GONZALO CIVILA

"Sería una traición perder las mayorías parlamentarias"

El diputado socialista asumió la coordinación de bancada del Frente Amplio hace pocos días y su trabajo se enfocará en el mejoramiento de las relaciones entre la fuerza política y el gobierno de Vázquez, ya que reconoce que a veces “ha faltado diálogo”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gonzalo Civila. Foto: Darwin Borrelli

El legislador consideró que el rol de la bancada no es el de hacer un “seguidismo” a lo que diga el Poder Ejecutivo y tampoco pasa por “hacer un culto de las discrepancias”. Uno de los temas que más le preocupa es el mantenimiento de las mayorías parlamentarias, las que entiende que se deben cuidar “tanto como el agua”.

—¿Qué prioridades tiene como coordinador de la bancada del Frente Amplio?

—Lo primero que voy a priorizar es la relación con el gobierno y el funcionamiento de la propia coordinación, propiciar que sea un ámbito donde efectivamente se resuelva la orientación de la bancada y que esas resoluciones se cumplan producto de procesos de discusión profundos y fraternos. Creo que desde hace bastante tiempo el Frente tiene problemas para garantizar su unidad de acción y tampoco simplifico atribuyendo esos problemas a los compañeros que han tomado decisiones distintas a lo que la bancada resolvió.

—Aparecieron los llamados diputados rebeldes y ahora Gonzalo Mujica dice que se puede ir del Frente ¿Cómo se ve esto?

—Más allá de todas las idas y vueltas en la Rendición logramos garantizar la unidad de acción (...) Creo que todos los diputados del Frente somos rebeldes porque una fuerza de izquierda sin rebeldía no camina para ningún lado.

—¿Preocupa la posible pérdida de las mayorías parlamentarias en la Cámara Baja?

—Creo que me preocupa cualquier situación que comprometa el resultado electoral, porque fuimos a una elección en que la ciudadanía decidió no solo que Tabaré Vázquez fuera presidente y Raúl Sendic vice, sino que decidió que el Frente tuviera mayoría parlamentaria. Fue un tema muy discutido en la campaña y fundamentamos con mucha fuerza que el Frente tuviera mayorías parlamentarias, así que sería una traición a nuestra base social y electoral perder las mayorías parlamentarias, porque la gente decidió eso (...) Que la gente ratifique esas mayorías por tercera vez, sea por poco o por mucho, y que de un día para el otro esa mayoría parlamentaria no exista me preocupa; no por una persona en particular sino por un compromiso político que asumimos. No juzgo las decisiones de los compañeros sobre su posicionamiento político en un tema tan sensible como el de pertenencia a la fuerza política, creo que deberíamos abordarlo entre nosotros y no a través de titulares de prensa.

¿La traición a la que hace referencia es de parte de Gonzalo Mujica?

—Yo no califico una decisión que no existe para mí. Leí una nota de prensa, tendremos que darnos espacio para conversar con Gonzalo. Yo lo que digo es que el Frente no puede desoír algo tan fuerte como la decisión de la ciudadanía de otorgarle la mayoría parlamentara por tercera vez y es una responsabilidad que tenemos todos nosotros de cuidar como el agua esto que hemos conquistado.

—Hablaba de la relación con el Poder Ejecutivo ¿Falta diálogo?

—En circunstancias anteriores ha faltado, desde que soy coordinador de bancada todos los canales que quise abrir, en términos generales funcionaron y hay receptividad. Creo que conversando se puede arreglar. En algunas situaciones faltó mejor diálogo.

—En el tema de las libertades anticipadas se acuerda en la Torre Ejecutiva un proyecto de ley, se envía al Parlamento y después se encuentra resistencias en la propia bancada.

—Evidentemente tenemos esa situación que todavía no está resuelta, estamos intercambiando sobre el punto, es porque la fuerza política no discutió el tema suficientemente. El Frente somos todos, también el Frente tuvo una etapa compleja de transición después de la salida de la presidenta anterior, de Mónica (Xavier), sin una referencia muy clara. Tenemos diferencias que conviven dentro del Frente.

—¿La política de seguridad es uno de esos temas en los que no hay acuerdo?

—Sí es uno y el caso de la política económica y de inserción internacional es otro.

— El diputado Alejandro Sánchez dijo que la bancada no está para decirle amén a Vázquez, Pablo González señaló que no le importa si Vázquez queda mal parado por lo de las libertades anticipadas ¿Comparte esa visión?

—Comparto que el rol en una fuerza política no es hacer seguidismo de posiciones de tal o cual compañero porque sí, por más importante que sea ese compañero. Creo que sí tenemos que trabajar por el respaldo al gobierno que se construye generando opinión, aportando ideas y a veces también discrepando pero desde una lógica de fraternidad o construcción colectiva. Tampoco hacer culto a la discrepancia por la discrepancia. (...) Debe haber un respaldo inteligente, un compromiso inteligente con el gobierno.

—El Frente dijo que lo que pasó en Brasil fue un "golpe de Estado" ¿Cómo se ve este acercamiento entre Vázquez y su par Michel Temer?

—Hay dos cosas diferentes. Yo soy un firme convencido de que Temer está usurpando un lugar que no le corresponde y eso en términos institucionales es un golpe de Estado parlamentario, ya que se apeló a una figura constitucional sin méritos (...) El otro capítulo tiene que ver con el relacionamiento institucional que tiene Uruguay con los otros países del mundo y no le podemos a pedir a nuestro gobierno que deje de relacionarse con quienes administran hoy las decisiones del Estado de Brasil, que es el país con mayor peso relativo en América Latina. Si yo hubiera tenido que tomar determinadas decisiones capaz que no serían idénticas a las de nuestro presidente pero son formas de pararse y comprendo perfectamente la necesidad que tiene Uruguay de mantener un vínculo con Brasil.

—¿Cómo observa el ultimátum que le dieron a Venezuela los países del Mercosur?

—Los países en los que han ascendido gobiernos de derecha, de carácter neoliberal, están tratando de imponer sus reglas dentro del Mercosur aún contra la institucionalidad (...) Hay una debilidad de Venezuela en normas, pero la amenaza de Brasil, Argentina y Paraguay no solo contra Venezuela, sino contra Uruguay, constituye algo muy grave.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)