CRÍTICAS A LA GESTIÓN

Sindicato de Ancap pide cambios en las gerencias de la empresa

Considera que la investigadora es “circo” para “erosionar a un candidato”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fancap reivindica las inversiones porque cree que eran imprescindibles. Foto: F. Ponzetto

El sindicato de Ancap (Fancap) está "muy preocupado" por la actual situación de la empresa, y considera que hace falta una mirada integral sobre su gestión y la remoción de algunos gerentes. Además el sindicato es escéptico respecto a la labor de la comisión investigadora que analiza los últimos años de gestión en la empresa pública, "porque se presta más para un circo que para otra cosa", según dijo a El País el vicepresidente de Fancap, Gerardo Rodríguez. El sindicato no analizó todavía la decisión del directorio de pagar US$ 3,1 millones a la empresa Exor, que le había reclamado al ente por no cumplir su promesa de darle participación en la intermediación de las importaciones de crudo desde Venezuela, por lo que Rodríguez se excusó de opinar sobre el tema.

De todas formas, sí dijo que en Ancap "hay que hacer cambios" para reducir sus pérdidas que "obedecen a múltiples causas". Pidió concretamente remover a los encargados de los negocios de cemento de la empresa pública. "Hace diez años que hay un gobierno progresista y siguen algunos gerentes que querían asociar a Ancap para privatizarla (en 2003). En cemento la gestión ha sido pésima", sostuvo el sindicalista.

El sindicato es escéptico sobre la comisión investigadora. "Quienes la impulsan más que mejorar la gestión quieren erosionar a un posible candidato", señaló Rodríguez, en obvia alusión al hoy vicepresidente, Raúl Sendic, que presidió Ancap.

El sindicato se propone ahora elaborar junto al instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt una propuesta global para mejorar la gestión de la empresa. "Queremos una propuesta que tenga sostén social y de los trabajadores", señaló. Para Fancap es fundamental capitalizar la empresa y mejorar las condiciones de su endeudamiento en cuanto a monedas ( sus obligaciones están fuertemente dolarizadas) y plazos de manera que resulte "abordable".

De todas formas, el sindicato reivindica la política reciente de inversiones de Ancap porque cree que si no se hubiesen hecho, la empresa debería haber cerrado. En particular, reivindica lo hecho por Alcoholes del Uruguay (Alur). Para Rodríguez, la rentabilidad de Alur no debería medirse solamente en términos económicos y tendría que tomar en cuenta lo que ha significado para mejorar los indicadores sociales en el norte del país.

Rodríguez reconoce que las remuneraciones de los 2850 trabajadores de Ancap han mejorado 50% en términos reales en los últimos diez años, pero señaló que ese es el promedio general de mejora de los salarios de los trabajadores uruguayos. Además, aseguró, los salarios representan no más del 3,5% de los ingresos de la empresa, por lo que no puede atribuirse a su nivel la actual situación de fuertes pérdidas del ente.

Silencio.

Ayer no fue posible obtener mayores comentarios del gobierno respecto a la decisión de Ancap de autorizar el pago a Exor. El director oficialista de Ancap, Juan Gómez, se limitó a admitir que la decisión del Directorio existe y que fue tomada por razones que fueron explicadas en el Parlamento (los servicios jurídicos de Ancap señalaron en la comisión parlamentaria que el pago debía realizarse para evitar un juicio que el ente no podía ganar).

El País intentó, sin éxito, obtener comentarios del presidente de Ancap, José Coya. Exor había sido presentada a Ancap por el dirigente frenteamplista Alejandro Steineck.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)