Advierte que puede generalizar un conflicto en el sector

El sindicato de Ecolat espera por el gobierno

El sindicato de Ecolat advirtió que evitará el desmantelamiento de la planta de Nueva Helvecia, hoy cerrada tras el anuncio del grupo peruano Gloria de que abandonará Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Nueva Helvecia hay preocupación por el impacto comercial del cierre. Foto: P. Clavijo

Christian Velázquez, dirigente del sindicato, dijo a El País que si bien "muchas veces la parte legal no nos respalda, vamos a impedir que desmantelen la planta". "¿Qué vamos a esperar, que quede todo pelado? Sabemos que quieren vaciar la empresa", advirtió. La maquinaria, comentó, "es muy valiosa" y está destinada a la fabricación de leche en polvo, larga vida, postres, yogures, manteca y queso.

El sindicato insiste en pedir a los trabajadores que no firmen los despidos a la espera de que el gobierno acerque alguna solución. La empresa no tiene comunicación hoy con el sindicato. "No nos atienden el teléfono", dijo Velázquez.

Ayer el sindicato realizó una asamblea frente a la planta en la que participaron representantes del Pit-Cnt, empleados del comercio de Nueva Helvecia y vecinos. Es que el impacto en la localidad coloniense de un eventual cierre definitivo de Ecolat sería muy fuerte. Los trabajadores de la planta cobraban entre $ 25.000 y $ 30.000 y eran de los mejor pagados de la localidad, explicó Velázquez. "Los trabajadores dejábamos el dinero en el pueblo porque no tenemos capacidad de ahorro", señaló.

Por ahora, las restantes empresas del sector lácteo no han mostrado disposición a tomar personal de Ecolat, algo que el sindicato había pedido.

En la concentración frente a la planta de ayer había unas 300 personas que portaban banderas y que escuchaban temas musicales al lado de la carpa con sindicalistas que hace días está allí instalada.

A unas cuadras al este de allí, en el Club Universal sesionó el Plenario de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea que dejó en claro que si no hay avances en las negociaciones para que la planta vuelva a funcionar se consideraría un paro nacional de 24 horas en toda la industria láctea. También se analizó la posibilidad de que la federación brinde un apoyo económico a los trabajadores que perdieron su empleo. "Hay trabajadores que hacía 20 años que trabajaban en la planta y es lo único que saben hacer", advirtió Velázquez.

Heber Figuerola, directivo de la federación dijo a El País que el sindicato apoya la propuesta del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para que la empresa siga en el país, funcionando con 130 trabajadores en tanto que el resto se acogerían al seguro de paro extendido y recibirían cursos de capacitación. Figuerola fue muy duro con el grupo Gloria. "Es una locura lo que hicieron estos tipos. Se les dieron facilidades tributarias y ni el presidente sabía que se iban. Es un atropello. En Nueva Helvecia esto es algo muy sentido y no tiene que ver con posicionamiento político", enfatizó el sindicalista.

El Sunca (sindicato de la construcción), Untmra (metalúrgicos) y el Plenario Intersindical de Colonia, estuvieron presentes y dejaron su apoyo a los trabajadores de Ecolat. Julián Mesa, en nombre del comercio de Nueva Helvecia, no ocultó su preocupación por la pérdida de fuentes de trabajo. "Nos preocupa el día después del cierre", admitió. "Ecolat es el pulmón empresarial de Nueva Helvecia y golpea mucho" señaló Mesa.

También estuvieron en el encuentro los diputados Daniel Bianchi (colorado) y Óscar Andrade (Frente Amplio) así como la exalcaldesa de Nueva Helvecia María de Lima.

Regulación.

El sindicato se aferra a que el alza reciente de la leche se consolide y brinde otras perspectivas al sector lácteo. Y también pide una mayor regulación al ingreso de multinacionales al sector lácteo. El dirigente Jorge Beschizza, dijo que "las empresas multinacionales deben tener un compromiso con el país y lo que es la industria porque no es cuestión que vengan hoy y mañana se quieran ir". El sindicato quiere reunirse con el presidente electo Tabaré Vázquez para plantearle sus posiciones.

En el sector hay rumores de que Lactalis, la empresa francesa que recientemente compró las queserías de Indulacsa en Salto y Cardona, estaría en conversaciones para comprar no solamente Ecolat sino también una importante firma de San José y alguna otra empresa y de ahí la preocupación sindical. "Hay que defender la industria instalada y que las multinacionales tengan compromisos con la negociación colectiva, con la creación de una cuenca de productores y con sumar valor agregado", consideró Figuerola.

El año empezó mal para la exportación

En enero de este año las exportaciones de lácteos que cayeron en 2014 un 9,2% frente a 2013 se derrumbaron 52,3% frente al mismo mes de 2014 como consecuencia del desplome de los precios (pasaron de US$ 88 millones a US$ 42 millones). En 2014 Venezuela pasó a ser el primer mercado para los lácteos uruguayos, lugar del que desplazó a Brasil que pasó al segundo puesto. Los siguientes destinos son Rusia, China y Argelia. En enero los lácteos representaron el 7,5% de los ingresos por exportaciones de Uruguay.

El sindicato cree que los bajones son "cíclicos"

La federación de sindicatos de la industria láctea no considera que el sector lácteo pase por una situación particularmente complicada y destaca que la leche en polvo ha recuperado 19% de su precio. "La industria es cíclica, no vemos ninguna alerta", dijo el sindicalista Heber Figuerola. "El mercado interno se mantiene porque hay un buen poder adquisitivo y el país está creciendo", comentó.

Si bien hay reestructuras en marcha en el sector, estas se vinculan al crecimiento del sector, considera Figuerola. Un caso es el de la empresa Pili que obtuvo financiamiento por US$ 25 millones para trasladar su planta del centro de la ciudad de Paysandú a otro predio para incrementar su producción de queso para la exportación, mencionó Figuerola aunque reconoció que "el sector tiene que seguir creciendo y mejorando su competitividad". "No hay una receta y hay que trabajar con el aporte de todos", reflexionó.

Algunos actores del mercado advierten que hay pocos mercados para los productos uruguayos y que la venta de quesos está muy concentrada en Venezuela. Ingresar a China se hace difícil por la competencia de Australia y los quesos estadounidenses desplazaron a los uruguayos de México.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)