CIERRE

Sindicato de Fanapel: "Juan Lacaze va entrar en una emergencia social"

Los trabajadores se reunieron el lunes y resolvieron solicitar una audiencia con las autoridades del Ministerio de Trabajo, para tratar la situación de la empresa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fanapel. Foto: Archivo El País

El sindicato de la Fábrica Nacional de Papel (Fanapel), ubicada en la localidad de Juan Lacaze (Colonia), se reunió el lunes en asamblea y resolvió solicitar una audiencia con las autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), para tratar la delicada situación que atraviesa la empresa.

En declaraciones al programa De primera mano de Radiocero, el dirigente Marcos Olaverry dijo que "Juan Lacaze va entrar en una emergencia social" en caso de que cierre la empresa, debido a que "uno de los principales motores de la economía se acaba y quedamos 300 compañeros que no tenemos futuro ni mercado laboral para trabajar".

Olaverry señaló que el sindicato propuso volver a trabajar en negociaciones tripartitas, ya que "no podemos aceptar de ninguna manera trabajar bajo el régimen de cuarto intermedio, creemos que va contra la negociación colectiva y lo que ha sido siempre en la historia de Fanapel y sobre todo entre la federación del papel y la empresa".

La asamblea resolvió por unanimidad negociar los pagos por posibles despidos en conjunto a través del sindicato, contrario a la propuesta que la empresa realizó a través de un comunicado, de que se cobraran de forma individual.

El dirigente se mostró molesto porque "la gerencia de Fanapel ha ido buscando que el sindicato se mantenga fuera del régimen de la negociación". El cierre definitivo de la empresa dejaría sin empleo a "260 trabajadores directos y 40 indirectos", explicó el sindicalista.

Olaverry reconoció que "el problema de costos" de la empresa "es real", pero que "ante diferentes alternativas" buscadas por el sindicato, "la fábrica se ha negado a recibirnos, marcando lo que quiere hacer Fanapel: parar la producción y convertirse en importadora de papel".

El trabajador dijo que por "cómo se ha comportado esta gerencia" no ve "posibilidades ciertas de algún avance", y para solucionar el conflicto de la empresa, y consideró que "va a tener que jugar el Poder Ejecutivo y lograr sentar a Fanapel" en la mesa de negociación colectiva.

"Díficil para Sagitario"

En declaraciones al programa De ocho a 10 de radio Uruguay, el alcalde de Juan Lacaze, Dario Brugman, dijo que es "muy difícil" evitar el cierre de Fanapel. "Difícil para Sagitario", agregó.

De todos modos, Brugman aseguró que "se están buscando muchas alternativas" para solucionar la crisis de la empresa", aunque reconoció que "es real la falta de competitividad a raíz del ingreso de productos chinos”.

El alcalde dijo que desde hace un tiempo se trabaja "con mucha reserva" para buscar inversores. “Hay que pensar un régimen de atracción para aquellos emprendimientos nacionales e internacionales, estímulos para las inversiones”, consideró.

El cierre de la empresa

El pasado lunes, un gerente de planta de la fábrica comunicó a los empleados que ya no reabrirá. El ambiente de la asamblea de trabajadores, que se prolongó hasta altas horas de la noche, era de gran preocupación.

De todas formas, el sindicato se aferra a que el gobierno le dijo que la empresa, si bien admite que no hay posibilidades de retomar a mediano plazo la actividad interrumpida en diciembre, no menciona aún la posibilidad de un cierre definitivo. La información surgió de una reunión bipartita que jerarcas del Ministerio de Trabajo mantuvieron ayer con la firma en Montevideo.

Fanapel, propiedad de capitales argentinos, comenzó a enfrentar el año pasado importantes dificultades para colocar el papel que produce en la vecina orilla y también sintió fuertemente la competencia china. La situación le generó una pérdida de 400 mil dólares mensuales.

El gobierno impulsó la creación de una comisión tripartita, que buscó soluciones sin éxito. Incluso UTE ofreció a la empresa rebajarle la tarifa un 25%.

"Y va otra... ahora cierra Fanapel. Competitividad, altos costos y relaciones laborales difíciles siguen complicando a la industria", escribió Washington Corallo, presidente de la Cámara de Industrias, en su cuenta de Twitter.

Juan Lacaze es un bastión del Frente Amplio en Colonia y de hecho es la única alcaldía de la coalición en el departamento. La localidad sufrió mucho el cierre de la textil Agolán (que había sucedido a Campomar y Soulas), y la principal fuente de trabajo que seguía funcionando era Fanapel. La única industria que quedará en pie será Granja Pocha, que emplea a 100 personas. Muchos lacazinos trabajan también en la cercana Montes del Plata.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)