Cuestionan a las nuevas autoridades por no recibirlos

Sindicato del INAU pide "pruebas" sobre críticas a una ONG

Una semana después que El País publicara la nota El gobierno se compromete a cerrar la Colonia Berro, en la que la coordinadora de Derechos de los Niños de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), Carolina Bárbara, asegurara que el sindicato del Sirpa "es muy fuerte y ha generado cierta impunidad", los trabajadores salieron al cruce.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Colonia Berro: el gobierno planea el cierre del complejo. Foto: F.Flores.

El Sindicato Único de Trabajadores del Inau (Suinau) aseguró que la acusación "es gravísima" y que piden que presente pruebas. "Son afirmaciones muy peligrosas y que para nada contribuyen a la solución de todos estos temas, por ende es inaceptable que justamente la OMCT sea quien las haga", aseguró el gremio en un comunicado que envió a El País.

Cuestionan a las nuevas autoridades que, pese a "reiterados" pedidos de entrevista, no han respondido —"nos parece por parte de la institución una muy mala señal", dicen— y al gobierno por estar evaluando cerrar la Colonia Berro.

"Sobre la Colonia Berro me dijeron claramente que era una prioridad de la ministra y que se cerrará", había dicho Bárbara a El País.

"Para quienes no estamos dentro de la estructura de la fuerza política que conduce el gobierno, es difícil entender las contradicciones que a todas luces se evidencian por cuanto ponen en tela de juicio las inversiones millonarias recientemente realizadas destinadas a mejorar la infraestructura edilicia del sistema y ahora se anunciaría el cierre de una parte importante del mismo", dice.

Los trabajadores recuerdan que días atrás las aún hoy autoridades de Sirpa cerraron el centro Ceprili "sin otro plan estratégico más allá del traslado de la población atendida y sus funcionarios a otro servicio" y cuentan que el año pasado ellos mismos propusieron el cierre del Hogar Ser, el centro de máxima seguridad de la Colonia Berro y en el que se han dado malos tratos, por los que en octubre del año pasado fueron procesados ocho funcionarios del hogar.

"Nos preguntamos, ¿por qué no se aceptó la propuesta que le hiciéramos llegar hace siete meses, no de un simple cierre, sino de una reconversión de modelo de gestión y atención basada, repetimos, en experiencias ya existentes, exitosas y reconocidas a todo nivel?".

El sindicato recuerda también que "siempre ha denunciado" las pésimas condiciones de trabajo, las condiciones de reclusión, las carencias en infraestructura y la falta que hay de personal.

En la última misión de la OMCT, que tuvo a Bárbara al frente, la organización se llevó una vez más una mala imagen del sistema de responsabilidad penal juvenil, pero a diferencia de las anteriores, esta vez se llevaron varias promesas del gobierno y la sensación de que la nueva directora del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa), Gabriela Fulco, traerá aires de cambio.

Luego de la misión la institución emitió un comunicado en el que vuelve a advertir al país sobre "el uso excesivo de la detención de adolescentes y las pésimas condiciones de detención que encontramos durante nuestra visita son claramente inaceptables en una sociedad democrática".

El documento reclama que la apertura que demostraron las autoridades se traduzca en reformas que hagan "frente a los problemas que perduran desde ya hace mucho tiempo".

Pide también que se garantice que la nueva dirección del Sirpa tendrá un presupuesto adecuado para promover de manera "urgente" los cambios estructurales necesarios y que se aseguren "garantías" contra la tortura y los malos tratos en todos los centros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)