado en atender los quebrantos de salud que ocasionaban las labores en la industria. En la propuesta que viene elaborando el Directorio de la empresa se pretende mantener los 40 puestos laborales vinculados a la salud ocupacional, pagos por las diferentes divisiones, pero se eliminarían las otras prestaciones asistenciales y de internación. "El antecedente de cómo surgió el servicio puede ocasionar algún reclamo legal", dijo un jerarca que prefirió el anonimato.

El Directorio de Ancap pretende cerrar el servicio el 30 de junio y "pedirá una prórroga" solo si resta afinar "algún detalle". La relocalización de los médicos y técnicos que quedarán sin empleo —entre los que hay todo tipo de relaciones contractuales— es lo que, por estas horas, está dilatando una solución definitiva. Esto preocupa al SMU y también a los funcionarios de Ancap.

Pero no es lo única. Los trabajadores sindicalizados de la empresa piden frenar los cambios que el Directorio quiere hacer en la división portland, incluyendo la venta de un horno y el recorte de algunos servicios tercerizados. A propósito la presidenta del organismo, Marta Jara, dijo el martes que "hay 40 personas que cortan el pasto no se necesitan". Fuentes de la empresa explicaron que "Ancap no cuenta con jardineros" y que se trata de 36 trabajadores de áreas verdes dedicadas a desmalezar los montes que rodean la planta de Paysandú.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)