LIBROS Y ARCHIVOS PATRIMONIALES

Dos siglos de lectura fascinante

Aniversario de la biblioteca con falta de personal y depósitos llenos que exigen mudanza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fachada de la Biblioteca Nacional. Foto: Marcelo Bonjour

El próximo jueves 26 de mayo se festeja el Día Nacional del Libro y el Bicentenario de la Biblioteca Nacional de Uruguay. Por primera vez en la historia de la institución, desde el 4 de mayo de 2015 está a cargo de su dirección una mujer, y también por primera vez tal responsabilidad quedó en manos de una persona titulada en bibliotecología.

Esther Pailós cumplió 40 años en esa profesión y también estudió archivología, aunque no terminó la tesis. Durante 11 años dirigió la biblioteca de la Universidad de Montevideo. A lo largo de 25 años ha trabajado en la Universidad de la República, en el INAU y asesoró al sistema de bibliotecas públicas.

Como consultora independiente aportó los conocimientos de sus 3 posgrados, por ejemplo sobre gestión de documentación digital y de unidades de información, no solo en bibliotecas y archivos sino también en museos. En el exterior dio cursos de posgrado, seminarios y conferencias en Chile, México, Brasil y en universidades del norte argentino.

Carencias.

Desde que está en la dirección de la Biblioteca Nacional constató un problema endémico: falta de personal (hay 110 funcionarios), y de espacio locativo: apenas contando los libros, hay un millón de ejemplares, y varias donaciones que aún no resultaron procesadas. En cuanto a los puestos de trabajo, la actual directora ya firmó alrededor de 10 jubilaciones y dice que hay ausencia de mandos medios.

"Todas las bibliotecas, a pesar de las nuevas tecnologías tienen esos problemas. Pero sí, hace muchos años que este edificio ha quedado chico, sobre todo para los depósitos. En eso estamos trabajando, por ejemplo con el Archivo General de la Nación, para potenciar recursos. Hay posibilidades de crear depósitos fuera de aquí", afirmó Esther Pailós a El País.

Los periódicos del siglo XIX, que están microfilmados y se pasan a PDF para el usuario que lo requiera, conforman un ejemplo de materiales a trasladar desde sus bóvedas actuales a otros depósitos externos a la biblioteca. Lo mismo podría acontecer con los libros de autores uruguayos que está planeado digitalizar.

Seguridad y tecnología.

A pesar de tales carencias hay proyectos que no se detienen.

Hace unos tres meses fueron inaugurados dos modernos ascensores que amplían la accesibilidad de los usuarios y también la seguridad en determinados lugares del edificio, incluido el despacho de la dirección. Hasta ahora había un pequeño ascensor más bien de uso interno y a la Sala Vaz Ferreira solo era posible llegar por escalera.

En materia de seguridad quedó completada la instalación de cámaras de videovigilancia en salas de lectura como la mayor, llamada Artigas, y en corredores y espacios de circulación del público en la planta baja, por donde hay que pasar para tramitar derechos de autor, hacer el depósito legal de las editoriales o asesorarse jurídicamente.

En primera instancia podría pensarse que los hurtos de materiales o las mutilaciones de páginas eran cometidos por estudiantes jóvenes. Pero la verdad es que investigadores y coleccionistas también provocaban daños.

"Es casi imposible tener los suficientes vigilantes para preservar el valiosísimo material que custodiamos. Pero además, su presencia, caminando, es molesta. El proyecto inicial está terminado, aunque eso no quiere decir que después que pase un tiempo y hagamos una evaluación de los resultados no convengamos en que hay que agregar o cambiar de lugar algunas cámaras", explicó Esther Pailós a El País.

La reestructura de plataformas también quedó en marcha, como ser con un catálogo de autores uruguayos en la web o respuestas por correo electrónico y redes sociales. Y se han digitalizado 150.000 fotos en convenio con la Facultad de Ingeniería, las cuales estarán a disposición en línea.

"Eso se hizo a efectos de su preservación pero ahora queremos ponerlas en valor y que todo el mundo tenga acceso desde cualquier parte del país", comentó Esther Pailós.

Otro objetivo declarado es modernizar la gestión e impulsar una nueva ley del depósito legal de editoriales nacionales, que cada vez aportan más cantidad de títulos. A la par se apuesta a atacar el ostracismo, por ejemplo a través de visitas para adultos, como las realizadas durante el Día del Patrimonio o la Noche de los Museos.

Licitación.

En el edificio, además de las salas de lectura, hay otras tres de caracter cultural. Una es la ya mencionada Vaz Ferreira, que posee 400 butacas, gran acústica para espectáculos musicales, y cuyo destino quedaría definido por una licitación pública.

"La intención es integrar la Vaz Ferreira al circuito de salas de Montevideo. Se hizo el foyer a nuevo y se invirtió en la iluminación. Eso no quiere decir que no necesite un equipamiento nuevo. Y para ir a más en su utilización, en forma mejor organizada, es necesaria una reestructura de gestión y un equipo con más gente ", indicó Pailos.

Las otras dos salas de la Biblioteca Nacional son la Maestro Julio Castro, con capacidad para 150 personas y la Acuña de Figueroa, para 50, de uso interno. Otra espacio especial, de encuentros, no destinado a conferencias y eventos o préstamo de materiales propios, es la José Pedro Varela.

Los poetas y músicos coronarán la festividad

El próximo jueves 26 de mayo comenzará la celebración del Bicentenario de la Biblioteca Nacional de Uruguay a las 11:30 horas, en la Sala Maestro Julio Castro. Será un acto oficial exclusivo para autoridades y medios de comunicación.

En esa instancia se presentará el sello y la moneda conmemorativos, emitidos respectivamente por el Correo Uruguayo y el Banco Central.

A las 14:00 horas, la Cámara Uruguaya del Libro, a través del proyecto "Cuento contigo, para vivir la lectura", organizará una concentración en la entrada a la biblioteca. Después la gente marchará por 18 de Julio "regalando lecturas" hasta llegar a la explanada de la Intendencia de Montevideo en donde estará montada la Feria del Libro Infantil y Juvenil. A las 17:30, también en la Sala Maestro Julio Castro, la Academia Nacional de Letras hará entrega del "Premio Día del Libro".

A las 18:00, en la explanada de la biblioteca habrá un espectáculo musical, con entrada libre, en un escenario montado especialmente, que tendrá por escenografía a la fachada de la institución. Cantarán Maia Castro, Martín Buscaglia y sus Bochamakers y La Ventolera. También anuncian performances de diversos poetas.

Del Quijote a la sátira política y la caricatura

Entre otros eventos celebratorios del Bicentario, en la Sala José Pedro Varela de la Biblioteca Nacional será presentada la historia de la catalogación de la institución.

El sábado 28 y el domingo 29 de mayo llegará al Sodre una nueva edición de Montevideo Comics.

La Biblioteca Nacional hará un importante aporte a dicho festival con un stand en donde podrá apreciarse una exposición denominada "La política y los políticos del último tercio del siglo XIX a través de los periódicos de caricaturas".

Las publicaciones de las que se tomaron las reproducciones son: La Ortiga (1870-1874; 1876-1877); La Chancleta (1878); Caras y Caretas (1890-1897); La Mosca (1892-1916); El Negro Timoteo (1876-1877; 1895-1899; 1901); La Alborada (1896; 1898-1902); La Fusta (1900); The Monigoty (1903).

Todos los diarios y revistas, con excepción de La Alborada, fueron ediciones de sátira política en donde la caricatura ocupa un lugar central.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)