GIRA PRESIDENCIAL

Una siembra que se hace hoy para el largo plazo

El titular de Zonamérica, veterano de muchas giras presidenciales, las ve fundamentales para el país.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Orlando Dovat. Foto: Quatromanos

Empezó a participar de delegaciones empresariales al exterior que acompañaban a gobernantes durante la administración del blanco Luis Alberto Lacalle Herrera. Desde 1990 a la fecha acompañó a todos los presidentes en sus misiones oficiales. Juntó unas cuantas millas y varias anécdotas. El presidente de la Cámara de Zonas Francas, y número uno de Zonamerica, Orlando Dovat, es uno de los empresarios con más experiencia en giras presidenciales en busca de nuevos negocios para el país. Ahora forma parte de la delegación que acompaña al presidente de la República, Tabaré Vázquez, en la visita a Alemania, Finlandia y Rusia.

Para él, este tipo de eventos internacionales son muy importantes y sirven para posicionar al Uruguay en el mundo. Para Dovat, estas misiones lejos de ser turismo empresarial, son una gran inversión a largo plazo para que lleguen al país nuevos emprendimientos extranjeros.

"Tengo una larga experiencia en este tipo de misiones internacionales. Sé que no vengo a ver éxitos constatables en forma inmediata como para que llegue a Montevideo y poder explicar cuántos negocios cerramos, o cuántas importaciones se generaron. Eso seria una forma muy simplista de ver esto", comentó Dovat en una entrevista con El País.

El principal ejecutivo de Zonamerica explicó que lo que se pretende —y en esa postura también está el gobierno uruguayo—es ir generando un ambiente positivo y de contactos para tener una relación fluida con empresarios del más alto nivel en el mediano y corto plazo. Por eso destacó que al retornar al país hay una gran tarea a emprender para mantener vivos los contactos y trabajar para seguir avanzando.

"En las primeras misiones que hicimos íbamos al otro día a comprar el diario local pensando que era tan importante la visita de un presidente uruguayo que iba a estar en los diarios locales en primera plana. Y nos encontrábamos que no aparecíamos en ningún lado. En ese momento me llamaba mucho la atención. Hoy tengo muy claro que estas actividades buscan ganar experiencia, conocer gente, intercambiar información", dijo. Considera que es muy importante que aparezca la iniciativa gubernamental de organizarlas. "Hay que salir al mundo", agregó.

En ese sentido destacó el trabajo que hace "Uruguay XXI" en profesionalizar las misiones internacionales. "Estas cosas a largo plazo rinden mucho. Yo entiendo que pueda parecer que es turismo empresarial. Pero no lo es. Muy lejos está de serlo. Quien dice eso se equivoca mucho. Hay que salir y presentar al Uruguay en el mundo. Porque a largo plazo todo esto rinde. A largo plazo se empiezan a ver los resultados. Son inversiones a largo plazo. A tres, cinco o 10 años. No se sabe bien cuándo van a surtir efecto. Uno normalmente invita a la contraparte a ir a Uruguay y por educación dicen que sí. Alguno irá pero vamos viendo que la recepción de Uruguay es muy buena. Uruguay tiene que seguir capitalizando todo esto, porque somos tan pocos y podemos hacer tan poca presión que hay que trabajar muy duro y es casi una tarea de hormiga", explicó Dovat.

La imagen uruguaya "se ve más positiva de lo que la vemos nosotros", explicó. En su opinión, esto se debe a que a nivel internacional se manejan cuatro o cinco parámetros básicos en los que Uruguay se ubica muy bien como son la seguridad y las reglas de juego claras.

De todas formas, el empresario considera que a la hora de comenzar a concretar negocios, el país tiene grandes debilidades en materia de información y planificación y mercado interno y externo. Aún así, Dovat hizo hincapié en que este tipo de actividades son muy útiles para afianzar las relaciones entre empresarios, gobernantes y sindicalistas. "Al final de cuentas somos todos seres humanos y podemos charlar, hacernos amigos, disfrutar un vino y hablar de cosas comunes, de todas las cosas que nos unen", reflexionó Dovat

Finlandia debe mirar más allá de los árboles

Las mayores expectativas vinculadas a la visita de la delegación que encabeza el presidente Tabaré Vázquez a Finlandia se relacionan con las reuniones que mantendrán los distintos funcionarios con UPM, que analiza instalar en Uruguay una segunda planta de fabricación de pasta de celulosa. Pero Dovat cree que se tiene que aprovechar la buena imagen que tiene la pastera en el país para atraer otros sectores empresariales al país.

"UPM es la apertura a nuevos contactos, creemos que pueden salir muchas cosas. Tengo mucho entusiasmo con empezar y digo empezar porque no creo que ya concretemos negocios puntuales a vincularnos con otras empresas finlandesas y quien dice que en el futuro no haya dos o tres empresas finlandesas instaladas en Uruguay haciendo negocios muy importantes", dijo el presidente de ZonaAmérica.

Por eso considera importante instalar el concepto de Uruguay como un país tecnológico. "Tenemos materia gris, tenemos recursos humanos, y experiencia. Hay que presentar a Uruguay de esa forma. Los finlandeses se deben imaginar que en Uruguay somos todo árboles. Arboles y nada mas que arboles. Seguramente ven árboles, ven papel ,ven celulosa. Eso hay que cambiarlo y complementarlo con el área tecnológica. Es un lindo desafío que nos puede traer grandes resultados", agregó

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)