salud mental

Sindicato del Vilardebó se reunirá con el gobierno la semana que viene

Esperan que se construya un hospital penitenciario y que mientras no se haga se apliquen medidas de seguridad para evitar agresiones y fugas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hospital Vilardebó. Foto: Ariel Colmegna.

Uno de los 10 fugados de la sala 11 del Hospital Vilardebó que fue recapturado fue derivado a la cárcel. Los funcionarios esperan que todos los recapturados que estén compensados vuelvan a los centros de reclusión, informó a El País Alicia Penén, secretaria general de la Comisión Interna del Hospital Vilardebó. 

Penén dijo que Salud Mental les informó a los funcionarios que la semana que viene podrán reunirse con autoridades de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), del Ministerio del Interior y la Suprema Corte de Justicia.

La secretaria general del sindicato indicó que también quieren reunirse con representantes del Ministerio de Economía porque si "la solución es un hospital penitenciario con un ala psiquiátrica, pero no tenemos dinero para construirlo tampoco lo podemos hacer".  

El sindicato espera que una vez tomada la decisión de construir un hospital penitenciario, se tomen medidas de seguridad hasta tanto no se construya. 

La ministra de Salud Pública (MSP), Susana Muñiz, dijo a la prensa el lunes que iba a hablar con el Poder Judicial para que no se envíen al Vilardebó "determinadas personas con cierta peligrosidad". El director de Salud Mental de ASSE, Horacio Porciúncula manifestó estar de acuerdo con esto, al tiempo que advirtió que hay internos peligrosos que fingen patologías para ser trasladados al manicomio.

"Obviamente (pasa) lo que en la jerga carcelaria a veces se conoce como una caída. Esto es la simulación de una patología psiquiátrica grave. Una persona que está con una condena hace un cuadro de símil delirio, grita que se quiere matar, o se pone a hablar con extraterrestres, o qué sé yo, o que no quiere comer… Y a veces es muy difícil discriminar, no hay aparatos para medir el grado de alteración mental. Esta situación se transforma en caótica y generalmente termina en que estos presos pasen al hospital psiquiátrico para su tratamiento. No hay otra alternativa posible hoy por hoy", señaló el director de Salud Mental de ASSE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)