REGASIFICADORA

"Siempre se supo que Argentina financiaba"

El primer gobierno del presidente Tabaré Vázquez siempre tuvo claro que la obra de la planta regasificadora de Puntas de Sayago, un proyecto hoy frustrado, iba a ser financiado por Uruguay y Argentina, y que la escala de producción sería aumentada paulatinamente porque luego del consumo local el resto sería adquirido por el vecino país.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente de Gas Sayago no confirmó cuándo se retomará la construcción.

Esta es la conclusión que sacaron los miembros de la comisión investigadora de Diputados sobre la regasificadora luego de escuchar un informe del expresidente de UTE hasta 2010 Beno Ruchansky, quien ayer se presentó en el Parlamento.

Según participantes de la reunión, el testimonio de Ruchansky ratificó que esta era una "obra binacional" y que por tanto la participación argentina como coinversor era "indispensable para la viabilidad del negocio". Los diputados interpretaron entonces que sin Argentina, este proyecto comenzó a desbarrancarse ya en 2010, cuando cambió el gobierno.

Ruchansky utilizó en la comisión la expresión "compartir la obra", explicaron los informantes, para dejar en claro que la obra iba a ser financiada por ambos países platenses. Además indicó que se compartiría la inversión y también los resultados de la planta regasificadora, lo cual hacía "viable" el negocio.

El extitular de UTE informó a los legisladores que fue Argentina quien planteó la dimensión productiva de la planta, pensada para diez millones de metros cúbicos. Con el gasoducto ya construido en Uruguay con capacidad para seis millones, se pensaba que esa cantidad podría ser comprada por Argentina, dejando el resto para el consumo doméstico.

Según Ruchansky "el consumo uruguayo no es suficiente para la viabilidad del negocio".

En noviembre pasado la Cámara de Representantes votó, por 50 votos a favor contra 49 en contra, crear la investigadora parlamentaria para indagar sobre la fallida construcción de la planta en Puntas de Sayago, a pedido del diputado del Partido Nacional Pablo Abdala.

Para habilitar la instancia fue clave el voto del entonces diputado del Frente Amplio Gonzalo Mujica, y también el apoyo que dio el legislador de Unidad Popular Eduardo Rubio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)