CUESTIONAN LAS TARIFAS

Sindicato pide quitar el IVA a la luz

Propone financiarlo retirando beneficios tributarios a la compra con tarjetas de débito.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El plan UTE Premia fue el factor clave que explica la caída de precios. Foto: D. Borrelli

El sindicato de UTE (AUTE) lanzó una ofensiva, en la que es acompañado por el Pit-Cnt, que apunta a un cambio sustancial de la estructura de las tarifas eléctricas, para lo que propone exonerar de IVA parte del consumo residencial, revisar lo que considera beneficios que tienen los medianos y grandes consumidores y detener lo que cataloga de privatización del parque generador de electricidad. La propuesta fue presentada en el Encuentro Internacional de Trabajadores de la Energía en el que estuvo el presidente de la central sindical, Fernando Pereira, dando su espaldarazo a la propuesta.

Gabriel Soto, presidente del sindicato, dijo a El País que "acá hay un problema de fondo que es la estructura tarifaria porque las familias uruguayas están pagando la energía hoy el doble en pesos y en términos reales que lo que pagan los medianos y grandes consumidores". "Hay una suerte de subsidio indirecto de la tarifa residencial hacia la tarifa de los medianos y grandes consumidores", sostuvo.

Los estudios de AUTE indican que la tarifa residencial representa en promedio el 4% de los ingresos de los hogares pero el porcentaje se eleva a más del 10% en el quintil de menores ingresos. En contraposición, para los medianos y grandes consumidores, según estos cálculos, el porcentaje no pasa de un 0,35%.

El sindicato propone concretamente exonerar de IVA los primeros 200 kilowats de consumo (el promedio es de 230) en el entendido de que ese valor es un umbral mínimo y que es como que fuera un producto de primera necesidad, como la leche (que no está gravada por ese tributo al consumo). Para los sectores de menores ingresos esto implicaría una rebaja del 16% en términos reales. Esto implicaría una renuncia fiscal de US$ 100 millones que el sindicato propone cubrir en parte con la eliminación de las exoneraciónes de dos puntos de IVA para las transacciones electrónicas con tarjeta de débito, lo que reportaría US$ 50 millones. "Hoy por hoy el 28% de la población no accede a esa renuncia fiscal por no tener los medios de débito electrónico. La tarifa eléctrica llega casi al 98% de la población. Si se transfieren esos US$50 millones de renuncia fiscal a la tarifa eléctrica en realidad ese beneficio está llegando a un número muchísimo mayor de hogares uruguayos y en particular no deja afuera a los sectores más vulnerables", explicó Soto.

El sindicato propone subir 10% la tarifa de los grandes consumidores y 5% la de los medianos consumidores. "Si observamos los datos de facturación en energía del 2015, vemos que la venta de energía eléctrica a los Grandes Consumidores representó un 26% y a los medianos consumidores un 18%. Sin embargo, analizada en dólares facturados, la participación relativa pasa a un 17% y 18%, respectivamente. Con nuestra propuesta, la participación relativa pasa a ser de 18% para cada tipo de cliente y aumenta la recaudación unos US$ 37,5 millones", dice la propuesta de AUTE.

El gremio entiende también que debe detenerse ya la expansión del parque generador privado porque no resulta necesaria. "El Estado uruguayo a través de la exoneraciones a la generación privada está dejando cerca de US $200 millones anuales. Fue positivo el cambio en la matriz energética, el pasar a energía renovables. Pero fue negativa la forma en que se hizo porque encareció el sistema, lo hizo más ineficiente. Hoy hay un exceso de 600 megavatios de energía eólica instalada que sobran", entiende Soto.

Críticas de los mandos medios

También el sindicato de los mandos medios de UTE (Aprom) deslizó duras críticas a la política energética en el editorial de su último boletín. "En UTE, casi en secreto se reconoce, una "sobreinversión", pero ahí nos quedamos. Si tuviéramos que sintetizar en pocas palabras esta situación diríamos. El VOLUNTARISMO tiene límites. Se choca contra la realidad", dice

"Gallina de los huevos de oro"

AUTE también entiende que deben revisarse los aportes que hace UTE a Rentas Generales. El año pasado iban a ser originalmente US$460 millones y esa cifra terminó incrementándose en US$170 millones. "Obviamente hay un afán recaudador que va a hacer muchísimo daño al sistema eléctrico nacional. Hoy la UTE es la gallina de los huevos de oro y la estamos matando. Hay congelamiento de las inversiones, hay restricciones en el ingreso de personal pero las redes se expanden 3 o 4% anual todos los años. El consumo aumenta; ¿cómo vamos a hacer frente a ese crecimiento?", preguntó Soto.

Los contratos de compra de energía a privados son criticados por el sindicato. "UTE está obligado a comprarla (la energía eólica) aunque no la necesite. Se llegó a tirar agua sin turbinar porque había que regular la cola de los embalses". dijo Soto. Un documento sindicato de UTE señala que estos compromisos impiden bajar más el Costo de Abastecimiento de la Demanda, aún en los años en que debería ser posible porque hay mucha generación hidroeléctrica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)