VARIAS MEDIDAS

Sindicatos irán a fondo contra la nueva ley de riego

Presentarán recurso de inconstitucionalidad.

La nueva Ley de Riego y sus repercusiones ambientales suscitan oposición. Foto: Reuters
La nueva Ley de Riego y sus repercusiones ambientales suscitan oposición. Foto: Reuters

El sindicato de OSE presentará un recurso de inconstitucionalidad contra la reciente ley de riego y recolectará firmas para que se convoque a un referéndum para su derogación.

El presidente del gremio, Gustavo Ricci, informó a El País que se esperará la promulgación de ley por parte del Poder Ejecutivo y el correspondiente decreto reglamentario para comenzar con estas acciones para las que el gremio ya tiene el apoyo de la Mesa Sindical Coordinadora de Entes.

La norma fue aprobada por amplia mayoría en el Parlamento pero genera el rechazo de organizaciones ambientalistas. Sus impulsores sostienen que es fundamental para incrementar la producción en varios rubros agrícolas porque permitiría la inyección de más capital privado en las inversiones necesarias para construir represas y embalses.

"La ley de riego es claramente inconstitucional, es contradictoria a la reforma de la Constitución que impulsó este gremio con otras organizaciones en 2004. Se les permite a los privados hacer obras para el mantenimiento del agua, la distribución, los embalses y cobrar por ese servicio. Con el mecanismo de los embalses se complica la calidad ya bastante deteriorada de las cuencas y de los ríos donde OSE toma el agua para tratarla y potabilizarla", sostuvo Ricci.

La ley de riego votada, señaló, deroga un artículo de la anterior que establecía que el sistema de embalses debería ser responsabilidad del Estado, algo que era coherente con la reforma constitucional de 2004.

Ricci cuestionó además el sobrecargo fijo que a partir de enero comenzó a ser cobrado ("tasa ambiental") que supuso un incremento tarifario por encima de la inflación. "Hoy todos estamos pagando por la contaminación que genera el sistema productivo agropecuario como está encarado. Este sistema de riego que impulsa la ley va a seguir complicando las cuencas y las fuentes", agregó.

Para Ricci es "imposible" que la Dirección Nacional de Aguas y la Dirección Nacional de Medio Ambiente controlen el impacto ambiental de las obras que se facilitarían. "No tienen el recurso humano suficiente para llevar adelante los controles que establece la ley. Eso está pasando ya con la cuenca del río Santa Lucía, donde más allá de los anuncios que se han hecho por parte del Poder Ejecutivo, los controles son muy precarios y los efectos de las medidas anunciadas no se han visto", agregó.

El sindicato buscará reunir firmas que equivalgan al 2% del padrón electoral para presentarlas a la Corte Electoral y que esta, si las valida, convoque a la ciudadanía para determinar si el 10% se adhiere al recurso de referéndum. Si así fuera, se llamaría a un referéndum, en un momento distinto al de la realización de las elecciones nacionales para buscar la derogación de la ley. El sindicato de OSE buscará el apoyo del Pit-Cnt. A nivel de los partidos políticos, el gremio no espera mayores apoyos dado el resultado de la votación en el parlamento, pero espera recibir el apoyo de algún legislador.

Organizaciones como la Red de Amigos de la Tierra entienden que el incremento de aguas embalsadas puede aumentar los niveles de contaminación al incrementar las floraciones algales y las cianobacterias potencialmente tóxicas. Denuncian que la situación ya está complicada en el río Negro donde se ha verificado mortandad de ganado que bebe en los embalses de la zona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)