AUTO DE PROCESAMIENTO

Sicario que agredió a Bordes dijo que lo contrataron a través de "un sobre"

El hombre, conocido como "Chuky", dijo ante la Justicia que fue contactado por una persona desconocida a través de un sobre que le dejaron en su casa y que el arma que llevó a la oficina del abogado penalista era de juguete.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gustavo Bordes. Foto: archivo El País

El sicario contratado para asustar al abogado Gustavo Bordes, dijo a la Justicia que recibió en su casa un sobre amarillo que contenía "un encargo de un desconocido" en el que le pedían "asustar" al profesional. 

El sobre contenía una nota en la que le ofrecían $ 50.000 para efectuar la tarea y, en caso de aceptar, tenía que dejar el sobre abajo de una piedra cercana a su casa. 

El sicario aseguró que tanto el profesional como la persona que realizaba el pedido eran desconocidos para él. 

Dos días después, Chucky -alias por el que se conoce al sicario- recibió en su casa un nuevo sobre con la información del profesional, su foto y una suma de $ 25.000 como adelanto. 

El arma

Chucky explicó ante la Justicia que el arma utilizada en el hecho era un símil de juguete, parecido a un revólver calibre 22 que fue adquirido en "un cante", donde también consiguió la peluca rubia que usó en el momento del ataque. 

El sicario reconoció ante el Tribunal que apretó el gatillo del arma cuando
apuntaba hacia el pecho del abogado, "y como forma de eludir el reproche agregó 'pero obvio que no iba a salir -el disparo- porque el arma era de juguete'”, según indica el auto.

"Le quería dar un susto", repitió y además explicó que al no lograr el fin perseguido recibió un concepto del saldo la suma de $ 15.000 y no la cantidad acordada.

El hecho

El incidente ocurrió el mes pasado, cuando un hombre disfrazado de mujer se presentó en el estudio de Bordes ubicado en Ciudad Vieja y redujo a su secretaria.

Primero gatilló el arma que llevaba y luego le pegó un culatazo en la cabeza. El abogado quedó sangrando en el piso y en estado de shock.

Bordes dijo luego a la Policía que el día antes del ataque, el agresor concurrió a su oficina a plantear un caso de un presunto familiar preso en Rivera.

Le explicaron que el estudio no tomaban ese tipo de casos y el hombre se fue. Pero regresó un día después armado, disfrazado de mujer y dispuesto a matar a Bordes.

En ámbitos judiciales, el ataque sufrido por Bordes generó preocupación e inseguridad. Abogados penalistas señalaron que el incidente se suma al homicidio de la alguacil de San José, Susana Odriozola, al asesinato de la exesposa del fiscal de Corte, Jorge Díaz, en el marco de una rapiña y al crimen de una testigo que declaró en un juzgado penal haber visto un ajuste de cuentas por drogas luego de un cumpleaños.

Si no puede ver el auto de procesamiento completo haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)